Sin casco, un motociclista chocó contra un auto, quedó internado en terapia y con estado reservado

La moto de Santiago Mayer impactó contra el auto que conducía Sonia Sosa. El joven de 23 años fue hospitalizado, con traumatismos, y su estado es reservado.

El Eco

Otra vez un joven en moto, sin luces ni casco fue protagonista de un accidente vial. Terminó hospitalizado con un fuerte traumatismo que lo dejó en terapia y pronóstico reservado. Otro siniestro que aumenta las estadísticas del Observatorio Municipal de Seguridad Vial, que tal como informó este Diario el domingo pasado, sobre un total de 40 siniestros registrados desde el 1 de enero al 31 de marzo, 85 personas resultaron con heridas de diversa consideración, en tanto que cuatro de ellas –menores de 25 años- perdieron la vida. Así, la problemática en torno al tránsito sigue en aumento permanente.

Pasadas las 20.30 de ayer una motocicleta que circulaba por avenida Machado en dirección a Balbín impactó contra un vehículo que, desde la misma calle pero en sentido a Colón, doblaba hacia Montiel. El rodado menor, una Rouser de 200 cc con patente KYC189 era conducido por el joven de 23 años identificado como Santiago Mayer, que según los testigos transitaba sin casco y a velocidad considerable. Dato con el que coincidieron las fuentes de la Policía Local, ya que el casco permaneció intacto apostado justo al lado de los móviles implicados, mientras que el muchacho salió despedido cayendo unos cinco metros más adelante. Debió ser trasladado al Hospital Ramón Santamarina, donde tras su revisión se detectó que sufrió un fuerte traumatismo, quedando internado y con pronóstico reservado.

Por otro lado, la existencia de la loma de burro debería haber sido motivo para que reduzca la velocidad, pero el conductor la habría esquivado sin lograr frenar a tiempo.

El fuerte impacto fue sobre el guardabarros derecho del Ford Ka blanco de tres puertas patentado MMD413, dejando su marca en todo ese lateral, astillando el parabrisas y descolocando el faro. El vehículo era conducido por Sonia Sosa, que con luz de giro izquierda encendida, doblaba para transitar la calle Montiel. Sin heridas, la señora dijo que ella iba despacio y “el chico no tenía traía las luces de la moto prendidas”.

Cabe destacar que en esa esquina el cartel informa de la prohibición de girar en “U”, sin embargo nada dice sobre el permiso de doblar hacia la izquierda, tampoco lo veta. Un vacío legal que genera dudas y accidentes de tránsito.

La necesidad de controlar, prevenir y educar, como mencionó el director de Control Urbano Vehicular, Walter Villarruel, se vuelve cada vez más urgente. Con el Observatorio en marcha se busca analizar y monitorear los hechos, causas y accionar con políticas vinculadas a la seguridad vial y a los índices de siniestralidad. En Tandil, pese a considerar que la mayoría de los hechos ocurrió por fallas humanas, dijo que el problema se afronta con trabajo diario pero también con campañas para modificar la cultura vial de los ciudadanos. “Si respetamos las normas, es posible que reduzcamos las posibilidades de tener un accidente”, evaluó en la nota publicada el domingo 13.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario