Delincuentes se llevaron 60 mil pesos de un centro de estética y salud

Delincuentes perpetraron un robo en el centro de estética ubicado en Yrigoyen 1302. Entre otras cosas se llevaron 60 mil pesos.

El Eco

Un importante robo se registró en el interior del centro de estética y salud Verte Bien, situado en Yrigoyen 1302, aprovechando los delincuentes que tras un día largo de trabajo su propietaria, Rocío Alzú, junto a una secretaria salieron del lugar a comprar comida para cenar.

Fue en ese instante que los malvivientes se metieron por una ventana, que da una terraza lindera con la parte posterior de la propiedad y en cuestión de pocos minutos se llevaron un LED de 42’’, una notbook, un celular donde tenía todos los contactos del trabajo y 60 mil pesos.

La damnificada Rocío Alzú relató a este Diario que “desde hace un año y siete meses que tengo un centro de estética y salud donde hago varios tratamientos. El pasado jueves por la noche habíamos terminado el día laboral y junto con mi secretaria salimos a comprar algo para comer, fue de 20.30 a 21 aproximadamente”.

“Al regresar -continuó- tenía que entregar un equipo de depilación definitiva y cuando llegaba al local me estaba esperando el dueño del equipo. Ingresamos juntos y enseguida vi que había cosas tiradas”.

En cuanto a lo que le llevaron detalló que “cuando me fui para la cocina donde suelo tener el dinero me encontré con que se alzaron con todo lo recaudado, más plata de mi sueldo, siendo en total unos 60 mil pesos. También sustrajeron un televisor de 42’’, una computadora notbook, el monitor de una PC de escritorio, el teléfono del trabajo y dejaron tirado en el piso un minicomponente que desistieron o no pudieron llevárselo”.

Según pudo constatar con los efectivos policiales que acudieron al lugar “los delincuentes entraron por la terraza que está en la parte de atrás de la propiedad. Teníamos todo cerrado, y desde el lugar mencionado abrieron una ventana para acceder a la parte interna de la casa”.

Detalló que “no tengo seguro, ni alarma. Como estoy todo el día en este lugar me confié”. En cuanto al dinero especificó que “es la suma de todo, porque trabajo en Las Flores, Rauch y otras ciudades, además de Tandil. Sería el dinero de unos 15 días de trabajo el que se llevaron y no lo tenía oculto. Como vamos y venimos la plata estaba en la cocina y al alcance de los delincuentes”.

“Mucha amargura”

Sobre el hecho de inseguridad sufrido dijo que “me genera mucha amargura, la situación está complicada y a mí particularmente haber sufrido un robo de este tipo hace que todo me cueste más. Hoy todos estamos con deudas, tengo gente a la que le tengo que pagar y además en el dinero que se llevaron había una parte mía”.

Indicó que “se sabe que hay inseguridad y siempre habrá, pero cuando uno pasa por algo así te genera mucha bronca porque todo cuesta, a mí nadie me regaló nada, trabajo todos los días y la gente que viene a atenderse conmigo sabe cómo soy”.

Remarcó que “estimo que ingresaron más de dos porque el televisor era grande como para cargarlo una sola persona junto al resto de las cosas”.

Si bien no tiene sospechas de nadie en particular contó que “me llamó la atención que la semana vinieron dos mujeres, en diferentes horarios, el mismo día y me preguntaron por un geriátrico que está cerca. Pasó un tiempo, estaba con una clienta y veo que se asoma una mujer por la ventana de la puerta principal y al verme se fue. Ante esa situación salí para saber qué necesitaba y me volvió a preguntar por un geriátrico. Esa situación me pareció rara y la comenté con las chicas que estaban. El jueves por la noche nos roban, no sé si fue de casualidad o porque nos venían vigilando. Es la primera vez que me pasa algo de este tipo en un barrio que es muy tranquilo”.

Recuperar la PC

Alzú indicó que “lo único que me interesaría recuperar sería la netbook porque tengo archivadas cosas del estudio y del trabajo de muchos años. Eso es lo que más lamento haber perdido y anhelo que me la devuelvan o la dejen en Yrigoyen 1302. La plata sé que no la voy a recuperar y el resto de las cosas menos, porque muy pocas veces las pueden encontrar. Pese a la bronca e impotencia que genera una situación de este tipo, tenemos que agradecer que no estábamos al momento de registrarse el robo”. El hecho fue denunciado el pasado jueves por la noche en la comisaría Segunda por corresponder jurisdicción.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario