El bloque Integrar llamó a mejorar la recaudación en el Hospital para optimizar el presupuesto en salud

En el marco del estudio del Presupuesto 2018 para la administración central, el Concejo Deliberante y el Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, los integrantes del cuerpo legislativo sumaron más voces para obtener una visión integral sobre el proyecto político que el gobierno de Miguel Lunghi llevará adelante en el tercer año de su cuarto mandato.

En este caso, la Comisión de Desarrollo Social y Salud, presidida por el concejal saliente de Cambiemos, Luciano Grasso, recibió a las autoridades del sistema sanitario público para abordar la distribución de los recursos que permiten sostener la estructura, en uno de los ejes centrales del cálculo de recursos y gastos que elaboró el Departamento Ejecutivo.

Así, el presidente del SISP, Gastón Morando, acudió a la reunión ampliada con concejales, que se desarrolló ayer, en el primer piso de la sede de Gobierno, en el Salón 15 de Junio, y en conjunto analizaron los distintos puntos durante un extenso intercambio.

El concejal del bloque Integrar, Mauricio D’Alessandro, marcó como una deficiencia la baja recaudación a partir de las prestaciones que se brindan en los hospitales, en un proceso que se encuentra “débil” y sugirió reforzarlo para mejorar la ecuación económica del sistema.

 

Mejorar la ecuación

En diálogo con El Eco de Tandil, el edil compartió detalles de los puntos abordados durante el encuentro y su opinión en cuanto a la proyección del Gobierno en materia sanitaria, sector que se lleva “buena parte” del presupuesto central porque “más de la mitad de la plata se gasta ahí”.

En primer término, alertó sobre el crecimiento de las partidas para recursos humanos, es decir, que “aumenta la planta”, y en esa línea criticó que el sistema recauda “el 12 por ciento” de las prestaciones que realiza.

Lo cierto es que en los hospitales públicos de la ciudad se atienden pacientes que carecen de cobertura médica pero también otros que cuentan con obra social o prepaga. Pero muchas veces, la asistencia no genera una contrapartida en términos económicos, en un esquema que también se replica con las compañías de seguro que intervienen en algún siniestro de tránsito con lesionados en la vía pública.

Así, y si bien las autoridades indicaron que se encuentran abocadas al tema para mejorar el cobro, D’Alessandro sostuvo que la facturación de los hospitales es uno de los puntos centrales para mejorar la ecuación, “básicamente porque la mitad de la plata va para pagar el personal”.

“Las obras sociales pagan poco, mal y tarde. La mitad de la plata que entra va para recursos humanos, y eso genera un gran déficit” que obliga a afrontarlo con “rentas generales y tasas”.

 

Baja recaudación

En un análisis sobre la distribución, el concejal que asumió el pasado 10 de diciembre dijo que el Sistema Integrado de Salud “se está comiendo el presupuesto municipal”.

“Poco a poco va aumentando, y hoy el 81 por ciento se va en personal y deja muy poco dinero para otros gastos”, señaló. Por eso, sugirió que resulta necesario “mejorar sustancialmente” la recaudación, en especial el cobro a las obras sociales, ART y compañías de seguros, que es “muy bajo” respecto del total. “Tenemos un Hospital que gasta 800 millones y solo recauda 81 millones”, es decir que “solo el diez por ciento de las prestaciones se logra cobrar”.

Si bien la explicación de las autoridades sanitarias es que “el 30 por ciento de los pacientes carece de cobertura”, D’Alessandro sostuvo que “no es posible” en términos reales, aunque especuló que “sí es cierto que el 30 por ciento de la gente se presenta y dice que no tiene” obra social.

En tanto, citó las objeciones que realizó su par de Unidad Ciudadana, María Eugenia Poumé, respecto de la cobertura en odontología, las fallas en el funcionamiento y la falta de insumos.

Frente a este aspecto, Morando respondió que se incorporó una partida para la construcción del hospital odontológico, que se financiará con recursos del crédito que tomó el Municipio del Banco Ciudad.

 

Presupuesto “austero”

Como se informó, el Presupuesto 2018 calcula recursos por 1.868 millones de pesos, una cifra que supera en 400 millones al que se aprobó para el actual ejercicio, y contiene una actualización de las tasas de un 25 por ciento en promedio.

En términos generales, para el abogado es un presupuesto “austero” y marcó como ejemplo la disminución de los fondos que girará el Gobierno bonaerense en relación a los recursos por coparticipación.

En cuanto a la actualización de las tasas municipales, consideró que el porcentaje es “un poco alto” y agregó que desde la bancada solicitaron a la Secretaría de Economía mayores precisiones en relación a la suba que tendrá cada uno de los tributos que deben pagar los tandilenses.

En ese sentido, también resaltó el compromiso para evitar que el revalúo fiscal de la Provincia impacte en la estructura tributaria local durante el año entrante y se postergue para 2019.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario