fbpx La actriz Verónica Fernández denunció a su expareja por violencia y amenazas de muerte – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La actriz Verónica Fernández denunció a su expareja por violencia y amenazas de muerte

La joven artista tandilense mantuvo una relación de varios meses con el periodista Martín Rubinetti y fue víctima de numerosos episodios de violencia verbal y física, que culminaron en una amenaza de muerte con un cuchillo. Hizo la denuncia y se animó a hablar públicamente para romper con la lógica de silencio que suele operar sobre estos hechos.

El Eco

La actriz tandilense Verónica Fernández decidió hacer visibles a través de sus redes sociales, las atroces situaciones de violencia de género que vivió en manos de su expareja, el periodista Martín Rubinetti, quien reside en la ciudad y se ha desempeñado en diferentes medios de comunicación locales y de alcance nacional.

La víctima radicó la denuncia correspondiente en la Comisaría de la Mujer y se le extendió una restricción perimetral y un botón antipánico, mientras la causa penal avanza por las vías usuales.

La escalada de violencia, que incluyó durante alrededor de siete meses insultos, golpes y humillaciones varias, culminó con una amenaza de muerte ocurrida hace un tiempo en un departamento de la calle Roca al 500 en el que ambos vivían. Según declaró Fernández, Rubinetti tomó un cuchillo y amenazó con matarla. Además, se encargó de desarmar su teléfono para impedir que solicitara ayuda y subió el volumen de la música para ahogar los gritos y así evitar que los vecinos los oyeran.

El miedo a hablar 

En diálogo con El Eco Multimedios, la joven relató que mantuvieron una relación  de pareja que duró casi un año  y que promediando el cuarto mes se iniciaron los episodios violentos, que al comienzo era esporádicos pero fueron subiendo en intensidad y repetición, hasta que sucedió lo del cuchillo. A partir de ese gravísimo evento, pudo tomar la decisión de pedir ayuda y salir de ese vínculo tan dañino.

“Después del primer episodio me pidió perdón, me dijo que estaba arrepentido y  yo creía en eso, él tiene una doble vida, porque por otro lado va a las marchas de Ni una menos. Estando enamorada decidí creer en él y quedé atrapada en esa relación violenta”, contó Verónica, visiblemente conmovida.

“Tuve miedo de hacer la denuncia y que no me crean, de que me juzguen. Yo también pensaba por qué las mujeres no se van de esas relaciones, pero el miedo  y la manipulación que ejercen estas personas es tan grande que te quedás paralizada. Cuando decidí hacerlo público tenía miedo de las repercusiones”, confió, y admitió que por su trabajo y exposición mediática temía no ser tomada en serio.

“Me animé a hacerlo y tuve el apoyo de mi familia, amigas, abogados, psicóloga. Para sacar algo bueno de todo esto, pienso que se puede ayudar a otra mujeres, sinceramente quiero que si hay mujeres pasando por esto, que sepan que hay alguien que les puede dar una mano. Sé lo terrible que es y el miedo que da contarlo”, detalló.

La denuncia y el apoyo 

Fernández hizo la denuncia y además recibió el acompañamiento de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual del Municipio.  En su relato, expuso que acudió en varias oportunidades a la Comisaría de la Mujer y que se asesoró en todos los pasos a seguir, porque también tenía miedo de las eventuales represalias que Rubinetti pudiera tomar en su contra. Remarcó que por su actividad profesional, tiene una gran inserción social y en los medios de comunicación.

“La verdad es que el acompañamiento y el apoyo de todas las mujeres que trabajan en la Comisaría y en la Dirección  es increíble, recibí un apoyo que no sabía que existía. También me hablaron por las redes sociales muchas víctimas de violencia en general y chicas que estuvieron con él y pasaron  situaciones similares. Todos se solidarizaron conmigo, por eso estoy movilizada. Muy triste pero también emocionada por el acompañamiento, es gratificante saber que nos podemos ayudar”, expresó.

“Es como si él tuviera dos caras y me fue debilitando, por eso el miedo y la imposibilidad de hablar. Me gustaría que todo pase rápido, pero lo voy a tener que atravesar y espero estar lo más fuerte posible, todavía no me imagino mucho el futuro. Pero sé que hay mujeres que están muy solas y quiero que sepan que se puede buscar ayuda”, cerró la joven artista.

Por denuncias o pedido de auxilio llamar al 101 las 24 horas  o dirigirse a la Comisaría de la Mujer, ubicada en Alem 1073.

El 144 es la línea telefónica gratuita que funciona las 24 horas para hacer consultas y recibir asesoramiento.

El 249 434-3677 (llamadas y whatsapp) es el número de la guardia de asesoramiento diario de la  Dirección de Género.

 

 

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario