Alejandro Ruffa confirmó que será coordinador administrativo en el Ministerio de Salud de la Nación

“La labor incluye un desempeño tanto político como técnico”, reveló Ruffa sobre su nuevo cargo en Nación.

Archivo

El actual director general de Inspección y Habilitaciones, Alejandro Ruffa, recibió sobre fin de año una propuesta concreta por parte de la doctora Sandra Fraifer para sumarse a su equipo de trabajo en la dirección nacional del Ministerio de Salud que ella encabeza. Ruffa contó (confirmando lo adelantado en la edición dominical del Oído Agudo) que luego de varias conversaciones ha analizado la propuesta y los desafíos, aceptando finalmente el cargo.

“Me resultó más que interesante esta oportunidad. Me voy a sumar a partir del 1 de febrero a trabajar en la coordinación administrativa en la dirección que tiene ella”.

La dirección de la doctora Fraifer es el brazo ejecutor de mayor presencia en el territorio nacional que tiene el Ministerio de Salud de la Nación, está ligado al programa de médicos comunitarios y el resto de actividades que se hacen en materia de prevención y promoción. Abarca todo lo relacionado a la atención primaria en salud.

“Es una estructura más que compleja y enorme, entonces hay recursos tanto administrativos, como operativos y personales distribuidos por todo el país”, explicó Ruffa.

“Esto conlleva a la necesidad de trabajar en un refuerzo o reforma administrativa para controlar y manejar el presupuesto”. Para tener referencia, el presupuesto que tiene el área es casi la totalidad de lo que tiene asignado Tandil.

El flamante coordinador administrativo afirmó que desde lo personal también resulta un desafío muy importante. “Estas oportunidades llegan una vez en la vida y hay que aprovecharlas. Estar en una estructura nacional donde todo hay que multiplicarlo por 10, y poder hacer una buena gestión es un lindo desafío”.

Según describió, la labor incluye un desempeño tanto político como técnico. Las decisiones que se tomen en la dirección nacional tienen un brazo ejecutor, operativo y administrativo que es indispensable para que eso resulte, por lo que Ruffa aseguró que tendrá que viajar bastante, recorriendo todos los lugares donde se tomen las medidas políticas y haciendo que las mismas se ejecuten.

Balance y silla vacía

Si bien hay algunos nombres dando vuelta, todavía no está definido quién quedará en su puesto, ya que será el mismo intendente Lunghi quien tenga la palabra final. “Personalmente me encantaría que se pueda continuar con la línea de trabajo, porque el área tiene un equipo muy capacitado, que sin lugar a dudar va a poder seguir con lo que se viene haciendo de manera tan comprometida a lo largo de estos años”, reveló.

“Me voy muy contento con estos dos años de gestión que tuve a cargo”, remarcó Ruffa. Lógicamente, siempre hay cosas pendientes porque es un área en la que todos los días surge algo nuevo para modificar o mejorar. Pero a confiar en sus palabras: “Hay un montón de cuestiones que se van a terminar resolviendo este año. A la reglamentación de la nueva ordenanza de habilitaciones ya la tenemos lista, se ha hecho un trabajo importantísimo con distintos espacios del Municipio en el área de cabañas”. Aunque es un desafío que no está terminado, alega su alegría a que está encaminado.

“Son cosas importantes para la ciudad. Más que positivo el balance que hago de mi paso por la dirección general de Inspección y Habilitaciones”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario