A 26 años de su muerte, el PJ rindió un sentido homenaje a Luis María Macaya

Ayer a la mañana, militantes y dirigentes históricos del justicialismo local recordaron a Luis María Macaya, a 26 años de su fallecimiento.

El Eco

A 26 años de su muerte, el Partido Justicialista de Tandil rindió ayer homenaje a Luis María Macaya, peronista tandilense que llegó al cargo de vicegobernador de la provincia de Buenos Aires entre 1987 y 1991.

Su figura fue recordada en ocasión de un nuevo 5 de abril, fecha de su desaparición física cuando se transitaba 1992, año en que se encontraba cumpliendo su mandato de legislador nacional representando a la provincia de Buenos Aires.

El acto se realizó ayer a las 10, en el monumento que lo recuerda, ubicado en Colectora Norte entre Vistalli y Salceda. Estuvo encabezado por el presidente del PJ local, Juan Manuel Carri, y el exdiputado nacional, Roberto Mouillerón.

Participaron además militantes y dirigentes históricos del peronismo, como el exintendente Gino Pizzorno, Juan Mario “Choli” Pedersoli, Sarita Graziano, Miguel Manente, Cesar Trapote, Francisco Lester, Antonio Comiso, Jorge Tenconi, Rubén Sentís, Miriam Iglesias, Corina Alexander, el actual concejal de Unidad Ciudadana, Rogelio Iparraguirre, y Mirta Macaya, entre otros. También se sumó al homenaje el histórico dirigente radical, Hugo Escribano.

Tras agradecer a todos por su presencia, Carri citó al general Juan Domingo Perón, quien decía: “La organización vence al tiempo” y sostuvo que “para que una organización trascienda, necesita hacer memoria”.

Consideró importante entonces “honrar a quienes nos han antecedido y por ello es que hoy estamos presentes conmemorando al compañero Luis María Macaya, de quien cada vez que escuchaba hablar en los medios, era sinónimo de justicialismo en Tandil. Debemos tener una mirada, un recuerdo y un honor por nuestros antecesores”.

Por ello recalcó que “es un acto brillante que hoy estemos conmemorando la figura de quien fuese vicegobernador, senador provincial y diputado nacional, pero por sobre todas las cosas tandilense. Eso es lo que a nosotros nos tiene que llenar de orgullo”.

Por último, el presidente del PJ de Tandil recalcó que “este tipo de actos tienen que ser una costumbre en el partido, esté quién esté presidiéndolo, que tengamos memoria y que levantemos las banderas y la imagen de aquellos que nos han antecedido. Esa es la única forma que considero de construcción”.

Vocación
de servicio

Seguidamente, Mouillerón tomó el micrófono y recordó a Macaya como alguien “con una gran vocación personal en servir a la gente”. Resaltó su trayectoria política y destacó que fue un hombre que “volcó diez años de su vida decididamente a poner de pie al peronismo y a renovarlo, después de aquella derrota del 83”.

Tras un extenso y sentido discurso, el dirigente peronista dialogó con El Eco Multimedios. En la oportunidad, destacó que “es un buen camino que el justicialismo de Tandil, ahora con sus nuevas autoridades, emprenda el recordar a los compañeros que tanto hicieron por el peronismo local”.

Recordó luego que “Luis fue un hombre que ocupó los cargos públicos durante los últimos diez años, aunque su vida política había nacido en Tandil, en cercanías a lo que era el cristianismo, que había empezado a trabajar con muchos jóvenes. Allí, había una suerte de comisión de jóvenes que trabajaba en temas sociales y Luis se había forjado ahí, después se acercó al peronismo y luego llegó a ser senador provincial, diputado nacional, vicegobernador y volvió a ser diputado nacional. En diez años hizo esa violenta carrera ocupando cargos, antes lo había hecho como militante trabajando en toda la provincia”.

Finalmente, sobre su persona, Mouillerón lo recordó como “un hombre absolutamente abierto, que escuchaba a todo el mundo. No se enojaba ni cuando lo querían hacer enojar, era un seductor, una figura que dedicaba cada hora y cada minuto a la vida política, y hacía todos los esfuerzos que fueran necesarios para que el peronismo cambiara algunas actitudes, se democratizara y se abriera mucho más al conjunto de la sociedad. Ese es el ejemplo de Luis”.

Como cierre del sentido homenaje, el presidente del PJ Tandil invitó a Miguel Manente y Jorge Tenconi a colocar una ofrenda floral al pie del monumento que lo recuerda a Macaya, a 26 años de su fallecimiento.

Su trayectoria

Luis María Macaya nació en Tandil en 1946 y se sumó a las filas justicialistas en 1965, durante la proscripción al peronismo. Se graduó de licenciado en sociología en la Universidad del Salvador y durante el gobierno de Héctor J. Cámpora fue asesor de la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia de la Nación.

Entre 1983 y 1985 fue senador por la provincia de Buenos Aires y entre 1985 y 1987 se desempeñó en el cargo de diputado nacional.

Finalmente, luego de desempeñarse en el cargo de vicegobernador de Antonio Cafiero entre 1987 y 1991, volvió a la Cámara alta hasta su fallecimiento, el 5 de abril de 1992.

Durante su vida política dejó un legado imborrable del infatigable trabajo con la gente y junto a la gente, interactuando con los vecinos y organizaciones.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario