CASO ROMANELA

D’Angelo se negó a declarar y seguirá detenido por el homicidio de Romanela

El Eco

Tal como reza el protocolo procesal, ayer Sebastián D’Angelo fue trasladado por efectivos desde los calabozos de la Seccional Primera a la sede judicial, donde fue sometido a la declaración indagatoria por el delito que se le endilga: Homicidio culposo agravado.

Como se informó, el acusado fue detenido en las últimas horas por resolución del juez de Garantías, quien, entre otros argumentos, alegó al riesgo procesal frente a las actitudes asumidas por el sospechoso tras el siniestro vial fatal, más su condición de chapista que, eventualmente, podía haber alterado la prueba, léase el auto de su propiedad involucrado en aquella temeraria maniobra.

Horas previas al mediodía de ayer, entonces, D’Angelo fue trasladado a la sede judicial, donde el fiscal Gustavo Morey lo notificó de la imputación en su contra y abrió el interrogatorio, ante lo cual, por consejo de la abogada defensora del implicado, Florencia Alaniz, se acogió al derecho que le asiste de no declarar. Sin más, D’Angelo fue regresado a la comisaría, donde permanecerá hasta nuevo aviso procesal. Por lo pronto seguirá detenido, al aguardo del avance que tenga la apelación que impondrá la defensa respecto a la eximición de prisión.

Repercusiones

Sobre la noticia judicial, el abogado de la familia de Romanela Ruiz Sánchez, Juan Pablo Bertucci, habló con El Eco Multimedios tras la detención de D’Angelo el jueves.
El acusado de conducir el automóvil contra el que impactó la joven el pasado 6 de mayo en Marconi y Roca fue detenido por orden del juez de Garantías José Alberto Moragas bajo la carátula “Homicidio culposo agravado”.
Si bien aún se espera el resultado de una pericia de ADN, realizada en base al cotejo de las muestras de sangre halladas en el Volkswagen Bora gris implicado en el siniestro y la muestra extraída al imputado, las autoridades judiciales consideraron que las pruebas existentes son suficientes para determinar la detención de Sebastián D’Angelo.
“Hay que ver si la defensa pide la excarcelación, es posible que lo haga. Me reuní con la familia para explicarles la situación. Malvina Sáenz Valiente, la madre, fue el motor de la investigación y los reclamos. Esta detención es un placebo porque Romanela no vuelve más, pero el fiscal actuó bien, hizo bien las cosas. La familia lo comprendió y ahora se encuentran conformes con el accionar de la Justicia, después de todo lo que pasó”, señaló el letrado.
Es preciso señalar que luego del hecho, en Tandil se efectuaron movilizaciones para pedir por el esclarecimiento del trágico suceso y la investigación dio lugar a numerosas conjeturas, máxime considerando las maniobras de entorpecimiento que ejecutó el acusado.

La pena que prevé el Código Penal va de los tres a los seis años de prisión. El delito es excarcelable, razón por la cual el imputado puede esperar el juicio en libertad.
De acuerdo al abogado querellante, “es discrecional del juez, si considera y entiende que no hay peligro de fuga, le otorgará la excarcelación.” Caso contrario, la Justicia dictará la prisión preventiva, que en muchos casos ha sido invocada por los jueces y fiscales con menos elementos de los que obran en esta causa.

Para decidir esto, el juez tiene un plazo de 15 días prorrogables a 15 más. Cumplido el plazo, determinará la liberación o prisión del imputado hasta tanto se celebre el juicio y se emita una condena o se dicte la absolución.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario