Con el oído agudo

RADIO TANDIL La postura del Multimedios es no entrometerse en cuestiones privadas. Y menos con colegas. Por eso hasta ahora optamos por no ocuparnos de los despidos que se produjeron en Radio Tandil, que no son nuevos sino reiterados; y desde hace muchos años. A esta altura, sin embargo, no hacerlo sería algo así como negar lo que todos ven. Y escuchan. Los problemas comenzaron, dicen, por arrastre de la debacle del Banco del Fuerte. Pasaron más de 20 años desde entonces.  Sucesivos paros, sueldos no cobrados, retrasos en pagos a proveedores, cargas sociales impagas, pérdida de tierras y espacios, fueron solo algunos de los tantos sucesos que se tornaron habituales. El Estudio Dames defendió en su momento a los empleados y logró mantener la radio en pie. Pero la situación siguió agravándose y fueron los mismos trabajadores los que más de una vez pidieron reuniones a Diego Bossio -por entonces al frente de la Anses- para que intervenga en el salvataje. Qué hizo o no Bossio, lo desconocemos. Solo se supone que acercó gente de su conocimiento para adquirir la emisora. Desde entonces, en Tandil comenzó a circular la versión de que era dueño (o, al menos, socio) de la radio madre. Nada de eso nos consta. En la última semana se produjeron más despidos, y Rogelio Iparraguirre señaló “Todos sabemos que en Radio Tandil está Diego Bossio”. Eso originó una respuesta de los actuales dueños de la emisora, desmintiendo la versión. El actual diputado, en tanto, se limitó a seguir en el ostracismo, como desde hace bastante tiempo. Ya casi hemos olvidado su voz. Hubiese sido bueno que también él saliera a responder sobre su “inocencia”. Mientras tanto, la falta de publicidad estatal sigue complicando a la mayoría de los medios del interior. Sobre todo, por supuesto, a los tantos que nacieron y crecieron al amparo del aparato kirchnerista y que hoy sufren al punto de no poder mantenerse. En estas circunstancias, como lamentablemente siempre ocurre, los primeros que “pagan el pato” son los asalariados. Tan cierto como ello es que, por supuesto, siempre es preferible una radio en pie con unos pocos, a una radio en eterno silencio con todos en la calle… POR LA VUELTA DE BOSSIO Y ya que a Bossio nos referimos, ayer apareció en Infobae una nota al intendente de Merlo Gustavo Menéndez, futuro presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. En ella se refiere a la intención de volver a juntar a varios que se fueron (nombró a  Massa, a Bossio y a Randazzo), señalando que “todo lo que por naturaleza hace unido, al final vuelve a juntarse”, rescatando lo que en su momento había logrado Antonio Cafiero tras la paliza propinada por  Raúl Alfonsín en 1985. Menéndez, ya en su rol anticipado de titular del PJ, dijo no imaginarse a Bossio o a Massa en el espacio de Cristina Kirchner, pero sí en el peronismo. Sin embargo, también  resaltó el accionar de La Cámpora y ahí sí que resulta casi imposible imaginar a Bossio compartiendo filas con los que considera que fueron los primeros piantavotos y con quienes, claramente, tiene una cuestión de piel que difícilmente pueda solucionarse. Como están las cosas, hoy por hoy sería más lógico ver una foto de CFK con Macri que una de Diego Bossio con Rogelio Iparraguirre, por ejemplo.   EL ENOJO CON LLANO Y BOSSIO La interna del Partido Justicialista, que celebrará elecciones en diciembre, se llevó puesta la posibilidad de que la figura del Defensor del Pueblo local saliera por unanimidad. Ya el miércoles, los distintos bloques lamentaban que Facundo Llano y Pablo Bossio no acompañarían el proyecto, aunque estimaban que el argumento sería que pretendían que el titular del organismo tuviera como requisito ser abogado. En plena sesión, Corina Alexander dio un indicio al agradecer al Frente para la Victoria que “más allá de las internas nunca cambió su postura”. Y más adelante se mostró molesta con Llano, quien esgrimió que no les parecía oportuno votar la ordenanza porque Tandil ya cuenta con un delegado provincial y que los vecinos deberán financiar la nueva figura burocrática. Durante el encendido debate, Corina le achacó que nunca había ido a las reuniones, a pesar de que lo había invitado en reiteradas oportunidades. En tanto, Llano retrucó que no iba a votar algo si no estaba convencido, solo para algún concejal se despida “con otra cucarda”. De ese modo sutil, el justicialismo marcó diferencias y les recriminó a Corina y a Rubén Sentís su alianza con Rogelio Iparraguirre en la lista que pretende disputarle al bossismo la conducción del partido de Pinto al 800.   UNA TREGUA RADICAL Cada vez cuesta más ocultar la interna radical que, para colmo de males, debe convivir con su aliado PRO en el frente Cambiemos, todo en el marco de la carrera por la sucesión de Lunghi, quien como se ha repetido hasta el cansancio, quiere seguir siendo el pediatra que trabaja de intendente hasta el bicentenario. De todas formas, las caras visibles en la carrera en cuestión (Marcos Nicolini y Mario Civalleri) comenzaron a ser sondeados por el resto de los correligionarios en pos de encontrar un carril de convivencia interna para que “no nos devoren los de afuera”. Al parecer, las primeras palabras del futuro jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety encontró eco y Nicolini y Civalleri, despojados de su entorno, cara a cara, mantuvieron un encuentro para aclarar algunos tantos y, de paso, pactar algo así como una tregua hasta marzo 2019, tiempos de definiciones de candidaturas. Parece muy lejano ese escenario para poder cumplirlo a rajatabla, pero ambos se comprometieron a no entorpecer el rumbo del Gobierno (léase gobernabilidad) en pos de sus legítimas apetencias políticas. Ya comenzaron las conversaciones sobre la elección de autoridades partidarias como las que deben asumir tanto en el bloque oficialista, en la mismísima presidencia del legislativo (Juan Pablo Frolik está dispuesto a continuar) como así también la participación en las distintas comisiones. Por lo que hasta aquí se respira sobre lo que se oxigenará el deliberativo, todo se perfila a que los citados (Nicolini, Civalleri y Frolik) se repartan a la tropa, haciendo complejo descifrar hasta donde llegarán las tensiones en pos de sostener la convivencia.   ¿UN INTEGRANTE MÁS EN CAMBIEMOS? Y si algo le faltaba a la ya declarada puja radical, no pocos correligionarios ya especulan que más temprano que tarde se sentaría en la mesa de Cambiemos otro actor importante más allá de los forzados aliados macristas, que se han quedado sin representación en las bancas, claro está. Tal como se informó en la edición pasada, en diálogo con la radio 104.1 Tandil FM,  el concejal electo Mauricio D’Alessandro podría pegar el salto, más allá de su obvia negativa pública que hizo. Es que la especulación en ese sentido crece. Ante la retirada del massismo, cuyos actores se estarían reacomodando en la estructura partidaria del PJ, el mediático abogado no le quedaría mayor margen de acción política, desde su partido Integrar, que volver a las fuentes (radicalismo) o afianzar la de por sí muy buena relación que tiene con los actores del PRO. El lunghismo está muy atento a esa posibilidad, considerando que si D’Alessandro da el zarpazo a Cambiemos no lo hará desde una actitud temeraria, si no que para ello contaría con un guiño del macrismo para que así suceda (más de uno saca chapa de tener línea directa con Vidal y Macri). De ser efectivamente así, entonces, en Cambiemos podrían definirse varios lineamientos internos disputándose el mismo espacio. A saber, en un juego de una eventual disputa interna podría sintetizarse que por un lado estaría Gonzalo Santamarina como el aspirante “amarillo puro”. Al lado habría dos candidatos pintados mitad amarillo y otra mitad rojo y blanco (Nicolini y Civalleri y se podría sumar D’Alessandro) y un Lunghi rojo y blanco puro (el radical con menos simpatía por Macri, Vidal y compañía –la antipatía es recíproca, claro está).   PRIMERAS SEÑALES La integración con el PRO, en el marco de la alianza Cambiemos comenzará a cristalizarse después del 10 de diciembre, cuando el intendente Miguel Lunghi difunda los nombres de quienes lo acompañarán en el segundo tramo de su cuarto mandato. Una muestra de ello fue la aparición del concejal macrista Pablo Díaz Cisneros –que se despide del Legislativo tras cumplir con un mandato- durante el intercambio que el Gobierno mantuvo con el nuevo ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi, el pasado martes 14. Según pudo saber este Oído, el médico se habría sumado sobre el final de la recepción del funcionario del gobierno de María Eugenia Vidal y presentado como potencial integrante del Sistema Integrado de Salud Pública (SISP), en cumplimiento con el compromiso que asumió el Intendente durante la negociación con la Gobernadora previa a las PASO. Además de Pablo Díaz Cisneros, que se sumaría al equipo en un puesto que aún no se definió, otra incorporación a partir de 2018 podría ser la del veterinario Federico Sánchez Chopa.   CAMBIOS EN SALUD Más cambios se vienen a partir del 10 de diciembre en el Sistema Integrado de Salud Pública. En este caso, la vicepresidenta de la estructura sanitaria, Sandra Fraifer, daría un paso al costado para asumir otras funciones a nivel provincial. En principio, trascendió que la médica habría tenido un ofrecimiento para cumplir con un rol vinculado a su especialidad en la órbita bonaerense, por lo que su salida obligará a la búsqueda de un reemplazante, que acompañará a Gastón Morando en la gestión de un área central (también su continuidad está en duda) en la administración comunal.   CUBRIENDO CARGOSS La reestructuración del Gabinete luego de las elecciones legislativas sigue su marcha. Tras la confirmación de Julio Elichiribehety como reemplazo de Mario Civalleri, avanza la cobertura de los cargos vacantes a partir del ingreso de otros cuatro funcionarios del Ejecutivo al Concejo Deliberante. En concreto, esta semana se confirmó que el actual director de Legales, Juan Martín Pissani, pasará a desempeñar funciones como subsecretario de Coordinación de la Jefatura de Gabinete, cargo que tenía Alejo Alguacil. Además, se resolvió que la abogada María Paz Rigotti continuará la gestión de Marcela Vairo al frente de la Oficina Municipal de Información al Consumidor –OMIC- a partir del mes próximo. Queda por resolver, entonces, quién suplantará a Marina Santos en la Dirección de Obras Públicas y a Luciano Grasso en Salud Mental ya que, en este último caso, la postulación de Adolfo Loreal habría quedado desestimada por lo que se presume que quedará al frente alguien que ya integre el equipo.   EL ACCEDER, SIN REGLAMENTAR Llegó hasta este Oído la inquietud de algunos referentes de derechos humanos por la falta de reglamentación de la ordenanza que creó el programa Acce.Der, impulsado por el Ejecutivo a través de la Secretaría de Protección Ciudadana. El objetivo de la herramienta es que las víctimas de delitos graves puedan acceder a la Justicia, por lo cual la comuna facilita el asesoramiento de un letrado para que acompañe en el trámite de las causas por homicidios, violencia de género o familiar, entre otros delitos. Si bien el programa fue sancionado por ordenanza, el Ejecutivo aún no reglamentó la implementación del Acce.Der. Tal es así que ante la solicitud de algunos vecinos, el apoyo jurídico se asignó a través de decretos firmados por el jefe comunal y el secretario del área. Una de las beneficiarias de esta propuesta es la madre de Ayelén Rolando, quien pudo contar con una letrada y presentarse como particular damnificada en el juicio oral que arranca la semana próxima en Azul. Según trascendió, al secretario de Seguridad no le quedó mucho margen de acción cuando una referente de derechos humanos lo intimó a asignarle a la mujer a un abogado a través del programa que administra su área. Dicen por los pasillos de la Municipalidad que la mujer se puso firme y le advirtió que si la madre de la víctima quedaba desamparada, saldría a los medios.   TERCERIZAN EL ARREGLO DE MOTOS DE LA POLICÍA La Policía Local -y su equipamiento- ha generado distintas situaciones que la administración municipal debe resolver, sobre todo, en relación a la provisión de insumos y mantenimiento de la flota de vehículos que se ha incorporado. Una de las cuestiones que surgió y que quedó plasmada en un decreto fue la tercerización de los service y reparación de motos a talleres privados, debido a la “imposibilidad de contar con profesionales especializados para la reparación y mantenimiento de la flota de motos pertenecientes a la Policía Local de nuestra ciudad”. En este sentido, desde el Ejecutivo marcaron la necesidad de optimizar el funcionamiento de los rodados para poder cumplir una labor diaria más eficaz y eficiente, sin dejar de considerar la urgencia de las reparaciones para, en definitiva, poder dar respuestas a la comunidad. A partir del diagnóstico, el Ejecutivo consideró conveniente celebrar un contrato con privados que puedan concretar los arreglos de las motos en formar urgente. A tal fin, selló un acuerdo con un mecánico al que la comuna le abonó 48 mil pesos durante el primer cuatrimestre y 64 mil durante el segundo para que se encargue de la puesta a punto de las motos de la Local. Lo que no precisó la medida administrativa fue la cantidad de motos que deberá atender ni el número de prestaciones que tendrá que cumplir el taller.]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario