Boltiansky apeló a la memoria para no repetir los errores

Juan Boltiansky, pionero en la lucha por la preservación de las sierras, salió al cruce de las intenciones de reabrir una cantera.

El Eco

“Recuerdo una frase que dice que los pueblos que no tienen memoria repiten siempre sus errores, me extraña mucho que esto se vuelva a repetir, en forma mínima por supuesto, es otra cosa, pero que los poderes y los lobbistas y los directores de Industria, su función es que haya más canteras, más actividad, en la minería, pero de todas maneras el cuero no olvida”.

Así sintetizó la sensación Juan Boltiansky, quien puso el cuerpo décadas pasadas para concientizar primero, y batallar más luego desde un cargo, una banca, en pos de que cesara la actividad minera en la ciudad, en pos de preservar el patrimonio serrano, lo que conforma la identidad de los tandilenses y que también convoca a foráneos a radicarse o visitar como turista.

Aquella asociación Salvemos Nuestras Sierras precisamente levantó la bandera que hoy luce orgullosa e incluso otros preservacionistas tomaron para ir por más y no quedarse con las consecuencias de la actividad minera, si no también plantear las indiscriminadas construcciones en el cordón serrano, como lo clama la Asamblea por la Preservación de las Sierras.

“Estuve revisando un montón de cosas. Tandil tiene una idiosincrasia muy especial con respecto a las sierras, por esa lucha de años, por esa reunión multitudinaria en la escuela Normal por la agrupación Salvemos Nuestras Sierras.

A su vez recuerdo recorrer una por una todas las instituciones de Tandil, 133 en total, apoyando la creación de leyes, ordenanzas que prohibieran la demolición de las sierras, sierras que tienen 2500 millones de años”, señaló Boltiansky ocupado y preocupado por este renovado debate para un asunto que parecía resuelto.

“La esencia de Tandil son las sierras –insistió-, que son parte del ser de Tandil, en otro lado puede pasar desapercibido pero acá que alguien quiera instalarse en algo que no debe y presiona políticamente en algo tan ridículo como lo que dice la empresa, que se necesita esa cantera porque como tienen que hacer una obra acá, hace falta la piedra de esa cantera, hasta esas ridiculeces hay que escuchar”.

El exconcejal subrayó que “tenemos la razón y teniendo el pueblo atrás no van a poder. Y confío en la gente, y de seguir esto adelante voy a hablar con instituciones y con la gente para movilizarnos”.

Para Boltiansky “no puede ser que desde arriba nos digan qué tenemos que tener. Hay una ordenanza que dice ahí no puede haber canteras arriba de la cota 200, y quieren influir para que se deje de lado eso, fue aprobado por el Concejo Deliberante en su momento, entonces esta presión es lo que hace doler y que uno se enardezca un poco”.

El ambientalista admitió que “lo que está de antes está, pero otorgar por excepción no va, y si es de la Provincia como dicen, cosa que no creo, igualmente la reglamentación indica que los municipios tienen injerencia y no pueden obligarnos a tener canteras o lo que sea”.

Para Boltianky el asunto “no hay que dejarlo pasar, porque es un aviso de que el pueblo de Tandil en el caso de un tema tan sensible como la preservación de las sierras, el paisaje, independientemente de los políticos que estén arriba, lo vamos a defender”.

Aclaró también que “la actividad canteril es una actividad que yo respeto muchísimo, y creo que merece nuestro recuerdo y nuestra aceptación para muchas cosas, Bepo Guezzi decía en un artículo: `cuando sacamos una piedra no vuelve otra´”.

Y allí añadió que “una cosa era la mano de obra maestra, teniendo picapedreros, donde trabajaban la piedra, ahora es todo piedra molida con grandes empresas, y poca mano de obra para la destrucción que hacen”.

Confío en que el Gobierno de Lunghi se va a negar a habilitar la minera. “Tengo convencimiento de que van a poner un freno a esto”, consideró.

Cerrando, el dirigente subrayó que “el pueblo de Tandil tiene que saber que su destino lo manejan ellos, la preservación del sistema de Tandilia, de las sierras lo tiene que manejar el pueblo de Tandil y tiene que saber qué ciudad quiere para su futuro, para sus nietos. Necesitamos que los mismos tandilenses puedan definir su futuro como ciudad y no un funcionario de la provincia o de arriba te diga si hace falta porque la piedra es más barata acá. No es el camino, el camino es que la gente se dé cuenta, comprenda, y si es necesario vamos a hablar y vamos a luchar, esa es la premisa: preservar las sierras”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario