Tras un fuertísimo choque, un hombre debió ser internado con traumatismo de tórax

Fernando Díaz de 44 años circulaba a muy alta velocidad y tras embestir a otro auto tuvo que ser trasladado al Hospital donde permanece internado.

El Eco

Alrededor de las 15.30 de la lluviosa tarde de ayer un automóvil Volkswagen Gol blanco con patente ERZ 700 que transitaba por la calle Las Malvinas al 1100, embistió violentamente a otro que se encontraba estacionado sobre la mano izquierda de la misma acera, casi en la esquina de Franklin. Tras dar un trompo y quedar en dirección contraria a la que transitaba, el conductor del Gol identificado como Fernando Díaz de 44 años, impactó su cabeza con el parabrisas y quedó atrapado, por lo que debió ser rescatado por Bomberos y luego trasladado al Hospital Santamarina donde quedó en observación tras detectarle traumatismo cerrado de tórax con escoriación en rostro. El accidentado está consciente pero permanecerá internado para más observaciones.

Como se pudo comprobar en el lugar, el Chevrolet Corsa Classic con patente NTP 373 perteneciente a Remis Terminal se encontraba detenido con su chofer adentro, el impacto fue tal que el hombre no pudo distinguir de inmediato de donde apareció el otro vehículo. Nervioso, angustiado y dolorido, el remisero identificado como Lorenzo Álvarez, también recibió atención médica del SAME in situ, sin heridas de gravedad.

Lorenzo Álvarez, conductor del remis que tras el impacto terminó sobre la vereda y derribando el cartel con el nombre de las calles. Sin heridas graves.

El imprudente, de acuerdo a la declaración de los testigos, circulaba a muy alta velocidad por Las Malvinas desde Liniers hacia Primera Junta y perdió el control dando justo en la parte trasera del remís que terminó sobre la vereda y derribando el cartel con el nombre de las calles.

Según contaron los vecinos de la zona, como la calle Franklin está en obras de pavimentación y aun no se puede utilizar, muchos alcanzan gran celeridad sobre esa altura de Las Malvinas, ya que suponen que no tienen que frenar en la esquina, significando un riesgo para los peatones y otros automóviles.

En el lugar del siniestro se hicieron presente unidades de la Comisaría 1ª y Bomberos, que llevaron adelante las tareas correspondientes durante las cuatro horas que requirió el operativo. La zona terminó de liberarse cerca de las 19.30.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario