Continúa en estudio el proyecto que apunta a formalizar el trabajo de las unidades productivas

El concejal de Integrar, Gustavo Ballent, analizó la iniciativa impulsada por la CTEP.

El Eco

Hacia fines del año, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) presentó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que busca formalizar la labor que llevan adelante las unidades productivas nucleadas en esa organización y transformar planes sociales en trabajo de interés social. El expediente tomó estado legislativo y pasó a la Comisión de Producción, Trabajo y Medioambiente para su estudio.

El presidente de ese espacio legislativo, Gustavo Ballent (Integrar), que se reunió el miércoles por la mañana, informó que la iniciativa fue remitida a la Comisión de Economía y Administración, a cargo de José Luis Labaroní (Cambiemos), para la evaluación de algunos aspectos que incorpora el texto vinculados al financiamiento.

El expediente comenzó a avanzar y no se descartan consultas al Ejecutivo, ya que, según sus lineamientos, promueve la participación de las unidades productivas en la obra pública, al igual que la experiencia de la cooperativa encargada de la limpieza y mantenimiento del arroyo Langueyú; la adquisición de productos elaborados por integrantes de la economía popular y el apoyo y fortalecimiento de esos espacios.

“Es oportuno estudiar el proyecto y acompañarlo porque nos parece sensato”, adelantó Ballent.

En estudio

En diálogo con El Eco de Tandil el edil del massismo ratificó la decisión de girar la propuesta hacia la comisión de Economía dado que contiene una “relación intrínseca” con aspectos económicos, en especial, sobre la base de los puntos que incorpora en caso que estos actores sean considerados por el Municipio para la contratación de obras.

“Evaluamos que debía pasar por ese espacio para que hagan el estudio correspondiente y emitan su opinión y así lo definimos el miércoles,”, indicó.

En tanto, adelantó la postura del bloque, que integra junto a Mauricio D’Alessandro y Nilda Fernández, apunta a acompañar el proyecto de ordenanza ya que resulta “viable”.

“La CTEP está trabajando en Tandil, con cooperativas que están encaminadas y otras que están en trámite para su constitución formal. Y lo que piden es trabajo”, planteó el concejal massista.

Opinó que “el Municipio está en condiciones de asignarle ciertos trabajos” a esas unidades productivas, integradas por “vecinos de Tandil que están trabajando bien”.

Búsqueda de consenso

Por otro lado, Ballent aseguró que se trata de una iniciativa “buena” aunque “perfectible”, por lo que no descartó que puedan incorporarse modificaciones. De todos modos ratificó que “la idea es buscar un consenso”.

“Es un proyecto que llevará su tiempo porque también dependemos de la voluntad y opinión del Ejecutivo”, que será “determinante”, planteó. Sobre las perspectivas de avance vaticinó un fuerte debate legislativo para alcanzar un acuerdo. “No va a ser fácil”, estimó.

Los principales artículos
del proyecto de ordenanza

El proyecto de ordenanza establece, en su artículo primero, la creación del programa de Apoyo, Promoción y Desarrollo de la Economía Popular, Social y Solidaria, en el Partido de Tandil.

El programa brindará un “acompañamiento integral del Estado municipal a los sujetos de la economía popular, social y solidaria (Epsys) en las implementaciones de acciones tendientes a generar y sostener el trabajo a través del desarrollo de sus actividades”.

En el tercer artículo hace referencia al régimen de aplicación al señalar que “se determinan las acciones que seguirá el Municipio comprendidas en un régimen especial de vinculación en las contrataciones públicas, creación de fondo en apoyo a la adquisición de bienes y materiales y régimen de promoción y protección para la consolidación en el mercado de productos provenientes de la economía popular, social y solidaria”.

En el siguiente punto desarrolla una serie de puntos que aluden al “apoyo en la ejecución de obras, servicios, provisión de insumos y materiales”, y crea el “régimen especial de contrataciones del Estado municipal y la Epsys”, mediante el cual, “a los fines de la provisión de mano de obra, prestación de servicios, provisión de insumos y materiales, se deberá dar prevalencia en su ejecución, prestación o provisión, a favor de los sujetos de la Economía Social y Solidaria”.

Entre las alternativas cita “el mantenimiento y espacios públicos y/o prestaciones de servicios, bacheo y reparación de veredas, senderos peatonales, remodelación de plazas, refacción integral de edificios públicos, extracción de árboles, desmalezamiento, parquización, mantenimiento de espacios verdes, zanjeo a cielo abierto, rectificación de zanjas, fumigación y desratización, mejoramiento de viviendas, limpieza de sumideros en la planta urbana, recolección diferenciada y reciclado, limpieza de barrios, forestación, obras en escuelas e instituciones, entre otras”.

A su vez comprende la provisión de insumos, materiales, bienes de uso, alimentos, y toda otra adquisición que demande el Estado municipal y pueda ser provista por la Epsys”.

El quinto artículo del proyecto de ordenanza se centra en el “apoyo en la adquisición de bienes y materiales”, para lo cual establece la creación del Fondo Municipal de Apoyo y Fomento de la Economía Popular Social y Solidaria, que tendrá como destino el pago de las erogaciones que se originen por las actividades comprendidas en el acuerdo.
Para ello se designará una partida en el presupuesto municipal como fondos afectados “exclusivamente al cumplimiento de las finalidades establecidas en la presente ordenanza”.

En tanto, el Municipio “destinará recursos para la compra de maquinaria, materiales, herramientas, elementos y/o componentes que demandaran las unidades productivas de la Epsys a los fines de responder a sus necesidades operativas, en brindar una adecuada prestación de los servicios, provisión de insumos, materiales y todo obligación contraída”, y aclara que los beneficiarios “deberán rendir cuentas al Departamento Ejecutivo”.

Luego, en cuanto a la modalidad para la promoción y protección de productos de origen en la Epsys, autoriza al Ejecutivo a establecer un “régimen de exenciones del pago de la Tasa Unificada de Actividades Económicas y/o de las específicas que graven la actividad que se trate”, que será por doce meses.

Para el fomento social “se establece un régimen de bonificaciones en los impuestos y contribuciones de hasta el 50 por ciento a quienes contraten, expendan y/o comercialicen productos y servicios de origen en la Epsys”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario