Con el oído agudo

El Eco

OLVIDO

Hay temas que la gente no se olvida y que cada tanto recobran vida. Por caso, el de las tribunas en el Estadio. Y si el tema vuelve al ruedo es porque hubo una promesa e inversión hecha por parte del Municipio que después cuando la situación económica se complicó, nunca se dieron respuestas concretas sobre porque no se cumplió con lo prometido.
A este Oído llegó una pregunta que de difícil respuesta: ¿cuándo se colocará la tribuna que falta en el estadio General San Martín?, ya que han pasado casi cuatro años (NdR: se cumplirán el 29 de este mes) de aquel glorioso ascenso a la B Nacional logrado por Santamarina en Gualeguaychú.
La cuestión es que el tiempo pasó, el material comprado está apilado en un galpón en el Parque Industrial y no hubo ninguna acción concreta por parte del Gobierno de transferirle el dinero que cuesta el armado a la Liga Tandilense, para que esta se lo entregue a Edgardo Vázquez que es el responsable de llevar adelante la obra.
Eso jamás se hizo y a nadie le llamó la atención que el Gobierno del doctor Lunghi invirtiera dinero en dos tribunas, las abonara y una de ellas quede en el más absoluto olvido. Dentro de este panorama hasta Roberto Guadagna quedó preso de sus palabras cuando aseguró a mitad de 2017 que “en 15 días la tribuna estará colocada”.
Nadie sabe si dentro del flamante Acuerdo del Bicentenario está el compromiso real de colocar la tribuna en el lapso de tiempo que va desde este 2018 que estamos transitando hasta el año 2023. Quizás el armado de esta tribuna sea una de las cosas que se realizarán pensando en el Tandil del futuro.
Por ahora lo que hay que contar es que ya pasaron cuatro años y de la inversión realizada falta un 50 por ciento colocar en el templo del fútbol tandilense.

 

EXPO

Tras la exitosa realización que fue la reciente ExpoTan, la gente que trabaja junto a Ricardo Berlari está intentando seducirlo para que vuelva a realizar lo que en su momento se denominó Expococina.
Todo está en análisis faltando el ok del propio Berlari para que se comience con todo el trabajo previo y así darle forma a una nueva iniciativa que hace algunos años que no se realiza.
Lo que este Oído pudo enterarse es que, de hacerse, sería en los meses de octubre o noviembre, y que los lugares para desarrollar la actividad podrían ser Fuente de la Alegría como el más alejado, Cámara Empresaria o el Centro Cultural Universitario los sitios céntricos que están en carpeta y con los que se especula que podrían generar una mayor afluencia de público.

 

DESORGANIZACION

La confección del Acuerdo del Bicentenario se puso en marcha el pasado miércoles, en coincidencia con el aniversario de la ciudad, al concretarse la firma del acta por parte del Municipio, la Unicén y las instituciones participantes.
Esta instancia otorgará el marco correspondiente para iniciar las tareas con vistas a los doscientos años que la ciudad conmemorará en 2023 a partir de diez ejes tentativos que contendrán las políticas públicas propuestas.
A la par de los comentarios y los reclamos de algunas organizaciones que no fueron llamadas a participar de la elaboración del documento, aún persisten los ecos sobre lo que dejó el acto en el Salón Blanco de la Municipalidad.
Pese a contar con varias semanas de trabajo, el evento parece que no salió de la mejor manera. La desorganización ganó algo de terreno y dejó en evidencia una suerte de improvisación especialmente en cuanto a garantizar el trabajo de las personas a cargo de la cobertura del evento.
Si bien estuvo correcta la modalidad, la distribución y la definición por grupos para concretar la firma, de manera ágil y rápida, la ubicación de la mesa donde se llevó a cabo esa acción no fue la mejor. En efecto, el público presente solo vio desfilar espaldas sobre el escenario, hecho que también complicó la transmisión en vivo del acto previsto por el propio Municipio.
A ello se debe agregar que no se contempló un espacio para los trabajadores de prensa, que debieron ubicarse a un costado del escenario, sin comodidad como para cumplir con la tarea.

 

INCOMODO

La firma por el Acuerdo del Bicentenario generó cierta incomodidad en el Gobierno comunal, no porque no quisieran hacerlo, sino porque en medio de un día festivo para la ciudad, los vecinos del barrio La Elena se acercaron, acompañaron el acto y de repente llenaron de carteles pidiendo por la obra de agua que vienen reclamando desde hace años.
A este Oído llegó lo dicho por uno de los presentes encolumnado detrás de Lunghi quien soltó “acordamos con Vialidad para que no haya manifestaciones y aparecen estos carteles que piden una obra que el Intendente hará”.
Habrá que aguardar si finalmente el Gobierno termina brindando el agua potable deseada por los vecinos desde hace años.

 

FOTO

Uno de los que se le plantó a Lunghi y que está decidido a dar pelea es Marcos Nicolini. El hombre va haciendo su camino en la política, sabiendo que no es del gusto de Lunghi, quien ya se proyecta para postularse a buscar el quinto mandato consecutivo y ser el intendente de la ciudad en el Bicentenario.
A Nicolini, el séquito de personas que rodean al pediatra, si pueden no hacerlo partícipe de algunas acciones, con gusto lo hacen. Y algo de esto sucedió el pasado miércoles 4, cuando en la escalera de la Municipalidad posaron para la posteridad todos los que firmaron el Acuerdo. En esa foto no está Nicolini, a quien nadie le avisó que antes de retirarse debía hacer la correspondiente fotografía. Eso sí, rápidos de reflejos enseguida dijeron que el bloque radical del Concejo Deliberante, mediante su presidente, tenía su representante en la fotografía tomada.

 

LA INTERSINDICAL RECLAMO

A propósito del Acuerdo del Bicentenario, la Mesa Intersindical logró una incorporación a último momento entre las organizaciones convocadas para rubricar el acta a partir de la presión que ejerció una nota que presentó al Ejecutivo.
El espacio celebró “la impronta de un Tandil inclusivo en el cual se pueda mejorar la calidad de vida de sus habitantes” pero marcó la “grave omisión de los trabajadores y por ende de sus legítimas organizaciones”.
“Difícil es aceptar una visión de 200 años de Tandil sin convocar a los sindicatos. Nuestra intención es formar parte de las organizaciones convocadas para este Acuerdo del Bicentenario teniendo en cuenta que en esta ciudad desde sus orígenes el movimiento obrero organizado ha sido uno de los actores relevantes en forjar nuestra matriz productiva, nuestra historia e identidad social y cultural”, reza el escrito difundido.
Finalmente, el dirigente de La Bancaria y presidente del PJ, Juan Manuel Carri, plasmó su firma el miércoles en el acta como representante de la Mesa Intersindical.

 

AMENAZA

No la pasó bien el presidente de Santamarina, Pablo Bossio, quien salió a disfrutar de un paseo junto a su familia y terminó siendo amenazado. Bossio se encontraba con su señora y su pequeña hija en los Food Trucks que se habían montado en el Paseo de los Españoles durante la Semana Santa.
De repente dos jóvenes con buzos de la institución aurinegra, se acercaron y le expresaron de mala manera que si el equipo desciende la pasaría muy mal.
Estos energúmenos del pago chico tienen como característica principal copiar todo lo malo que hacen los barrabravas en Buenos Aires.
Algunos de estos personajes sueñan con que son referentes y que pueden andar por la vida sin otra cosa que hacer que amenazar y creerse los dueños de la verdad. Seguramente ni siquiera son socios de la institución que dicen “amar” y no están al tanto de lo mucho que se está haciendo en el campo de deportes para que las categorías formativas tengan su lugar de pertenencia.
Bossio radicó la denuncia por amenazas, pero más allá de eso anhela que cualquiera sea el resultado en el futuro, este tipo de acciones delictivas no vuelvan a suceder.

 

ENCUENTRO
DE GESTION

El intendente Miguel Lunghi será recibido el próximo 19 de abril por el jefe de Gabinete del gobierno de María Eugenia Vidal, Federico Salvai.
Según trascendió, será un encuentro en el que se abordarán temas de gestión pero no se descartan aspectos políticos, donde se especula que no faltarán referencias a los pasos de Cambiemos rumbo al 2019.
A propósito del escenario que se viene, el propio jefe comunal deslizó que en marzo podría dar alguna definición respecto de sus intenciones con vistas a las elecciones generales.
Se estima que para las primeras semanas confirmará si decide postularse nuevamente y renovar su permanencia al frente de la administración municipal por cuatro años más o si se inclina por finalizar su mandato luego de cuatro períodos en el sillón de Duffau.

 

MACRI, EN TANDIL

El 21 de junio de este año el Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas” cumplirá diez años desde su inauguración.
La fecha invita a una importante celebración que podría contar con la presencia del presidente de la Nación, Mauricio Macri, sobrino de Jorge Blanco Villegas, que donó la construcción del centro asistencial.
Para esa fecha el Municipio organiza un importante acto que incluso podría contar con un homenaje al fundador del centro pediátrico local.

 

¿LA VUELTA DE ESCRIBANO?
Hugo Escribano fue concejal durante varios años e incluso, hasta intendente interino. Sin embargo, hace ya tiempo que se alejó del legislativo, aunque no de la política. Siempre ligado al gobierno de Miguel. Lunghi, trabajando ad honorem, no solo se ocupa de las reparaciones de vehículos oficiales sino que suele vérselo repartiendo ropa, zapatillas, visitando geriátricos…
Precisamente tras diversos pedidos -recuerda que hace siete años lo había solicitado a través del diario – volvió ahora en la búsqueda de una médica que atienda a las mujeres alojadas en residencias de ancianos. “Muchas veces se me quejan, no quieren ser atendidas por varones. Pido eso, que no es más que aplicar el sentido común, y que la gobernadora refuerce las partidas de lavandina, jabón y papel. Son elementos esenciales que mucha gente necesita y no tiene. Y lo pido como ciudadano común, preocupado por la situación”, se lo escuchó decir a Escribano.

APOYO A LULA EN TANDIL
Se juntaron el viernes en la plaza del centro, frente a la Glorieta. Eran alrededor de veinte personas que se habían concentrado con el propósito de apoyar a Lula Da Silva. Los que acertaban a pasar por el lugar no entendían mucho y menos, cuando se enteraban el objetivo de esa reunión. “¿Pedir en Tandil por la libertad de Lula?”, le comentaba una mujer a otra mientras cruzaba la plaza, a la par casi de algunos de los periodistas que había cubierto la correspondiente nota, a la vez que agregaba “esto es más o menos como cuando para el Día de la Mujer pedían acá por la libertad de Milagro Sala. ¿Puede ser que los fanatismos no le den nunca la derecha a la justicia? Con los problemas que tenemos en la ciudad hasta algunos políticos vienen a manifestarse por lo que ocurre no solo a miles de kilómetros, sino en otro país. Lo único que nos faltaba”.
Como no es esta una sección de opinión y mucho menos para editorializar. En todo caso serán los lectores quienes podrán comentar lo que piensan al respecto…

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario