Sufrió un incendio devastador en su vivienda y perdió sus pertenencias

Entre las seis y las siete de la tarde una vecina se comunicó con ella y le avisó lo que estaba sucediendo en su casa. En ese momento no se encontraba en Tandil, por lo que tomó el primer colectivo que encontró para regresar, por lo que arribó a la ciudad el lunes por la mañana y encontró todo destrozado. “Son muchos años que uno tiene acá depositados. (…) Y perder todo te da una impotencia tremenda”, lamentó la mujer.

Patricia trabaja como enfermera en un centro asistencial y luego de su horario atiende un comercio que tiene junto a su hija, con el objetivo de generar un ingreso extra.

Al parecer, un cortocircuito en los cables de un enchufe del comedor de la casa ocasionó la aparición de las llamas que afectaron dicho ambiente, al igual que parte del baño y la cocina. Afortunadamente el fuego no llegó a las habitaciones, aunque el humo echó a perder toda la ropa, sábanas y frazadas. Según le explicaron al llegar a su casa, los vecinos vieron humo y rompieron las puertas para ingresar y apagar el fuego. En este sentido, valoró inmensamente la colaboración recibida durante el incidente y luego de este: “Se portaron de diez, colaboraron, si no, hubiera llegado a mayores”. Cuando los bomberos llegaron al lugar, el incendio ya había sido sofocado. Seguidamente, los propios vecinos se encargaron de cerrar todo con candados para evitar robos durante la noche.

“Se perdió todo. Es volver a empezar”, señaló con dolor. Entre las pérdidas se encuentra el microondas, la heladera, la alacena, el mueble donde se guarda la vajilla, un portón, ventanas y puertas, por lo que resulta imprescindible la colaboración de la comunidad para obtener nuevamente los artefactos esenciales. En el transcurso del día evaluarán qué se puede rescatar y qué no, aunque por el momento solicitó que no le acerquen alimentos, ya que puede abastecerse de lo que tiene en su despensa. Mañana por la mañana se reunirá con la Secretaría de Desarrollo Social, quienes le brindarán asistencia para la reparación de la vivienda.

“Es muy triste ver tu casa así”, finalizó con congoja, aunque agradecida con el aporte de vecinos y familiares.

Quienes deseen colabora se pueden acercar hasta Los crisantemos 1963 o comunicarse al número de celular 154495763.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario