Delincuentes se llevan notebook de una casa aprovechando la ausencia de sus moradores

Dardo Entraigas contó el robo sufrido en su domicilio, en el momento en que junto a su familia se habían ido a realizar mandados.

El Eco

En la jornada de ayer se registró un nuevo robo a una propiedad, en esta oportunidad en el domicilio de Roca 1029, aprovechando los delincuentes la ausencia momentánea de sus moradores.

Todo se desencadenó a mitad de la tarde y el modo de ingreso fue previo saltar una reja, forzaron una ventana que da a la calle. Una vez dentro de la casa se dedicaron a revolver los distintos ambientes en busca de dinero y finalmente huyeron del lugar llevándose dos notebook y algunos celulares que la familia no estaba usando.

El propietario del lugar, Dardo Entraigas, contó que “ocurrió en el momento que junto al resto de la familia salimos a realizar unas compras. Nos fuimos del domicilio a las 16 y retornamos a las 17.30”.

Detalló que “entré el auto y nos encontramos con que en el interior de la casa estaba todo revuelto. El modo de ingreso se dio por el frente de la casa, por una ventana que patearon tras saltar la reja. Con el golpe que le dieron rompieron el marco y pudieron meterse”.

Entraigas dijo que “es la primera vez que me sucede algo así, desde 1998 que vivo en este lugar y nunca nos había pasado nada, además de ser un barrio muy tranquilo en donde no se han registrado robos”.

En cuanto a lo que le sustrajeron detalló que “se llevaron dos notebook y unos teléfonos celulares viejos que había y no usábamos”.

“Es una cuadra tranquila”

El damnificado aseveró que “enseguida llamé a la policía cuando me encontré con el desorden y llegaron de inmediato efectivos de la comisaría Segunda, donde iré a radicar la denuncia porque tengo seguro. La policía respondió muy bien”.

Pese a contar la casa con rejas en su perímetro y persianas de madera, la inseguridad por la que le tocó pasar hace pensar a la familia en buscar más elementos para intentar estar un poco más protegidos. “No hay en la casa alarma, analizaremos si colocamos una o si nos inclinamos por cámaras de seguridad. Tengo tres hijos y el mayor que tiene 6 años fue el primero que entró, vio todo y terminó asustándose. Por suerte al grupo familiar no le pasó nada, entiendo que lo sucedido fue algo al voleo, ya que repito es una cuadra muy tranquila”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario