Un herido en un choque sobre la Ruta Nacional 226 y la rotonda de la avenida Falucho

Un nuevo accidente vial se registró durante la jornada de ayer en la ciudad, en esta ocasión en la Ruta Nacional 226 y la rotonda donde desemboca la avenida Falucho. La colisión dejó como saldo una persona de 67 años con golpes en sus extremidades izquierdas y cortes leves producto de la rotura del vidrio de la puerta.

Todo se desencadenó cerca de las 18, y uno de los vehículos involucrados fue un Renault 9, patente AXA 519, conducido por Facundo Vincenti, quien circulaba en dirección Mar del Plata-Tandil.

Al llegar a la rotonda, y por cuestiones que se tratan de establecer, chocó contra el costado izquierdo de un Renault, modelo Clio, patente CVK 215, guiado por Luis Alberto Caro.

Vincenti, en diálogo con El Eco de Tandil, contó que “estaba transitando por la Ruta 226 y como vi que no venía nadie, seguí en dirección a la avenida Espora, como para graficar la situación. El hombre que circulaba por Salceda nunca frenó, ni miró para el costado. Se mandó a la rotonda directo”.

Afirmó que “en el momento que clavé los frenos, fue en ese instante que recién miró, pero ya era tarde y no pude evitar el choque”.

Para medir la fuerza del impacto, cabe señalar que el Renault 9, tras golpear al Clio, hizo un trompo y terminó arriba del cantero, mirando hacia la zona de El Paraíso.

Vincenti detalló que “yo venía solo en el auto. El hombre estaba acompañado por dos mujeres más”.

La rotonda permaneció interrumpida para la circulación vehicular durante varios minutos. Mientras tanto, las fuerzas de seguridad y dos hijas de Caro aguardaban noticias desde el Hospital Municipal sobre las lesiones del trasladado.

Al ser consultadas sobre la situación, contaron que “mi papá tenía golpes en la pierna izquierda y en el brazo algunos cortes que le provocaron los vidrios que se rompieron de la ventanilla. Viajaba con mi mamá y una tía, pero a ellas no les pasó nada”.

Asistencia

De inmediato, los ocasionales automovilistas que circulaban por ese sector de la ciudad, no solo detuvieron su marcha y se bajaron para saber cómo se encontraban cada uno de los conductores, sino que también dieron aviso a la policía. Posteriormente, los uniformados solicitaron una ambulancia del SAME perteneciente al servicio de emergencias del Hospital Ramón Santamarina, lugar donde fue derivado Caro.

Tras los chequeos a los que fue sometido y las curaciones realizadas, Luis Caro recibió el alta médica, retirándose del lugar por sus propios medios.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario