En medio de un clima tenso, marcharon pidiendo justicia por Romanela

El Eco

Tal como estaba previsto, este jueves a las 18 se congregaron en Marconi y Roca familiares y amigos de Romanela Ruiz Sánchez, la joven atropellada el pasado domingo.

Luego de casi tres días de incertidumbre, en la tarde de este miércoles la policía pudo ubicar el vehículo que habría participado del hecho, pero aún no hay ninguna persona imputada por el trágico accidente.

La columna de gente comenzó a avanzar hacia la sede de la fiscalía pero a mitad de camino decidieron dirigirse directamente al Palacio Municipal. Una vez allí, ingresaron al hall  con pancartas y velas, gritando el nombre de Romanela para reiterar su pedido de justicia. En el lugar fueron recibidos por los funcionarios Tifner, Della Maggiora, Acosta y Teruggi, quienes se pusieron a disposición de la familia.

Seguidamente, procedieron a marchar hacia la Seccional Primera de la Policía Bonaerense. Adentro del edificio se hallaban el Jefe Distrital de Policía Rubén Frassi, y el titular de dicha comisaría, Carlos Yáñez, quienes recibieron a los familiares de la joven fallecida.

Afuera aguardaba la multitud, visiblemente consternada y enfurecida por la situación. Hubo muchos gritos y acusaciones cruzadas, en especial al cordón de efectivos policiales que se encontraban bloqueando la entrada.

En un momento, hubo quienes quisieron avanzar e ingresar por la fuerza a la sede policial, siendo repelidos por el personal de seguridad.

Algunos participantes gritaban su disconformidad con el accionar de la policía y la justicia, acusando de encubrir y garantizar la impunidad del autor del hecho. La hipótesis que manejan algunos de los concurrentes es que la conductora era efectivamente la mujer rubia de la que hablaron los testigos, pero que D’angelo la está encubriendo, por eso el enojo.

Ante la falta de respuestas los ánimos comenzaron a caldearse, llegando inclusive alguien a sugerir prender fuego las instalaciones e ir a la vivienda de Montiel al 600 a increpar a los presuntos culpables. Afortunadamente, no pasó a mayores ni se registraron disturbios.

Malvina Sáenz Valiente, la madre de Romanela, salió 20 minutos después  de la Seccional Primera manifestando que no le habían dado ninguna respuesta. La única información que pudo brindarles la policía es que la fiscalía se halla trabajando en el caso y reuniendo las pruebas necesarias para determinar la responsabilidad de los involucrados..

Antes de abandonar la sede policial, algunas personas pintaron con aerosol la vereda para dejar testimonio de su reclamo.

 

Mañana a las 10 irán a exigir respuestas a la fiscalía y según las declaraciones vertidas, no van a parar hasta obtener la justicia que anhelan.

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario