Una familia atrapó a un ladrón tras un hurto en un comercio de Sáenz Peña al 1200

La propietaria del lugar, Gabriela González, contó detalles del hurto sufrido y como atraparon a uno de los delincuentes.

El Eco

En la jornada de ayer un nuevo hecho delictivo se registró en la ciudad, más precisamente en un comercio situado en Sáenz Peña al 1214 que permanecía abierto a la 1.30 de la madrugada.

A la hora señalada y aprovechando un descuido de los damnificados,  ingresaron dos individuos, habituales clientes del lugar, y se dirigieron directamente a la caja registradora para apoderarse del total de la recaudación y darse a la fuga, siendo atrapado, minutos después, uno de los ellos por un integrante de la familia damnificada.

Gabriela González, propietaria del lugar, al ser consultada por El Eco de Tandil detalló que “al ser un negocio familiar, estar en un barrio y vivir en el lugar, tenemos por costumbre cerrar tarde. Anoche pasó que terminamos de atender a la gente que había entrado y nos fuimos para adentro. Al rato escuchamos un ruido por lo que regresamos al local. Miro y no me doy cuenta que se trataba de la caja registradora”.

Según describió, eran “dos los que entraron, ambos clientes que conocen los movimientos. Salieron corriendo y pegué el grito para avisar a mi familia”.

Detalló que “en ese momento salimos con mi hijo a perseguirlos por Sáenz Peña en dirección hacia Pujol, logrando atrapar a uno pero que era el que no tenía el dinero. Se llevaron alrededor de 6 mil pesos”.

Contó que “tenemos por costumbre de cerrar la reja y seguir abiertos porque siempre hay algún vecino que le falta algo. En esta ocasión nos olvidamos de cerrar la reja y de sacar la recaudación”.

Afirmó que “tanto al que agarramos como a quien lo acompañaba los conocemos del barrio”.

Policía

Pese a que uno de sus hijos atrapó a uno de los delincuentes, lejos estuvieron de hacer justicia por mano propia. “No sirve de nada hacerle algo, porque después uno tiene mayores problemas. Nosotros lo agarramos, mi marido y mi otro hijo llamaron a la policía y se lo llevaron”.

Personal de la comisaría Tercera fue la que trabajó en el lugar por razones de jurisdicción y la que terminó aprehendiendo a Juan Manuel Sánchez, interviniendo en la causa caratulada “Hurto infraganti delito” el fiscal de la UFI 22, Luis Piotti.

La damnificada junto a su familia dijo que “los fines de semana es cuando más tenemos abierto y conocen como nos manejamos. Nos confiamos y lo pagamos caro”.

Uniformados ingresan al aprehendido a la Seccional Tercera, sindicado como uno de los ladrones del comercio.

Mucha tristeza

En cuanto a si es la primera vez que sufre un robo, González señaló que “de dinero es la primera vez. En este lugar estamos hace algunos meses y anteriormente ya nos robaron una garrafa y un parlante. Siento mucha tristeza, no se puede trabajar tranquila. El dinero que se llevaron es el que necesitamos para pagar todas las cuentas”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario