fbpx Con la premisa de mantener la impronta, asumieron las autoridades del Sistema de Salud – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con la premisa de mantener la impronta, asumieron las autoridades del Sistema de Salud

El binomio Morando-Tringler fue ratificado en sus puestos y seguirá al frente del Sistema Integrado de Salud Pública. Pablo Díaz Cisneros asumió como director de Salud Comunitaria. “Hay mucho por hacer y creemos que vamos por buen camino", consideró Morando.

Gastón Morando, Matías Tringler, Federico Sánchez Chopa, Walter Ríos, Alejandro Ruffa, Manuela Beazley, Pablo Díaz Cisneros y Fernando Fernández prestaron juramento ante el Intendente.

El Eco

En una nueva ronda de asunciones y designaciones de cara al nuevo periodo gubernamental iniciado, ayer ratificaron su permanencia en el Sistema Integrado de Salud Pública (SISP) la mayoría de los funcionarios que venían trabajando hasta el momento y hubo lugar también para algunas incorporaciones, la más sobresaliente la del doctor Pablo Díaz Cisneros en el área de Salud Comunitaria, quien en los últimos años estuvo al frente  de PAMI.

En el acto que se desarrolló en el SUM del Hospital de Niños con la presencia del intendente Miguel Lunghi, se llevó adelante la firma de los decretos correspondientes a la puesta en funciones de las autoridades que coordinarán los efectores de la salud estatal.

En el encuentro también participaron autoridades comunales, representantes de la Fundación del Hospital de Niños, la Asociación de Damas, las Rosadas Voluntarias, la Liga Argentina de Lucha contra el Cancer (LALCEC), Asociación AREP y Asociación Tandil para la Salud Mental, personal del sistema y familiares de los funcionarios que asumieron.

De este modo, el cuerpo quedó conformado por Gastón Morando como presidente del SISP; Matías Tringler, vicepresidente; Walter Ríos, director de Salud Mental Comunitaria; Alejandro Ruffa, director administrativo del Hospital “Ramón Santamarina”; Manuela Beazley, directora del Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas”; Pablo Díaz Cisneros, director de Salud Comunitaria; Fernando Fernández, director médico del Hospital Santamarina; Guillermo Odriozola, director del Hospital “Enrique Rodríguez Larreta” de María Ignacia; Félix Godoy, director médico asociado del Hospital Santamarina; y Federico Sánchez Chopa, director de Bromatología y Zoonosis.

Un camino a seguir

La salud es una de los pilares de la gestiones lunghistas y Morando se manifestó honrado de poder continuar al mando del sector, reconocimiento que, sostuvo, es para todo un equipo de trabajo.

“Tuvimos consolidar la perspectiva, había mucha fragmentación y ahora hay buena articulación y coordinación en las áreas que conforman el sistema. Es muy difícil pero es un honor y con las designaciones que se produjeron hoy formamos un buen equipo, son personas con buenas condiciones”, consideró.

El licenciado en administración habló de la eficacia y calidad en la prestación de servicios, y destacó para el periodo que se abre el plan de obras elaborado para el Hospital y las distintas áreas, la incorporación de más aparatología, la continuidad del programa de seguridad del paciente y más avances en la informatización del sistema con las historias clínicas de los pacientes en todos los servicios, que deberán definirse en el Presupuesto 2020.

“Hay mucho por hacer y creemos que vamos por buen camino, los indicadores que tenemos son superiores a la media de Provincia y Nación”, afirmó.

En torno al trabajo vinculado  con las administraciones provincial y nacional, Morando evaluó que la salud es una responsabilidad pública de competencias concurrentes y por lo tanto, es fundamental articular y complementarse.

“Queremos seguir articulando con la Provincia el CPA (Centro Provincial de las Adicciones) y el servicio provincial de neumotisiología, tenemos buenas expectativas también con el ministro de Salud de la Nación, que va a seguir un poco la línea del ministro Rubinstein”, señaló.

El trabajo en el territorio

Por lado, el médico Pablo Díaz Cisneros fue designado al frente del área de Salud Comunitaria, cargo que ocupaba Miriam Darthazu, quien volvió a su cargo de base en el Centro de Salud  San Cayetano. El galeno comandará los veinte centros de salud que orbitan bajo el sistema, quince en el radio urbano y cinco en la zona rural.

En este nuevo rol, Díaz Cisneros tendrá el desafío de seguir aceitando los mecanismos de la atención primaria, el primer eslabón de atención que se produce en el territorio para garantizar la promoción, prevención y protección de la salud.

En este sentido, apeló al  el trabajo articulado con las familias por “que los problemas que tenemos desde lo social, no sólo es el concepto de ausencia de enfermedad, hay que buscar a través de los equipos de salud comunitaria todo aquello que se pueda trabajar en el territorio, para que las familias tengan una mejor calidad de vida y no tengan que concurrir al segundo nivel, que es el Hospital, con un problema declarado”.

“Hay que recorrer e interiorizarse, eso no se puede hacer desde un escritorio. En PAMI el trabajo era más puertas adentro, ahora tengo que salir”, analizó y agradeció la buena disposición de su antecesora, quien lo asesorará en los aspectos que sean necesarios para fortalecer el área.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario