Un joven recibió una golpiza por parte del grupo denominado “Los playeritos”

Un hecho de extremada violencia ocurrió en la madrugada de ayer en el que un joven fue atacado brutalmente por alrededor de doce personas, en la esquina de avenida España y 9 de Julio, a la salida del boliche Glow.
Manuel Ibáñez fue quien por defender a una mujer, recibió una golpiza que le dejó distintas heridas en su párpado izquierdo, boca y cabeza, además de golpes de menor consideración en el resto del cuerpo, sufriendo también el robo de su celular.

El Eco de Tandil dialogó con María José, mamá de la víctima, quien contó lo que su hijo pasó. Dijo que “este grupo que le pegó a Manuel es famoso y conocido como ‘los playeritos’ y el ataque se dio en pleno centro de la ciudad a la salida de Glow”.

Hizo referencia a que “en el lugar no había ninguna clase de policías, ni local y menos bonaerense y luego de la golpiza gente que estaba ahí fue la que llamó a la ambulancia del Hospital Ramón Santamarina para que asistieran a mi hijo”.

El ataque

Según lo que pudo interiorizarse la mamá del damnificado “todo surge cuando Manuel sale con su novia del boliche en compañía de un amigo. Al llegar a la esquina de España y 9 de Julio, había un grupo, que jamás entró al boliche, burlándose de una chica. Mi hijo, como la conocía, les dijo que la dejaran tranquila y ofreció llevarla, defendiéndola de esa incómoda situación. Sin mediar palabras le pegaron una trompada y ahí se le abalanzaron doce chicos contra él y otros tres agarraron al amigo que lo acompañaba que es de contextura física más pequeña”.

Sobre las lesiones sufridas contó que “tiene el párpado izquierdo cortado, el pómulo hinchado, cortes en la boca, el codo con que se cubría de las patadas le quedó muy lastimado, recibió patadas en la cabeza y botellazos, tiene un corte en la mano por el que tuvo que recibir puntos de sutura”.

Tras ser atendido por el servicio de emergencia y derivado al hospital público, fue dado de alta. “Lo que no dijo es que el jugando al rugby tuvo una contusión cerebral, estando internado en terapia intermedia y recibiendo el alta de la neuróloga el 23 de mayo. Del susto por las patadas recibidas en la cabeza, donde se le formó un huevo, no contó en el hospital lo que le había pasado anteriormente”.

Situación
indignante

“Es una situación indignante -dijo-, mañana (por hoy) iré a ver a Atilio Della Maggiora porque pregunté a una mamá que una vez su hijo sufrió el ataque de ‘los playeritos’ y me dijo eso, para saber cuáles son los pasos a seguir en este tipo de casos”.

Añadió que “el grupo está identificado y la policía le dio el apellido de uno de los que lo integra. Lo que no sé si en el lugar hay alguna cámara de seguridad que haya registrado el ataque. Pasé por esa esquina y no vi ninguna cámara, quizás algún negocio vecino tenga como para contar con las imágenes, pero la verdad no sé. Si hay cámaras realmente no las vi”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario