fbpx Sigue siendo grave el estado de salud del conductor del auto del trágico accidente en la Ruta Nacional 3 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sigue siendo grave el estado de salud del conductor del auto del trágico accidente en la Ruta Nacional 3

Juan Manuel Yaquinta está en Terapia Intensiva del Hospital Cuenca Alta de Cañuelas. Por los golpes en su cabeza fue intervenido quirúrgicamente. También tiene un fuerte golpe con un hematoma en un pulmón. Permanece con respiración mecánica. Hoy, a las 11, será inhumado el cuerpo de Fermín Viana.

El Eco

Luego del accidente en el que perdió la vida el tandilense Fermín Viana, quien iba conduciendo el vehículo siniestrado, Juan Manuel Yaquinta, continúa luchando por su vida.

El herido se encuentra alojado en el sector de Terapia Intensiva del Hospital Cuenca Alta de Cañuelas tras ser intervenido quirúrgicamente. Su cuadro clínico es de gravedad, contando con asistencia mecánica respiratoria y debiendo los profesionales de la salud que lo asisten aguardar las próximas horas para conocer cuál es la evolución que presenta.

Como se informó, el accidente se desencadenó en el kilómetro 73 de la Ruta Nacional 3, en cercanías de la estación de servicios, donde por causas que se tratan de establecer chocaron una camioneta marca Volkswagen, modelo Amarok, conducida por Héctor Jorge Alves, oriundo de Cañuelas y un Ford, modelo Mondeo, que guiaba Juan Manuel Yaquinta de 34 años, e iba acompañado por Fermín Viana, ambos de Tandil.

Producto de la colisión, Viana fue despedido del habitáculo y falleció en el acto, en tanto Yaquinta recibió severos  golpes que derivaron en su urgente internación.

Cuando el personal de la comisaría Primera de Cañuelas llegó al lugar se encontró con la Amarok estacionada a mitad de la ruta, en su posición natural, sentido Cañuelas-San Miguel del Monte, con daños en la parte posterior.

En el zanjón lateral estaba el Mondeo con severos daños en el lateral derecho y sobre el boulevar de césped había quedado el cuerpo sin vida de Viana. La causa caratulada como homicidio culposo recayó en la Fiscalía 2 de Cañuelas.

Desde el Hospital de Cañuelas se informó que “el paciente de 34 años está en terapia con los cuidados que se requieren para el caso y no está previsto que se produzca el traslado, en las próximas horas, a algún otro centro de salud de mayor complejidad”.

Estado de salud

Allegado de la familia contó a El Eco de Tandil que “el único parte del día martes se dio a las 12 y señala que el estado de salud de ‘Titi’ es de gravedad, pero se encuentra estable. Tiene un golpe fuerte con un hematoma en un pulmón que lentamente va drenando con los trabajos que los profesionales médicos le realizan a diario. El problema es que corre riesgo que se pueda infectar por lo que resulta lo más grave en este momento”.

Detalló que “está sedado, con respiración mecánica asistida” y añadió que “la operación fue por el golpe grande que tuvo en la cabeza, donde quienes lo atendieron le pudieron hacer todo lo que querían y dentro del complejo panorama salió bien. La presión intracraneal está controlada”.

Por último, indicó que “la familia está acompañándolo y me habilitó a que informe los partes médicos que se van registrando. De todas formas está estable, pero hay que esperar las próximas 48 horas que son fundamentales en este tipo de accidentes y rezar para que mejore y pueda salir adelante.

Velatorio

Gran conmoción en la ciudad causó el deceso de Fermín Viana, teniendo en cuenta que es una familia muy conocida en distintos ámbitos. Los restos comenzaron a ser velados anoche en la sala B de Alessi & Manna, situada en calle Mitre 451, solo para los familiares. Hoy en el horario de 7 a 11 continuará el velatorio donde amigos y allegados  podrán despedir los restos que serán inhumados en el cementerio El Paraíso.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • ¿ A que velocidad venía el Mondeo ?. Sguramente no a 100 kms/hora. Y pensar que a uno lo multan por ir 70 kms. en una auopista (azul olavarria). Lamento la vida de estos chicos, pero a la vida hay que protegerla con prudencia.

Deja un comentario