El Ejecutivo dio una señal e impuso límites a ciertos gastos internos durante tres meses

El jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety.

El Eco

En una medida que busca anticiparse frente a un escenario que se plantea complejo hacia el segundo semestre, acompañado por una posible reducción en los ingresos que provengan de Provincia, el Ejecutivo tuvo un “gesto importante” y decidió avanzar en una serie de medidas que limitan determinados gastos internos.

En ese sentido el intendente Miguel Lunghi firmó días atrás una serie de decretos que apuntan a restringir designaciones de personal en la planta de personal -salvo excepciones-; la emisión de viáticos nacionales e internacionales; las horas extras en distintas áreas; alquileres; y el uso de celulares corporativos de los funcionarios.

En concreto, el primero de los decretos establece, en función de la “situación actual de las finanzas públicas municipales y la necesidad de preservar el equilibrio presupuestario sin afectar las prestaciones esenciales”, la suspensión del ingreso de personal a la planta de la Municipalidad y del Sistema Integrado de Salud Pública, “congelándose todas las vacantes existentes”.

Y crea una comisión evaluadora que tendrá por objeto “analizar las solicitudes que estén debidamente justificadas por razones de servicio”.

Otro de los decretos se ajusta a la necesidad de “racionalizar el otorgamiento y realización de tareas en horario suplementario y consumo de combustible”, por lo que ordena a las secretarías de Gobierno y de Economía a la elaboración de una auditoría de la totalidad de las horas extras que se abonan y del gasto en combustible de los vehículos vinculados a la administración central y descentralizada “con el objetivo de determinar su razonabilidad, conveniencia y disponibilidad presupuestaria”.

Si bien resulta poco significativo el impacto en materia económica, desde el Gobierno aseguraron que se trata de un “gesto” sobre la base de un equilibrio económico y financiero del Municipio.

Todas estas medidas se aplicarán a partir del 1 de junio y se mantendrán durante 90 días.

“No es poco”

En diálogo con El Eco de Tandil el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, reconoció que “no son aspectos en los que se generan gastos en grandes cantidades pero son gestos para el tiempo que viene, con lo cual no es poco”.

“Si la situación se complejiza, crece la demanda social, y no estamos haciendo ni más ni menos que lo que se está haciendo a nivel nacional y provincial. Este tipo de cuestiones las van a tener que hacer todos los gobiernos en todos los niveles”, remarcó.

Ante la posibilidad de profundizar estas acciones para limitar el gasto, se mostró cauto y evitó adelantar conclusiones apresuradas. Y analizó que en situaciones de “crisis” o de “ciertas tensiones”, los municipios “requieren de buenos administradores y estos son escenarios que hay que ir leyendo en forma anticipada”.

El Municipio “tiene una muy buena administración y seguramente es uno de los municipios de la provincia de Buenos Aires que tiene menos cantidad de cargos políticos en relación a la población y está en una media muy aceptable de recursos humanos”, resaltó el jefe de Gabinete.

“Si la situación se pone más tensa habrá que ver qué reformulación de gastos se hace, pero no me quisiera adelantar a situaciones que no se sabe cuáles van a ser”, enfatizó.

Sin certezas sobre las
disposiciones de Oceba

Por otro lado el jefe de Gabinete aseguró que aún no hay definiciones en torno a lo dispuesto por el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (Oceba), que impide a las distribuidoras como la Usina cobrar tasas locales.

“Estamos siguiendo el tema”, con la atención puesta en evitar que se le quiten recursos que desfinancien el sistema montado. “Cada medida que se toma restringe acciones de gobierno”, alertó Elichiribehety, que definió que son tiempos de “fino equilibrio”.

Se inició la negociación
por las tierras de Metán

Tal cual se había anunciado en estas páginas, la sanción de la ordenanza que declara de interés público la adquisición de las tierras donde funcionaba la fábrica Metán mediante compra, permuta, donación, expropiación u otro mecanismo, habilitó al Ejecutivo a iniciar la negociación con Renault con vistas a cristalizar el proyecto de construcción de un centro cívico en ese lugar.

En ese marco este miércoles Elichiribehety mantuvo una reunión en Capital Federal con directivos de la empresa propietaria de Metalúrgica Tandil, donde se plantearon los distintos lineamientos frente a la propuesta.

El primer paso se establecerá un intercambio de información en el que se expondrán detalles de los informes con que cuentan, mientras que el Gobierno avanzará en la solicitud de tasaciones al Banco Ciudad y al Banco Provincia y de un estudio de impacto ambiental al OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible).

Una vez que se obtengan estos datos, que se demorarán entre 90 y 120 días, “nos vamos a sentar a ver de qué número estamos hablando” para evaluar las alternativas de compra.

Elichiribehety rechazó que Renault tenga interés en adquirir las tierras donde funciona el corralón municipal, en Santamarina al 400, y adelantó que no aceptarían una permuta.

En efecto se analizará la eventual venta de algunos de los activos con que se cuenta, a los que se suma el lote en María Ignacia Vela, donde se pretendía construir una unidad penitenciaria.

Independientemente del escenario que se abre, el objetivo es tener una definición “antes de fin de año”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario