Seis motociclistas menores de 25 años fallecieron en Tandil en lo que va de 2018

El Eco

La muerte de Santiago Mayer, acontecida este martes producto del impacto del joven motociclista contra un vehículo, engrosa una triste y larga lista de víctimas fatales por siniestros viales registradas en nuestra ciudad  en lo que va del año.

Durante este periodo de 2018, seis motociclistas menores de 25 años fallecieron en las calles de Tandil.

Falleció el joven que iba en una moto sin casco y chocó contra un auto

La sucesión comenzó el 5 de enero en la zona de la Ruta Provincial 30 y Chapearouge, cuando el conductor de una moto falleció en el acto tras impactar de frente contra una pickup.

El segundo, en tanto, se registró el 6 de enero en la avenida Estrada y Thomas, cuando un joven que circulaba en dirección a Avellaneda cayó y golpeó fuertemente contra el cordón de la esquina tras rozar una camioneta que transitaba en el mismo sentido y que intentaba girar a la derecha.

Las víctimas de ambos episodios, que ocurrieron con escasa diferencia, fueron identificadas como Ismael Fuentes y Nicolás Eduardo Miguel, de 21 y 22 años respectivamente.

El 16 de enero falleció un joven motociclista que había sufrido graves heridas dos días antes, al colisionar con una camioneta en Perón y Uriburu. Juan Manuel Falacar, de 24 años, ingresó al Hospital Santamarina con un traumatismo de cráneo con pronóstico reservado y a pesar de los esfuerzos de los profesionales médicos por salvar su vida, no lo fue posible.

El 14 de abril en Azucena al 1100, entre Formosa y Salta, del barrio La Movediza, un motociclista, Fabián Marcelo Leonardi (20), sufrió graves heridas -que determinaron su deceso antes de llegar al Hospital- al caer en un pozo perteneciente a una obra de desagüe pluvial.

Romanela Aldana Ruiz Sánchez, de 23 años de edad, quien en la noche del  domingo 6 de mayo sufrió un accidente vial cuando circulaba con su motocicleta y fue embestida por un vehículo que posteriormente se dio a la fuga, murió al día siguiente como consecuencia de los golpes recibidos.

En una ciudad con un parque automotor de 70 mil vehículos y gran profusión de motos, es fundamental comenzar a cuestionarse qué está sucediendo para que la cantidad de accidentes fatales que involucran a motociclistas se incrementen. Nunca hay un solo motivo, las razones son múltiples, pero es urgente enfocarse en la prevención como herramienta primaria para que las estadísticas no sigan aumentando.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario