fbpx Con el Oído Agudo – El Eco

Con el Oído Agudo

El Eco

DIFERENCIAS EN LA CANTIDAD DE LA PLANTA DE PERSONAL SANITARIO

En recientes declaraciones a la prensa, a modo de balance de lo que fue el año y las dificultades atravesadas en un 2018 complejo, el intendente Lunghi aludió al sostenimiento de la administración pública, tanto de los recursos económicos como humanos.

En ese contexto, respondió a los cuestionamientos sobre la cantidad de personal municipal, enfatizando sobre la austeridad y las vacantes congeladas, situación que no se refleja de acuerdo a los registros de ayer y de hoy.

A saber, el jefe comunal habló de 1080 empleados en el Sistema Integrado de Salud Pública (cuando en el presupuesto aprobado recientemente en su artículo 4 se detallan 1144 empleados), pero en 2017, el registro detalla que había 1003, descontándoles los 25 residentes cuyos sueldos son solventados por la Provincia.

A más precisiones, hace dos años se alistaban 34 obreros, 150 administrativos, 132 en servicios, 222 enfermeros, 102 técnicos,  289 profesionales, 50 agentes destajistas, 4 choferes, 3 religiosas, 17 agentes ad honorem y los 25 residentes solventados por la Provincia.

APURO EN PLENA SESIÓN

La jornada legislativa del viernes fue larga. Comenzó a media mañana con una tensa reunión de Labor Parlamentaria y siguió a las 13 con una sesión cargada de debate que se extendió hasta las 17.

Para las 18.30, los integrantes del Concejo Deliberante volvieron al primer piso de la Municipalidad para cumplir con la Asamblea de Mayores Contribuyentes, un encuentro que muchos podrían considerar un mero trámite, no sólo porque se convocó para refrendar un nuevo cuadro tributario ya reflejado en las boletas sino porque además todo el debate se había concentrado en la sesión del 27 de diciembre.

Sin embargo, fallaron todos los pronósticos. La oposición aprovechó para reforzar sus objeciones frente al plan de Gobierno que incrementa la presión tributaria sobre los contribuyentes pero que, a su entender, no se refleja en grandes proyectos ni en políticas públicas concretas, y sumó nuevos cuestionamientos.

Además, en un hecho poco frecuente, un concejal mandato cumplido que participó como mayor contribuyente hizo una intervención para rechazar el ajuste en las tasas propuestas e incluso presentó una moción, pese a que las perspectivas de avance eran casi nulas, sumando minutos extra.

Todo este esquema extendió más de lo previsto el encuentro legislativo, en una fecha que coincidió con el Tandil Brilla, cita que muchos de los presentes no se querían perder.

Y se notó. Abundaron las miradas cómplices y los comentarios entre concejales e incluso con los mayores contribuyentes por las extensas argumentaciones ya expuestas con anterioridad.

Cerrada la votación -según le contaron a este Oído-, varios salieron raudamente del recinto para dirigirse al evento en el Dique, para participar de la renovada propuesta para recibir la llegada del nuevo año.

 

VOTACIÓN ERRADA

La asamblea legislativa, además de cumplir con el trámite para el cual fue convocada, dejó dos momentos a la hora de la votación que resultaron contrarios a lo que políticamente se pretendía.

El primero de ellos fue protagonizado por Nora Polich. La concejal del bloque UCR – Cambiemos se retiró del recinto para atender un tema familiar y regresó en plena votación de la moción de fijar un tope al aumento de las tasas que presentó el mayor contribuyente de Mauricio D’Alessandro, Juan Urruty..

“Afirmativo”, dijo con la premura por dar su veredicto por el que todos los presentes esperaban. Al unísono, sus compañeros de bancada advirtieron el error y rápidamente el presidente del Concejo, Juan Pablo Frolik, puso en autos a la concejal para que rectificara su votación.

“El piloto automático”, soltó entre risas su par de Unidad Ciudadana, Rogelio Iparraguirre, en una chicana que buscó reflejar el proceder de la bancada que responde al gobierno de Miguel Lunghi.

El segundo episodio corrió por cuenta de Silvia Nosei, que al momento de ser nombrada por el secretario del cuerpo para dar su voto dijo “afirmativo”, aunque rápidamente se corrigió justificando “distracción” y se expresó en contra de la propuesta en discusión.

Ambos episodios fueron enmendados sin causar consecuencias en la decisión final, pese a que algunos quisieron sacar provecho.

EL ESPECTÁCULO QUE NO BRILLÓ

A minutos de la finalización del Tandil Brilla, las redes sociales se inundaron de comentarios de espectadores que no quedaron conformes con el espectáculo montado en el Dique, el último viernes, para recibir el año nuevo. Los posteos, en tono jocoso o en durísimos términos, coincidieron en que uno de los problemas más graves fue el sonido.

Más allá de los cambios y de las decisiones del Ejecutivo, lo que quedó a la vista fue la improvisación. No hubo prueba de sonido, en un espacio enorme donde el viento jugaría como factor determinante.

Sin dudas, el equipo del intendente Lunghi tuvo que resolver a último momento y pagó cara la decisión de suspender los fuegos artificiales sobre la hora, lo que lo obligó a entrar en un terreno desconocido. Optó por darle continuidad al Tandil Brilla, como el evento masivo más tradicional dedicado a los tandilenses, pero sin reparar en el tiempo que demandaba la planificación de una nueva propuesta que estuviera a la altura de la oferta de los años anteriores.

OPERATIVO BAJO EL SOL

La Provincia puso en marcha un nuevo Operativo Sol y dispuso para Tandil el envío de 50 policías.

A este Oído llegaron comentarios sobre la falta de elementos con los que los efectivos cumplen con las jornadas de trabajo en la zona de la rotonda de la Ruta Nacional 226 y avenida Falucho.

Si bien el Ministerio de Seguridad provincial se encargó de disponer las banderas que resaltan la presencia policial, faltó alguna estructura para protegerlos de los rayos del sol y baños químicos.

Estas condiciones hicieron reaccionar a los vecinos de la zona, que se apiadaron y pusieron a disposición un gazebo y sombrillas. Una circunstancia que debería haber sido considerada por las autoridades correspondientes.

SIGUEN LOS ROBOS CON INHIBIDORES EN VEHÍCULOS

Tras una ola de hechos delictivos en el centro, donde habría actuado una banda que inhibía los cierres centralizados de los vehículos, se replicaron nuevos casos durante la semana pasada.

Según le contaron a este Oído, una de las damnificadas –que prefirió no hacer la denuncia- descendió de su auto y entró cinco minutos a la sede del banco Galicia. Cuando regresó, encontró que el vehículo estaba abierto y que le faltaban la billetera y el teléfono celular.

La policía lleva adelante una investigación por los robos con este modus operandi que ocurrieron hace varias semanas, pero estos nuevos hechos ameritan alertar a la población. Ya no alcanza con cerrar el auto a distancia, escuchar el ruido de las trabas o chequear el parpadeo de las luces; hay que verificar que quedó cerrado. Si bien se presume que la mayoría de los hurtos se produce en el centro –cerca de los bancos-, también se han registrado en las zonas donde hay colegios, durante la época de clases. Y en hipermercados.

Sobre la causa judicial en marcha, trascendió que estarían identificados los autores de los robos ocurridos hasta noviembre, pero aguardan las órdenes de los allanamientos para domicilios ubicados fuera de la provincia de Buenos Aires. Habrá que esperar las novedades…

CALLES COMPLICADAS

Desde una zona de la ciudad que crece a gran velocidad, los vecinos comienzan a darle forma a una demanda urgente. Las calles de acceso a los barrios ubicados detrás de la Sociedad Rural, entre Palacios, Circunvalación, Pedersen y Chapaleofú presentan graves dificultades, sobre todo en un verano lluvioso como éste.

Segundo Sombra es un verdadero peligro, con las cortadas por el escurrimiento del agua que baja con fuerza de Arroyo Seco. Lo mismo sucede en las cuadras de tierra de Pedersen, por la cancha del club Gimnasia, donde los “serruchos” que se forman exigen conductores con gran capacidad para llevar el volante. Chapaleofú tampoco es buena opción para llegar a esos barrios que están consolidados, con unos cien vecinos en Graduados, otros veinte en Pila Pila y Familia Judicial, además de las manzanas de Rural Norte, por La Merced, Los Huesos, Vistalli y aledañas.

Ante esta realidad, y por el gran flujo de tránsito, las familias –que están conectadas por temas de seguridad y el reciclaje de residuos- empiezan a darle forma a una presentación formal ante el Municipio para que busque una solución que garantice el tránsito, al menos en los accesos principales.

En esos barrios emergentes, de habitantes emprendedores y bien predispuestos, ya se han extendido todos los servicios costeados por los propios vecinos. Es decir que no habría excusas técnicas a la hora de avanzar con el asfalto.

¿OTRA VEZ PROBLEMAS CON PAMI?

En las últimas horas le confirmaron a este Oído que, desde el próximo lunes, la Nueva Clínica Chacabuco dejaría de atender a pacientes oncológicos que cuentan con PAMI como su obra social de cabecera.

El conflicto que se había desatado a fin de año parece no estar resuelto. Si bien el responsable de la oficina local, Pablo Díaz Cisneros, había anunciado la recategorización del centro de salud privado, las gestiones no se formalizaron y emerge una vez más la duda sobre la continuidad de los tratamientos para los jubilados y pensionados que se atienden en ese centro.

A priori, la cúpula del PAMI no habría concedido la recategorización a la Clínica, lo que permitiría que se ajuste el pago por la cápita, y los pacientes volverían a quedar a la deriva. De no mediar solución, se vería afectado el Hospital Santamarina –y el Municipio- que estará obligado a afrontar la demanda de los afiliados que asisten al centro médico privado.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario