Asuntos Internos desafectó a un efectivo tras las escandalosas fotos en el móvil policial

Por las fotos que se sacaron Traico y Demetrio, un oficial principal de la bonaerense fue desafectado de la fuerza.

El Eco

Tras los hechos que tomaron estado público donde se podía observar a dos personas de apellido Traico posando en un móvil policial perteneciente a la comisaría Segunda, un efectivo de esa fuerza, responsable de aquel móvil, quedó desafectado.

La determinación la tomó Asuntos Internos de La Plata, tras comprobar que el oficial principal Sebastián Godoy era quien estaba prestando y a cargo del móvil en el momento en que se produjeron las fotos que luego se viralizaron por la red social Facebook.

Godoy había llegado a Tandil procedente de Mar del Plata hace un año, vinculándose a la comisaría Segunda lugar del que quedó desafectado por violación del decreto reglamentario 1050/09, reglamento de la Ley de Policía 13.892, que en su artículo 133 manifiesta que “la desafectación del servicio prevista en la Ley de Personal, es una medida cautelar dispuesta en el marco de actuaciones sumariales e investigaciones sumariales administrativas por el auditor general de Asuntos Internos, de oficio o a petición de la autoridad con potestad de resolución en actuaciones administrativas, cuando se den los supuestos previstos en el artículo 19 de la Ley de Personal. La adopción de esta medida se efectuará mediante resolución fundada”.

De esta manera se cierra, al menos en la faz administrativa, una broma realizada por los integrantes de la comunidad gitana que terminó costándole el trabajo a quien tenía a su cargo el patrullero.

Bronca

Como suele ocurrir últimamente, las redes sociales fueron el sitio donde las fotos de los Traico arriba de un móvil policial patente AB145YU perteneciente a la comisaría Segunda, se viralizaron en pocos minutos. Claro que en esta ocasión no resultó ser algo divertido, sino todo lo contrario, ya que quienes difundieron las imágenes son aquellas personas que se vieron estafadas por parte de las personas citadas que se dedican a la compraventa de autos. Muchas de esas transacciones se abonaron pero nunca el vehículo fue entregado, en otras la operatoria se llevó a cabo pero la unidad entregada presentaba diversos problemas mecánicos de los que nunca se hacen cargo.

El fastidio fue tan grande que originó que el jefe de la Distrital, Rubén Frassi, saliera por los medios a dar las explicaciones pertinentes que en la jornada de ayer tuvieron su corolario con la desafectación del oficial principal Godoy.

El hecho

Según lo que la propia policía pudo reconstruir, uno de los implicados es Daniel Traico, acusado por mucha gente de estafar con la venta de autos tanto en Tandil como en la zona. El restante, vive en la ciudad vecina de Rauch, se apellida Demetrio, y hasta aquel lugar viajó una comitiva policial, en el mismo móvil donde se retrataron, para tomarle declaración en la noche del pasado jueves sobre lo sucedido.

Por lo expresado a este Diario, la responsabilidad recae en Godoy, quien reemplazaba a otro efectivo cuando se ausentaba de su puesto en la comisaría Segunda. Precisamente las famosas fotos se registraron en uno de los reemplazos en el momento que el mencionado policía concurrió a la casa de la familia gitana a disfrutar de un asado.

Por su parte, Traico declaró en la comisaría Segunda y con los testimonios recabados se le dio intervención a la UFI a cargo del doctor Damián Borean.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario