Carri se impuso sobre Fernández en la interna del PJ y ambos llamaron a la unión del peronismo

Durante la jornada de ayer se concretaron los comicios para la conducción del Partido Justicialista, en la Escuela 2, y los resultados se conocieron poco después de las 18. Juan Carri, el dirigente sindical de la Bancaria, que contó con el aval de Rogelio Iparraguirre, se impuso por amplia diferencia sobre su contrincante, el representante del bossismo Walter Fernández. Solo el 17 por ciento del padrón, integrado por más de 6 mil afiliados habilitados para sufragar, se expresó en las urnas, lo cual generó preocupación de ambos lados.

Poco después de las 18 se conocieron los resultados y Juan Carri se acercó a la sede del PJ, donde se encontraba Walter Fernández junto a militantes de su lista, para saludarlo y establecer acciones conjuntas en pos de generar una unión en el peronismo.

Carri, que se impuso por un 67 por ciento de los votos aproximadamente, fue recibido con un aplauso en el local partidario, y Walter Fernández lo felicitó y le dio un abrazo.

En diálogo con El Eco de Tandil, el nuevo presidente del PJ tandilense, Juan Carri, contó que “una de las primeras palabras con el compañero Walter fue de felicitación mutua, porque creo que se demostró algo muy importante que últimamente no se ve en la política y que es el tema de no descalificarse”.

“Muchas veces, cuando se disputa un espacio, nos olvidamos que detrás de cada dirigente, de cada compañero, hay una familia y se lastima a la gente. Yo felicito a Walter y cada uno de su lista porque realmente no hubo descalificación de ninguno de los dos lados. Hay diferencias, de otro modo no habría dos listas, pero nunca descalificación, que es fundamental para construir un peronismo todos juntos”, recalcó.

Y afirmó que “tengo palabras de elogio para Walter y Maitén Guezán, porque sé qué clase de militantes son, que las diferencias nos llevaron a diferentes listas pero en la esencia somos todos peronistas”.

Una deuda
pendiente

El flamante titular del PJ local consideró que “es fundamental, de acá en más, trabajar todos juntos por un padrón grande, abierto. Necesitamos poner el peronismo de pie en Tandil, pero todos juntos. Esto fue una interna y no tenemos que caer en el divisionismo suicida”.

“La idea es trabajar en conjunto. Nadie es dueño del peronismo, la organización es la que vence el tiempo”, sostuvo.

En cuanto a la baja participación de votantes, evaluó que hay una “deuda pendiente que la tenemos todos, ni el que ganó ni el que perdió. Como peronistas, tenemos una deuda con el peronismo tandilense, y me hago cargo de esa autocrítica, que no hemos sabido persuadir”.

Reconoció que “es más fácil decir que la gente no quiere votar un domingo. Creo que el error es nuestro, de toda la dirigencia política de una lista, y la otra es que tenemos que salir a persuadir al compañero y compañera tandilense para lograr participación, y por sobre todas las cosas, un sentido de pertenencia al partido”.

Para Carri, la gente “está cansada muchas veces de que no se la tenga en cuenta y necesitamos ser sensibles y tener en cuenta al peronista tandilense. Creo que es una deuda que tenemos”.

Oposición
de calidad

Afirmó que es necesario construir una “oposición de calidad, porque está la oposición berreta que es la que no sale de la descalificación. Por eso hacía hincapié en el respeto que tuvo Walter. Cuando uno es oposición y pierde el respeto no es una oposición de calidad”.

“Los peronistas necesitamos, como dice la marcha ‘todos unidos triunfaremos’ y cuando digo todos, tenemos que ser todos. Necesitamos proponer y poner al peronismo como una oposición a las políticas que este Gobierno está llevando adelante, que van en contra del trabajador, del jubilado. Entonces, si dilucidamos quién es el enemigo, no nos vamos a pelear entre nosotros. Vamos a elaborar una oposición de calidad”, manifestó.

Un mensaje

Por su lado, Walter Fernández consideró que el hecho de que solo haya votado el 17 por ciento del padrón fue un “mensaje” de los afiliados peronistas.

“Cuando planteábamos la posibilidad de lista única, creo que ese era el camino. No pudo ser, fuimos a interna y hoy el voto del afiliado nos junta porque pasamos la minoría, que por supuesto vamos a integrarnos”, afirmó.

Evaluó que “hoy el peronismo de Tandil necesita de cada uno de los compañeros, tenemos muchísimas dificultades que está pasando el pueblo, los más humildes, los trabajadores y a ellos tenemos que darles respuestas”.

“Con este 17 por ciento yo creo que no hay lugar para festejos. Hay lugar para sentarse, ser inteligentes, para saber leer qué nos mandó a decir el afiliado que no vino, por algo no concurrieron a votar”, analizó.

Y sostuvo que hoy, a partir del debate en Diputados, “el país puede llegar a arder en llamas, por lo que va a pasar a nivel nacional, con la reforma previsional. A diario hay despidos, 30 por ciento de pobreza, y el peronismo no ha estado acompañando este proceso”.

“Esta interna es buena, es saludable, 1136 compañeros vinieron a votar y les agradezco profundamente que nos hayan votado a nosotros o a la lista que nos ganó. Tenemos que saber leer lo que votó la gente, pero también qué pasó con el que se quedó en su casa. Hay que empezar a trabajar juntos sin sectarismos, levantando las banderas de Perón y Evita”, expuso.

web_3loc

Ordenar el
peronismo

“El otro día me preguntaron qué diría Perón si saliera de la tumba. Y diría: ‘Estén del lado de los jubilados, de los trabajadores, de cada organizaciones social que sale a reclamar en la calle, de los que menos tienen’”, sostuvo Walter Fernández.

Evaluó que desde el peronismo primero deben “construir mayoría para poder ser gobierno nuevamente, porque a este Gobierno no le interesa corregir ese 30 por ciento de pobreza, al contrario, lo va a agravar”.

Consideró que es necesario “ordenarnos dentro del peronismo, tanto en lo local como en lo provincial y lo nacional, como para poder rápidamente volver a ser Gobierno, y hacernos cargo de que en 30 años el problema de la pobreza no lo hemos podido solucionar”.

“Cuando un país como el nuestro, con un movimiento como el justicialista, tiene un 30 por ciento de pobreza es que por ahí el peronismo no pasó”, lanzó.

Contó además que habló con afiliados que “están muy mal, jubilados que cuentan las deficiencias del Pami, que de la jubilación mínima se gastan la mitad en remedios y encima hora se las quieren bajar. El peronismo tiene que ser la voz de todo eso, tenemos que ser adultos, sentarnos y el peronismo de Tandil tiene que recuperar la voz, tiene que estar nuevamente del lado de los humildes”.

Además, opinó que el movimiento debe “recuperar un 15, un 17 por ciento de votos. El peronismo en la ciudad tiene que tener un 40 ó 45 por ciento de votos, y hace años que no lo podemos juntar. Ese es el trabajo que le queda al nuevo presidente, que por supuesto nosotros lo vamos a acompañar. Voy a estar a su lado y seguir trabajando para construir mayoría”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario