Con un incremento de tasas mínimo de 38 por ciento, el Ejecutivo traza los últimos lineamientos del Presupuesto 2019

El secretario de Economía y Administración, Daniel Binando, explicó a este medio que siguen la discusión en Provincia de Buenos Aires sobre la ordenanza impositiva y fiscal que tendrá impacto de lleno en las arcas municipales por los diferentes artículos. Críticas por la falta de autonomía municipal.

El secretario de Economía, Daniel Binando.

El Eco

Con análisis de diferentes ítems y con un ojo puesto en el debate por el proyecto de Presupuesto y Ley Impositiva en la Provincia de Buenos Aires, el Ejecutivo se encuentra terminando de definir los números finales para su propia normativa que se presentará el próximo 10 de diciembre al Honorable Concejo Deliberante para su debate.

El secretario de Economía y Administración, Daniel Binando, dialogó con El Eco de Tandil, y se mostró expectante por diferentes definiciones que se tienen que dar en los próximos días que ayudarán a “clarificar” los variables económicas para el 2019. Pero además analizó algunos problemas e inconvenientes que se generar a partir del debate en Provincia y las metas que se imponen para el año entrante teniendo como experiencia un período donde no se cumplieron ninguna de las pautas previstas por los gobiernos nacionales y provinciales.

“Esta situación crítica permite corregir errores que en momentos de expansión uno los suele mantener. Cuando se presentan estas crisis económicas permiten generar cambios”, explicó Binando y detalló: “Después de años de presupuestos expansibles, que empezaban de una forma y se sabía que iban a crecer, en ésta oportunidad va a ser mucho más constrictivos y reducidos. En gran parte esto es por la misma Provincia de Buenos Aires, que en su Ley de Presupuesto e Impositiva que se está tratando, limita a los municipios. Como salgan esas dos leyes fundamentales se dará la cierta maniobrabilidad que tendrán los municipios”.

Para el funcionario local “el presupuesto que se está armando será muy distinto a lo que estuvo acostumbrado esta gestión. Ya el año pasado tomamos algunos tópicos diferentes para cambiar”.

Autonomías

Para Binando el primer tema que se debe tener en cuenta es que “en la Provincia de Buenos Aires no hay autonomía municipal. El que habla de autonomía está mintiendo. Cuando uno ve a un funcionario o un político hablando de autonomía municipal, sea del partido que sea, está mintiendo. Porque cuando se hizo la reforma de la Constitución de la Provincia en 1994, Buenos Aires no la cumplió. Entiendo que de los 135 municipios no van a poder tener alguna de las cinco tipologías que hace entender al concepto de autonomía, pero otros como Tandil sí. Hay que darse el marco legal”.

“Para un presupuesto, entonces, se desprende de lo que diga el gobierno central de la Provincia. Por lo tanto hay que referirse a las leyes que se están debatiendo. Hacer una ley para una Provincia tan disímil como la nuestra es imposible, hay como cuatro provincias en una. Esto afecta económicamente y limita a los intendentes”, resaltó el secretario de Economía y Administración.

El funcionario explicó que en diversos debates que han tenido con colegas de la Sección le dicen que “con los problemas que hay no podemos ponernos a debatir este tema de la autonomía” a lo que respondió: “Sí hay que debatirlo, porque es un cambio estructural. Las cosas cambiarían si cambiamos las cosas estructuralmente. Sino en Cambiemos somos medio gatopardistas, cambiamos algo para que no cambie nada. Yo sé que por ahí no es el momento, pero qué costaba que en la próxima elección, que desde ya opino que no estoy de acuerdo en desdoblarla porque ya bastante se gasta cada dos años y hacer cinco elecciones en un años es una locura, asumamos que vamos con el Presidente, con el Gobernador y con el Intendente, y se terminó la discusión, poner un cuerpo más en la boleta donde se pusiera cuáles van a ser los constituyentes que modificarán solamente la parte de la Constitución provincial que habla de los Municipios, no costaba nada, en algún momento habrá que hacerlo”.

Fondo Educativo

En el análisis de la normativa que está en debate en la Provincia de Buenos Aires, Binando hizo mención al artículo 39 de la misma. “La Provincia se está sacando cosas de encima y se las traslada al Municipio. Pero no le cambia el porcentaje de coparticipación. Cuando veamos que no se soluciona el problema con los docentes versus el gobierno, nos está dimensionando la problemática que tenemos”, dijo.

“En este articulado, se menciona que en los distritos del interior el 70 por ciento del dinero que se recibe del Fondo de Financiamiento Educativo debe estar destinado a obras de infraestructura. Que no es obra nueva, es reparación y mantenimiento. En 2018 ese porcentaje era del 40 por ciento. A nosotros, por la experiencia que hemos tenido en el gasto del Fondo Educativo no nos preocupa mucho porque siempre hemos estado cerca de ese porcentaje que ahora nos imponen por ley”.

Pero Binando detalló que la preocupación pasa además por un párrafo que puntualiza que “se deben realizar controles sistemáticos y periódicos con el objeto de garantizar una operación y funcionamiento continuo de las instituciones educativas” a lo que explicó que “se le está trasladando al Municipio la responsabilidad de control que tiene que tener la Provincia. Están delegando funciones propias para controlar lo que no son capaces de controlar”.

Concejo Deliberante

Otro punto que remarcó el funcionario que se encarga de los números del Municipios tiene que ver con el presupuesto interno del Honorable Concejo Deliberante.

“Les ponen la limitación de qué participación presupuestaria pueden tener. El 1,5 por ciento sobre el total del Presupuesto. Estaba en el 2 por ciento en Tandil, no es tanta la diferencia, pero lo es”, afirmó.

Además resaltó que “el Concejo Deliberante de Tandil en sus facultades decide poner un Defensor del Pueblo que lo financia el órgano legislativo y ahora se va a complicar porque le bajan el presupuesto”.

Aumento de tasas

Uno de los puntos que siempre genera debate dentro del Concejo Deliberante y en la sociedad en su conjunto es el aumento de tasas que se planea para el ejercicio próximo. Si bien Binando dijo que “hasta que no tengamos certezas de todo lo que está pasando en Provincia es muy difícil cerrar los números”, existen puntos que se deben tener en cuenta.

“En la Ley Impositiva de la Provincia ponen un artículo que específica que no se puede aumentar más del 38 por ciento las tasas en forma individual. El 38 por ciento es el techo que nos ponen. Con una inflación que vamos a tener cercana al 45 por ciento es lo mínimo que pueden aumentar las tasas”, aseguró.

El funcionario además se preguntó el número final de inflación para el 2019: “Algunos dicen que será un 23 por ciento. Bajar el 50 por ciento de lo que tuvimos este año lo veo muy difícil, excepto una gran política de shock o un cambio muy grande. Si fuese el 30 por ciento de inflación sería un gran éxito. No me puedo engañar de que el 2019 mes a mes el gasto operativo del Municipio va a ser del 30 por ciento y eso lo tengo que también tener en cuenta. A mi el año pasado a esta altura me decían que el 15 por ciento iba a ser la inflación de 2018 y me costó discusiones con el intendente poner el 25 por ciento de aumento en las tasas”.

“Hay una Ley de Reordenamiento Fiscal, que nosotros adherimos, donde se señala que los incrementos de las tasas tienen que ir por el Índice de Precios del Consumidor. Esto nos hicieron aprobar a principio de año. Pero el IPC andará por encima del 44 o 45 por ciento cuando termine este año, ese sería mi tope, pero en la Ley de Presupuesto no me respetan eso y me ponen una cantidad fija”, lamentó.

Binando estimó que “para muchos contribuyentes será un fuerte aumento” y que “seguramente un punto o dos puntos de cobrabilidad bajará”.

“Si se que tendré menos recursos genuinos tendré que mejorar la calidad del gasto: más eficiencia. Y cambios culturales en el gasto. Por ahí estamos acostumbrados a muchas cosas que son un exceso. Por ejemplo, barrios que no es necesario que pase la recolección todos los días. Porque los recursos son limitados y nosotros no podemos perder el prestar con cierta calidad los servicios y pagarle a los trabajadores municipales en término”, analizó.

Detalles

Si bien el número final no lo tienen previsto y el reciente arreglo de los trabajadores municipales le brinda más certezas al equipo económico del intendente, el número final del Presupuesto 2019 en Tandil estará entre los 2.400 y 2.500 millones de pesos, casi 700 millones más que el ejercicio en curso.

Para Binando, de ese monto mencionado, deberían ir “220 millones de pesos en obra pública. Hemos mantenido una buena cobertura social, no hay gran problemática con eso; hemos sabido construir un buen sistema de Salud; tenemos que conseguir que 220 millones de pesos vayan a obra pública de los cuales 100 millones tienen que ir a pavimentación y repavimentación, 50 millones de la adenda que nos falta terminar de los dos planes de urbanización que eso lo tenemos por contrato y 70 millones que queden en obras hidráulicas, realmente tendríamos una visión de obra pública muy buena”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario