Delincuentes desvalijaron una casaquinta aprovechando la ausencia de su propietario

Estado en que quedó la puerta de ingreso que los delincuentes violentaron para perpetrar el cuantioso robo.

El Eco

En la noche del pasado martes delincuentes, aprovechando la ausencia de su morador, desvalijaron una casa quinta situada en Vigil al 3182. Para llegar al lugar cortaron un alambre perimetral, golpearon a dos perros que había en el lugar y tras no poder ingresar por una ventana, los malvivientes destrozaron una puerta y se alzaron con una importante cantidad de cosas como electrodomésticos, ropa y calzado deportivo, distintas prendas de uso cotidiano, perfumes, bolsos, mochilas, morral y la suma de 19 mil pesos.

Resultó damnificado el reconocido deportista Rodolfo Valerio, quien al retornar a su hogar se encontró con el desolador panorama, por lo que dio rápido aviso a la policía, concurriendo a la mencionada dirección efectivos de la comisaría Cuarta por corresponderle jurisdicción, dependencia donde quedó radicada la denuncia.

En diálogo con El Eco de Tandil, Valerio contó que “me fui alrededor de las 20 a cenar a la casa de un amigo y retorné a la 1 de la madrugada. Es una casaquinta y cuando enfoqué la camioneta estaban los perros cerca del portón, como llorando. Como había una bolsa de basura rota pensé que era por eso ya que siempre los reto, pero al terminar de abrir el portón veo que la puerta de la casa estaba rota, con vidrios tirados y pedazos en el piso”.

Especificó que “al entrar estaba todo revuelto y faltaban cosas, por lo que enseguida llamé a la policía. Se nota que quisieron forzar una ventana y al no poder patearon y destruyeron la puerta”.

Faltante

La víctima detalló todo lo que los delincuentes le llevaron. Indicó que “me robaron dos televisores LED de 42’’, un equipo de música, DVD, dos relojes, perfumes, ropa como jeans, buzos, zapatillas, botines de fútbol, ropa deportiva de Santamarina que tenía un montón, dinero, cuchillos que tenía un montón para hacer los asados y para comer.

También me robaron una linterna que usa la policía, las grandes que usaba para ir a pescar. Lo primero que hice cuando vi la puerta destruida fue intentar agarrar la linterna que siempre la dejo arriba de la mesa y no estaba”.

Dentro de las cosas que le quitaron, Rodolfo Valerio busca recuperar un teléfono que si bien no usa, tiene almacenadas muchas cosas de un incalculable valor sentimental. Al respecto sostuvo que “se llevaron del placard de la habitación un celular en donde tengo muchas fotos guardadas de mi mamá, que ya no la tengo, y junto a ella en distintas situaciones. Le dije a la policía que se fijaran si hacen algún allanamiento que por favor busquen ese teléfono, el resto lo iré recuperando de a poco, pero el celular es lo que más quiero recuperar”.

En cuanto al dinero que le sustrajeron detalló que “tenía 15 mil pesos en el cajón de la mesa de luz y además otros 4 mil en el bolsillo de una campera de abrigo que había usado para ir a comprar algunas cosas que me estaban faltando. Como no me gustó nada de lo que quería, la compra no la hice y esa plata quedó en el bolsillo del abrigo”.

Remarcó que “cuando vino mi papá recorrimos el terreno y encontramos un par de botines que perdieron cuando escaparon. Parece que me tenían marcado porque yo no tengo horarios fijos, voy y vengo permanentemente a mi casa, además pasa mi papá o mis hermanos de manera constante”.

Seguridad

Detalló que “no tengo alarma en la casa, hay dos perros que están sueltos y fueron golpeados, quedando uno rengo. Había muchas piedras de gran porte tiradas por lo que les han pegado con eso. Le rompieron el alambre al vecino y por la parte posterior a mí para meterse en el terreno. Lamentablemente nadie escuchó nada”.

Destacó el trabajo de la policía ya que “fui muy bien atendido, ahora hay que aguardar que surja algún allanamiento. Ante esta situación voy a tomar mayores medidas de seguridad”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario