Tres condenados por la Justicia por un asalto a punta de cuchillo en plena vía pública

Archivo

Antes de arribar a la feria, desde el TOC 1 se ventiló un fallo condenatorio para acusados de un robo a mano armada perpetrado en la vía pública el 7 de febrero de 2017, alrededor de la 1.30. Los imputados resultaron ser Lucas Nahuel Cicopiedi, Leonardo Hassan Martínez Pérez y Luis Angel Lobo, quienes fueron sentenciados a la pena de cinco años de prisión, como autores penalmente responsables del delito de “Robo agravado por el uso de arma y en poblado y en banda”.

Más precisamente se dio por acreditado que los tres acusados, de común acuerdo y respondiendo a un plan de división de tareas, interceptaron en la esquina de calle Tierra del Fuego (continuación de San Martín) y avenida Buzón a dos jóvenes cuando transitaban caminando por la última de las arterias.

Así, Leonardo Hassan Martínez Pérez tomó por atrás del cuello a una de las víctimas al tiempo de que Luis Angel Lobo extraía de entre sus prendas un cuchillo o navaja la que pasó de modo intimidante por el cuello al joven, al tiempo que le exigía la entrega de los celulares y el dinero. Mientras tanto el restante -Lucas Nahuel Cicopiedi-, en la proximidad se ocupó de controlar y sostener a la otra víctima, con lo que se apoderaron de un billete de 50 pesos y dos encendedores, para darse a la fuga con lo sustraído.

Uno de los testimonios escuchados fue el de la oficial de la Policía Local Victoria Paponetti, quien relató que ese día estaba prestando tareas como caminante, en compañía de Yanina Ortiz en la zona de la Terminal de Omnibus, cuando aproximadamente a la hora 1.45, se acercan dos jóvenes quienes refieren que minutos antes habían sido abordados por tres masculinos jóvenes sobre la avenida Buzón y la plazoleta ubicada en la intersección con calle Tierra del Fuego, quienes los habían amenazado con un cuchillo y les habían sustraído pertenencias.

Luego devino el comparendo de las víctimas, quienes dejaron la impresión de testigos creíbles y fiables, y se mostraron sin animosidad alguna hacia los autores, no incorporando apreciaciones subjetivas, por el contrario, se limitaron a los hechos vividos, por lo que con el resto de la prueba de cargo, hubo respaldo suficiente para considerar que sus firmes testimonios resultaron veraces y creíbles, más allá de las versiones en contrario que dieron los detenidos, aludiendo a una pelea previa y que no habían robado elemento alguno.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario