Cayó el autor del robo a una óptica, luego de cortarse con la vidriera y acudir al Hospital

Delincuentes rompieron la reja y el cristal del local ubicado en Yrigoyen y Sarmiento.

El Eco

En la madrugada de ayer, la Optica Crespo, ubicada en la esquina de Yrigoyen y Sarmiento, fue blanco de un robo.

Delincuentes rompieron la reja que cubría el ventanal y luego el vidrio, y se alzaron con una computadora y mercadería. La rotura del ventanal provocó un corte en uno de los malvivientes porque en el lugar quedaron restos de sangre. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del comercio, elemento fundamental para que la policía lograra esclareserlo.

Horas después, personal de la Seccional Primera identificó a Carlos Fabián Bung como el autor del hecho, quien fue notificado de la formación de la causa y quedó en libertad.

Los efectivos dieron con Bung gracias a las imágenes de las cámaras del comercio y tras algunas averiguaciones, establecieron que después del robo, llevó el botín a su casa y fue al Hospital para que le curaran los cortes que se provocó con la vidriera.

Poco después, la fiscalía ordenó un allanamiento en la casa de Bung, ubicada en José Martí 407, donde secuestró una computadora marca Pcbox que pertenecía a la óptica, ropa de vestir, un alicate y dos barretas.

El testimonio

En diálogo con El Eco de Tandil, la propietaria del local, Estela Crespo, relató que alrededor de las 5.50 de la madrugada recibió un llamado de la empresa de la alarma para notificarla de lo sucedido. Contó que en la óptica cuentan con cámaras de seguridad, así que rápidamente tomó su celular para mirar las imágenes y efectivamente constató que estaba roto el vidrio.

Al llegar al lugar, detalló que ya se encontraba allí la policía, y observaron que en la vidriera había sangre.

“Rompieron la reja, la cortaron, se tomaron su tiempo porque supongo que habrán tardado al menos cuarenta minutos. Después rompieron el vidrio, supongo que con la misma pinza, y el delincuente se metió con la cabeza y el brazo a sacar una computadora que teníamos muy cerquita de la ventana. Tiraron todos los anteojos, rompieron todo y se escaparon corriendo por Yrigoyen”, afirmó la comerciante.

La propietaria del local, Estela Crespo, detalló que es el segundo robo que sufren desde que abrieron las puertas al público.

Una vez más

La damnificada informó que “es el segundo robo que sufrimos. El primero fue al año más o menos de haber abierto, pero esa vez entraron por la puerta y robaron mucho más. Ahora ya tenemos rejas. Lo que pasa es que en esta esquina no hay cámaras del Municipio y evidentemente no andaba nadie a esa hora porque nadie vio ni hizo nada”.

Consultada por el botín, Crespo aclaró que todavía no había podido sentarse a ver qué era lo que le faltaba porque había estado toda la mañana con la policía.

“Todavía no valuamos la pérdida. Se llevaron la computadora, ahora tengo que ver si funciona la torre donde estaba ubicada. Los anteojos estaban todos rotos, rayados, no sé si falta alguno, porque no pudimos hacer nada hasta que no se fuera la Policía Científica, así que recién ahora estamos empezando a sacar vidrios y a ver qué es lo que está roto y qué es lo que falta”, aseguró.

Finalmente, confirmó que ya habían radicado la respectiva denuncia en la Seccional Primera y en la compañía de seguro, y también le acercaron a la policía las imágenes registradas por las cámaras de seguridad del local.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario