Delincuentes se alzaron con cuantioso botín de una vivienda en construcción del barrio Cedro Azul

El frente de la vivienda ubicada en cercanías a la intersección de Chapaleofú y Cuba que fue blanco de un cuantioso robo este jueves por la tarde.

El Eco

Un cuantioso robo ocurrió el jueves a la tarde en una vivienda en construcción ubicada a escasos metros de la intersección de Cuba y Chapaleofú, en el barrio Cedro Azul. Delincuentes ingresaron a la propiedad por una de las ventanas de la planta alta en momentos en que su morador, Mauricio Cristófaro, se encontraba fuera. Una vez en el interior, causaron gran desorden y se alzaron con distintos elementos de valor, entre ellos, un equipo de parapente.

En diálogo con El Eco de Tandil, el damnificado brindó detalles de lo sucedido, consternado porque es el segundo atraco que sufre en la casa que él mismo se está construyendo con mucho esfuerzo.

“Alrededor de las 16 de ayer (por el jueves) llegué a mi casa y me encontré con todo revuelto. Habían ingresado por una de las ventanas y me robaron de todo: una cocina y un horno eléctricos, una cámara GoPro, ropa, hasta el shampoo y un equipo de vuelo de parapente, que a ellos no les sirve y son cosas carísimas”, lamentó.

Igualmente, aclaró que no sabía con exactitud qué fue lo que le robaron. “No sé bien qué se llevaron porque cada vez me doy cuenta que me faltan más cosas. Sí una campera, calzado, el horno y la cocina eléctricos. También me sacaron la calefacción porque se robaron un radiador de agua que iba a poner, todo nuevo, estaba en bolsa prácticamente para colocar porque estoy en obra. La casa la estoy haciendo, pero no me la dejan hacer”, expresó Cristófaro.

“Y, lo del parapente, fue robar por robar porque tiene que ser un piloto porque otra persona no lo puede manejar. Es un equipo completo con paracaídas marca Sol Atmus”, precisó.

 

El testimonio de un vecino

Según relató el damnificado, un vecino le comentó que vio a dos hombres que se bajaban de una moto en su casa y comenzaron a cargar cosas, pero pensó que él también estaba con ellos.

“Un vecino me dijo que a las 14.30 vio a dos muchachos en una moto acá. Se bajaron, después volvió uno con cosas y se quedó esperando, y el otro seguía sacando cosas hasta que se fueron. Mi vecino pensó que andaba yo también acá, pero se confundió. No sé”, afirmó.

Cristófaro contó luego que vive allí desde el 4 de diciembre pasado, pero antes de mudarse ya le habían “reventado” el container que tiene en el patio. “Esa vez también me robaron muchísimas cosas de valor y no logré recuperar nada”, lamentó.

 

“No hice la denuncia”

Finalmente, detalló que no había realizado la denuncia policial porque en anteriores oportunidades la hizo y nunca logró nada. “Me tienen a mí a las vueltas y a la gente no la buscan, así que no la hice. Ni los llamé, nada”, dijo.

Aún abatido por lo sucedido, expresó: “Trato de hacer algo lindo, con ganas, a mi gusto, y la gente no me deja progresar, y soy un trabajador, un laburante igual que ellos. Va, no sé, quizás ellos se dedican solo a robar. Yo qué sé… A mí me cuesta todo lo que hago y lo hago solo, que no pago mano de obra. Todo hago solo y a paso de hormiga. Hace dos años y medio que estoy metiéndole y no me dejan terminar”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario