Con un proyecto de ley buscan evitar la deserción escolar por el embarazo adolescente

El Eco Multimedios, sobre un proyecto de ley que busca evitar que el embarazo adolescente sea una causa de deserción escolar. Daletto explicó que si bien ya hay una ley en la provincia que contempla esta problemática del embarazo adolescente, ante la alarmante cifra de casos que hay, hicieron este proyecto para reforzar ciertos aspectos. Frente a ese panorama, detalló que el Ministerio de Salud hace un tiempo dio a conocer algunas cifras referentes a la temática. En las mismas, se reveló que en 2016 hubo 271. 790 nacimientos, de los cuales 11.3, es decir más de 31 mil corresponde a madres menores de 19 años. Eso significa que el embarazo adolescente en la provincia es del 11,3, lo cual consideró es una cifra “muy alta”. La ley “Esto no es un tema nuevo y la Legislatura con una propuesta de la diputada Rocío Giacone en el 2015 aprobó la ley, que es la 14.637 que es la que ya está en vigencia”, indicó. La misma creó un régimen especial para las madres y padres adolescentes a partir del cual “por un lado le da 30 días más de inasistencia justificada en el caso de la madre y 5 días más en el caso de los padres y en segundo lugar este régimen tiene ciertos deberes y obligaciones para con los directivos, para la institución educativa, que tienen que tener con los alumnos que estén pasando por esta situación”. “El primer deber es hacerle conocer este régimen especial, que el alumno que está pasando por esta situación lo sepa. El segundo es que deben brindar apoyo en todo y el seguimiento de lo que son los controles médicos. El tercero es que deben instrumentar evaluaciones periódicas y clases de apoyo para que no se atrasen en sus objetivos pedagógicos, y el cuarto que en cada municipio deben haber jardines maternales donde deben tener prioridad e inscripción las madres adolescentes”, puntualizó. No obstante, marcó que “durante estos dos años empezaron a aparecer casos donde hay conductas a veces en los directivos de los colegios, o en la institución educativa a veces por acción o por omisión donde empezamos a ver ciertos actos de discriminación y cuando vuelven al colegio, muchos de estos alumnos tienen problema en el nuevo ciclo lectivo para ingresar de vuelta a la escuela”. “Es como que se quieren sacar de encima esta complejidad en la escuela, por eso si bien es una obligación del colegio tomar a todos los alumnos, lo que hacemos es hacerlo expreso en este régimen especial donde tiene prioridad la inscripción de los alumnos que están pasando por esta situación”, sostuvo. Y afirmó que “en una encuesta de la Unesco de 2013, marca el embarazo adolescente como una de las tres principales causas de deserción escolar. Por eso es importante que los adolescentes en esta situación tengan todo el apoyo y todo el respaldo de la ley, del Estado, de los directivos, de los docentes para justamente no tener ningún atraso y ningún problema en su vida escolar”. “Si hay un examen justo en los días de inasistencia justificada de la madre adolescente le da el derecho a que se busque otra fecha, a que se le pueda dar clase de apoyo, estamos hablando de un número lo suficientemente importante de adolescentes como para que el sistema educativo tenga que estar encima”, enfatizó. Y aclaró que las normas son “para todo el sistema educativo. La educación privada recibe un importante subsidio del Estado, donde hay ciertos servicios diferenciales como una doble escolaridad, pero también la educación privada, si vamos a los conocidos como colegios parroquiales, todos los sueldos los paga la Provincia pero más allá de lo económico las normas que son para la totalidad del sistema educativo público o privado”. Prevención Por otra parte sostuvo que “esto no quita que no nos hagamos cargo de la situación, hace tiempo que se inició un camino de educación sexual, de campañas de distribución de preservativos. Está claro que no es suficiente, por los niveles de embarazo adolescente”. “Sin lugar a dudas todavía no hemos podido dar en la tecla para que no suceda el embarazo adolescente pero sí hay que disminuirlo porque más allá de que nos produce alegría toda vida, está claro que todos si pudiéramos planificar el embarazo tendría que ocurrir una vez terminada la adolescencia”, afirmó. Finalmente, acerca del proyecto de ley, aclaró que “como esta es una modificación a una ley que ya está y que fue impulsada por legisladores de otro sector político, yo entiendo que tiene el consenso como para que avance en forma veloz, y creo que en el primer semestre del año que viene esto tiene que ser ley”. ]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario