Desde el Municipio celebraron la sanción de la ley de reparación a hijos de víctimas de femicidios

“Siempre que el Estado repara es una buena noticia”, expresó la directora Andrea Rossetti, tras la sanción de la “Ley Brisa”.

El Eco

La directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual del Municipio, Andrea Rossetti, celebró el resultado de la última sesión de la Cámara de Diputados, donde entre otros proyectos se sancionó la “Ley Brisa”, que crea un régimen de reparación económica para hijos de víctimas de femicidios.

La iniciativa recibió 203 votos afirmativos y ninguno negativo. La reparación, que comienza a regir desde el momento del procesamiento del femicida, consiste en un haber jubilatorio mínimo mensual, con sus incrementos móviles.

En diálogo con “Dulce o Amargo”, la funcionaria comunal manifestó que “es una alegría lo que sucedió y que además haya sido por unanimidad, lo que habla de consensos en cuanto a un tema prioritario en la agenda”.

Recordó luego que se trata de “un proyecto que impulsó La Casa del Encuentro, que seguramente la gente recuerda porque es quien hace justamente esta sistematización de la cantidad de femicidios en nuestro país. Otras organizaciones la acompañaron con la idea de reparar daños, en este caso, de lo que se llama víctimas colaterales, es decir, aquellas personas que son víctimas de ese delito original, que sería el femicidio o bien el asesinato de una mujer por su condición de mujer”.

Concretamente, Rosetti explicó que “en este caso, lo que hizo La Casa del Encuentro fue relevar qué pasaba con esos hijos -niños, niñas y adolescentes- que quedaban sin su madre y, desde 2009 hasta hoy, se contabilizaron 2900 hijos e hijas que quedaron sin su mamá. Y, el 64 por ciento de ellos, es menor de edad”.

Según precisó, “esta ley lo que va a hacer es otorgarles un importe equivalente a una jubilación mínima, estamos hablando de 8 mil pesos. Sin embargo, algunas cosas no quedaron claras en la reglamentación porque se estaba por caer el proyecto. Entonces, hubo un consenso entre los bloques para trabajar hacia adelante en algunas cuestiones que quedaron desprolijas, que fundamentalmente tienen que ver con a partir de cuándo empieza a correr”.

“La idea -indicó- es que esa reparación empiece a correr a partir del momento en que empieza el proceso judicial con el femicida en la Justicia”.

 

El impacto

en las familias

 

Seguidamente, la directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual comunal expresó que “hablamos de Brisa, que es el nombre de una de las víctimas de estas características, y me parece que hablamos de una brisa para el contexto familiar. De hecho, acá en Tandil también ha pasado. Tal vez lo que nos impacta en los medios es el femicidio, pero después sigue la historia de esa familia y se hace cargo el tío, la tía, la abuela, es decir, el entorno familiar, y más allá de las secuelas emocionales, también hay un componente que tiene que ver con lo económico”.

Expuso que “a veces son muchos los hijos e hijas que quedan sin su mamá y con el papá en la cárcel o con un proceso judicial en ese sentido. Por lo tanto, es una reparación, una brisa y algo que creo que está fuera de cualquier discusión político partidaria. Había una necesidad”.

Consideró luego que “siempre que el Estado repara es una buena noticia. Si bien la reparación nunca pasa exclusivamente por la cuestión material, sí va de la mano de muchas cuestiones que quedan desequilibradas en ese contexto donde se rompe la familia y empiezan a surgir muchísimas problemáticas asociadas a esa situación o esa escena de femicidio”.

Por lo tanto, Rossetti insistió en que la aprobación de esta ley efectivamente “es una buena noticia, más allá del origen que la motiva, porque habla de una reparación para esos niños, niñas y adolescentes. Y también, si hablamos de reparación, hablamos de una proyección de una vida un poco mejor”.

 

Detalles de

la iniciativa

 

El proyecto adoptó el nombre a partir del caso de Brisa Barrionuevo, una niña que vive en Moreno junto a sus hermanos gemelos, Elías y Tobías. Su madre, Daiana Barrionuevo, fue asesinada a golpes el 20 de diciembre de 2015 y su cadáver, arrojado a un río dentro de una bolsa.

La iniciativa, que ya tenía media sanción del Senado de la Nación, establece la creación de un régimen de reparación económica para las niñas, niños y adolescentes cuando cualquiera de sus progenitores haya sido procesado y/o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de homicidio contra su otro su progenitora.

Para hacer efectiva la reparación económica, las personas que administren la prestación deben acreditar ante la autoridad de aplicación tener a su cargo a la niña, niño y/o adolescente. En el supuesto de personas con discapacidad sin límite de edad, deberán presentar el certificado único de discapacidad emitido por autoridad competente.

Además, la reparación económica deberá ser abonada por el Estado nacional mensualmente, por un valor equivalente a un haber jubilatorio mínimo y será considera como de atención integral compatible con las asignaciones familiares.

Además, se dispondrá la cobertura integral de salud, que deberá cubrir todas las necesidades de atención de su salud física y psíquica; garantizar en forma prioritaria la atención integral y cumplir un seguimiento y control por parte del Ejecutivo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario