Dos condenados por varios ilícitos

En un reciente juicio abreviado, el TOC 1 resolvió condenar al reincidente por quinta vez Néstor Ricardo Betancur, a la pena de cinco años y nueve meses de prisión, como autor penalmente responsable de los delitos de “Robo agravado por el uso de arma” y “Tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil”, hechos cometidos los días 15 y el 20 de octubre de 2016 respectivamente.

Al decir del fallo, se acreditó que el 15 de octubre de 2016, cerca de las 18.20, Néstor Ricardo Betancur ingresó al comercio dedicado al rubro pañalera, sito en calle Darragueira 2154, donde simuló ser cliente del lugar e hizo diversos pedidos a la propietaria del comercio y quien se encontraba atendiéndolo, hasta que el resto de los clientes allí presentes se retiraron del local. Cuando se encontró a solas con la damnificada, el imputado se dirigió hacia ella, sacó de entre sus prendas un cuchillo tipo “tramontina” de color verde, el cual le esgrimió a fin de intimidarla, diciéndole “en realidad esto es un asalto”.

En ese momento, tomó a la mujer de sus ropas, la hizo agachar atrás del mostrador y le exigió la entrega del dinero de la recaudación del comercio y de su teléfono celular. De esta forma, venció todo tipo de resistencia que la nombrada pudiera oponerle y fue así que ésta le entregó a la suma aproximada de 1500 pesos de recaudación y el mismo le sustrajo también su teléfono celular. Previo a retirarse del local, el mencionado obligó a la víctima contra su voluntad a ingresar y permanecer en el baño del lugar hasta que se fuera, para lo cual le profirió amenazas al decirle “quedate ahí hasta que me vaya… si gritás, te pego un tiro” (sic). Así, el imputado se apoderó del botín y se dio a la fuga.

Otro caso

Asimismo, se encuentra acreditado que el 20 de octubre de 2016, alrededor de las 12.30, el acusado ingresó al domicilio de calle Newton 1688, para una vez allí apoderarse de tres pantalones y una campera símil cuero de color azul.

Otro más

También se dio por probado que ese mismo día, unas horas más tarde, a las 15.15 aproximadamente, en el interior de las instalaciones del Banco de la Nación Argentina, sito en las la esquina de Rodríguez y Pinto, el señalado detentó la tenencia ilegal de un arma de fuego, tipo carabina, calibre 22, careciendo de la autorización legal para ello.

Un condenado más

Bajo la misma modalidad de juicio abreviado, se resolvió la condena de otro imputado de ilícitos varios.
Al decir del fallo, se acreditó que el 25 de julio de 2016, alrededor de las 17, al menos Nicolás José María Vega ingresó al domicilio de calle Maritorena 349, previo a escalar el portón de ingreso vehicular. Una vez dentro del predio, para ingresar a la vivienda forzó los postigos de la ventana, violentando las bisagras y el mecanismo de cierre, y ya dentro de la casa se apoderó de un bidet; siete hojas de ventanas con sus vidrios y un lavatorio de manos color blanco; objetos que fueron arrancados de manera violenta del lugar donde estaban colocados.

Rezó en el veredicto que el apoderamiento no pudo perfeccionarse en virtud de que el mencionado Vega en el momento que estaba trasladando los elementos sustraídos, fue visto por dos vecinos los cuales sin perjuicio de haber dado aviso a la policía, lo retuvieron hasta tanto llegaran los efectivos policiales.

Asimismo se probó que el mencionado el 26 de octubre de 2016, en el lapso comprendido entre las 10.30 y las 11, se robó una motocicleta que se encontraba estacionada en el hall de entrada del CIC (centro complementario del barrio La Movediza). También se le endilgó que momentos antes de las 6.50 del 28 de junio de 2016, ingresó sin violencia a un departamento del complejo de propiedad horizontal sito en calle Pellegrini 1236, donde intentó apoderarse de objetos de la moradora, sin poder consumar el ilícito por la activación del sistema de alarmas de la finca, ante lo cual Vega salió del departamento y abandonó el complejo, previo a escalar el muro medianero de aproximadamente 3,10 metros de altura.

También a Vega se le imputó que el 27 de enero, junto a un cómplice, ingresó al patio delantero del inmueble sito en calle Azucena al 400, sin la autorización del propietario. A la vez, se le acreditó que el 9 de septiembre de ese año a las 14.30 en el domicilio de calle Los Tulipanes 2197 se hizo presente y previo exhibir a un menor de edad un arma de fuego tipo revólver se apoderó de una motocicleta de la madre del chico.

También Vega fue sindicado junto a Alexis Gracia como los responsables de otro robo domiciliario

Así, se acordó una condena para Nicolás José María Vega de cuatro años y ocho meses de prisión.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario