Cuatro ladrones asaltaron una panadería, rompieron las cámaras de seguridad y robaron un auto

La panadería Jengibre volvió a ser el blanco de un robo a mano armada ayer en horas de la madrugada.

El Eco

Por segunda vez en pocos meses la panadería Jengibre, situada en Mitre y Santamarina, fue el blanco de un robo a mano armada. Cuatro delincuentes ingresaron en horas de la madrugada y tras encañonar a un ocasional cliente y las empleadas, sustrajeron dinero, celulares, un auto y rompieron todas las cámaras de seguridad.

Daniel Martínez, el dueño del comercio, contó que ayer alrededor de la 1.15 cuatro ladrones ingresaron al local, uno de ellos con un arma de fuego con la cual encañonó y redujo a un remisero que estaba comprando en el negocio para luego sustraer el dinero de la caja registradora, alrededor de 3500 pesos.

En ese momento había dos empleadas atendiendo el comercio pero a ellas no les apuntaron con el arma, sino que simplemente tomaron el dinero de la caja, les sacaron sus celulares y el dinero que llevaban encima, a ellas y el remisero.

Las cámaras

Cuando se estaban yendo, rompieron todas las cámaras de seguridad y se llevaron el DVR de la grabación de las mismas, por lo cual no quedó ningún registro de imágenes que permitan esclarecer el ilícito.

“Gracias a Dios a las empleadas no le hicieron nada, no la pasaron mal porque en ningún momento les faltaron el respeto. Al que amenazaron con un revólver fue al remisero que estaba adentro del negocio y lo tiraron al piso. A las chicas nunca las amenazaron, directamente agarraron la plata de la caja y se la llevaron, estaban muy tranquilos”, aseguró en diálogo con El Eco de Tandil.

En tanto, contó que “una de las chicas que está embarazada de dos meses le dijo que estaba embarazada y uno de ellos le dijo ‘yo también tengo a mi señora embarazada así que quédate tranquila que no te vamos a hacer nada’”.
“Lo más preocupante es que nosotros estamos abiertos de noche cumpliendo una función en la ciudad de tener abierto para la gente que trabaja. A la noche te vas de viaje y a las tres de la mañana no tenés dónde ir a comprar o cuando volvés de viaje entrás al negocio nuestro a comprar algo para comer”, indicó.

Y agregó que “hay gente que cuestiona que nuestro negocio esté abierto porque hay mujeres, pero hay cámaras de seguridad y pagamos los impuestos como cualquiera, y lo que menos pensás es que te van a robar”.

El comercio fue víctima de cuatro ilícitos en los últimos meses, dos hurtos y dos asaltos, contando este último. El primer asalto fue en septiembre del año pasado y el propietario del local recordó que en esa oportunidad “actuó la policía al toque porque tenía la grabación de las cámaras, ahora se llevaron los equipos”.

Los ladrones actuaron a cara descubierta y suponen que tres de ellos eran menores porque uno de ellos le dijo a sus compañeros “con ustedes tres no pasa nada pero yo estoy hasta las manos, vamos a romper las cámaras”.

“Espero que tomen medidas. La Policía anda, es de primera, la otra vez en 15 minutos estaba resuelto, recuperaron el dinero, todo”, afirmó.

Los ladrones se dieron a la fuga en el auto del remisero, el cual chocaron y apareció horas más tarde abandonado.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario