Delincuentes rompieron un alambrado y se llevaron una moto del interior de una casa

En la madrugada del pasado martes se produjo un nuevo robo en la ciudad, en esta oportunidad en el domicilio de Los Ombúes 704, donde los delincuentes tras cortar un alambre se llevaron una moto de 200 cc que estaba estacionada en la galería de la casa.

Federico Sánchez Chopa, propietario del lugar, recibió a El Eco de Tandil para narrar lo acontecido y buscar poder recuperar lo que le robaron.

Contó que “esto aconteció en la madrugada del 26, estábamos mirando una película con mi mujer, yo me acosté a las 2 y ella a las 3 porque se quedó en la computadora. Me levanté a las 8 para ir a trabajar y en esas cinco horas desde que mi señora se fue a dormir, me cortaron el cerco con una tijera para cortar alambre, rompieron la rafia que está colocada, entraron y se llevaron la moto que estaba al lado de la puerta con el volante trabado”.

Agregó que “estas personas parece que la tienen muy clara para destrabar un volante y sacar una moto. Pero además nunca me imaginé que algo así pudiera pasar. Le hice seguro contra terceros, y no le puse contra robo, porque cuando hablamos con mi mujer el uso era para llevar a mis hijas a inglés, a la escuela o a gimnasia y regresar. Esa era la idea. No usarla cotidianamente y no dejarla en el centro. De haber sabido que podía llegar a pasar, estando estacionada al lado de la casa, hubiera hecho un seguro contra robo”.

web_MOTO

Sánchez Chopa se volcó también a difundir lo que sufrió en las redes sociales para buscar poder recuperar una moto cuyo préstamo está pagando. “Me costó 61.500 pesos puesta en la calle, pero la compré con un crédito del Banco Provincia que voy a terminar pagando 90 mil pesos. Recién voy por la tercera cuota de 48, es decir me quedan 45 cuotas más para pagar un bien de uso que no voy a estar usando, si es que no la encuentro”.

El damnificado que en los próximos días comenzará a trabajar en el área de Bromatología del Municipio, en reemplazo de Omar Olivera que se jubila, detalló que “es una moto marca Bajaj, modelo Rouser NS 200. En Tandil se vendieron tres de color amarillo, incluyendo la mía. Fue el único faltante que tuve ya que también estaba la bicicleta que Papá Noel le trajo a una de mis hijas y no la tocaron, al igual que el tractor para cortar pasto, sillas o un metegol. Todo lo que no se llevaron ahora lo puse adentro de la casa”.

Remarcó que “tengo alarma colocada y sensores en la casa. Pero al cortar el alambre y venir por el patio, sin entrar ya que la moto estaba en la galería, no se activó nada. Parecen que esta gente se arriesga a todo, nunca me imaginé que me iba a pasar una situación así, sino hubiera tomado recaudos”.

Segunda vez

Recordó que hace un tiempo atrás también sufrió otro robo. “Es la segunda vez que entran a robar, la primera fue en marzo cuando vino el Indio, en 2016. Terminó ese fin de semana largo, y el martes justo pasaba en el colectivo para el Campus y veo la puerta-ventana abierta. Me habían robado el tractor y una serie de herramientas”.

Especificó que “aparentemente hicieron un viaje y cuando volvieron se llevaron el tractor atado con una soga a una moto. Esa situación la vio un vecino, a unas seis cuadras de mi casa, que justo estaba saliendo para trabajar a las 4 de la mañana. Los corrió con la camioneta por lo que abandonaron el tractor y se dieron a la fuga. El tractor para cortar pasto que tengo lo recuperó un vecino, en tanto las herramientas nunca más las encontré”.

Redes
sociales

Aprovechó para agradecer la repercusión que tuvo en las redes sociales la búsqueda de la moto. “Mucha gente se comunicó conmigo ya que la publicación tuvo un impacto muy importante en la ciudad. Quiero agradecer a la ciudadanía dado que hay gente a la que le preocupa el prójimo y eso está bueno. He recorrido mucho la ciudad para ver si podía llegar a verla, por ahora no tuve suerte. La particularidad es que es una moto bastante llamativa y no creo que la estén usando en este momento”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario