El Ejecutivo garantizó la atención en Políticas de Género, pese al conflicto con trabajadoras

El jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, y la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, recibieron a integrantes de la Mesa Intersectorial de Violencia Familiar y de Género. Abordaron algunos temas de agenda y también la denuncia por violencia laboral que impulsaron trabajadoras sociales del área que dirige Andrea Rossetti. El Ejecutivo ratificó la continuidad del trabajo, mientras aguarda una resolución.

El Eco

Mientras aguardan por una resolución en el marco de la delegación del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, el Ejecutivo recibió ayer a integrantes de la Mesa Intersectorial de Violencia Familiar y de Género para abordar, entre otros temas, la preocupación por el conflicto y su impacto en el funcionamiento de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual del Municipio.

El encuentro se celebró ayer al mediodía y estuvo encabezado por el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, y la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, y el director de Recursos Humanos, Mauricio Baldovino, que recibieron a representantes del espacio conformado por distintas organizaciones abocadas a la temática de género en la ciudad.

El diálogo atravesó por distintos temas de agenda, entre ellos la preocupación por la denuncia que presentaron cuatro trabajadoras del área contra su titular, Andrea Rossetti, por violencia laboral, que se sumó a un petitorio con un reclamo de las trabajadoras de Desarrollo Social y del Sistema Integrado de Salud Pública.

Frente a este cuadro, la Dirección de Personal decidió el traslado de las cuatro empleadas a otras dependencias. En paralelo, las trabajadoras iniciaron un reclamo para exigir que se reconozca su trayectoria y capacitación en materia de violencia contra de género e intrafamiliar.

 

La reunión

El espacio valoró el ámbito de diálogo con el Gobierno comunal, en el que pudo canalizar una serie de inquietudes vinculadas a la temática.

En primer lugar planteó la preocupación por la situación de las empleadas del área de Desarrollo Social y el descargo del distrito Azul del Colegio Trabajadores Sociales y la necesidad de conocer cuál era la situación del servicio.

En respuesta las autoridades municipales aseguraron que en el área trabajan con menos personal dado que aún mantiene las negociaciones y hasta tanto no se resuelva el pase no se liberarán los cargos disponibles.

Por eso las expectativas apuntan a que se defina el conflicto en el ámbito de la delegación de la cartera laboral, para poder completar el plantel de la Dirección de Políticas de Género y normalizar la situación.

De todos modos aseguraron que la atención se encuentra garantizada aunque con menos personal. “La respuesta fue clara”, señalaron desde la mesa ante la inquietud sobre la prestación del servicio.

Otras inquietudes

El intercambio también permitió el planteo de otras inquietudes y propuestas impulsadas desde la Mesa Intersectorial de Violencia Familiar y de Género para su aplicación en la ciudad.

En concreto hicieron referencia a la Ley Provincial 13.168 de Violencia Laboral, para lo cual el Concejo Deliberante debe sancionar una ordenanza para adherir al procedimiento que propone para superar las instancias de conflicto.

En ese sentido las representantes del espacio entregaron una copia de la normativa y de la ordenanza que aprobó Rosario como antecedente.

Por otro lado, solicitaron respaldo político para que finalmente se apruebe el proyecto que contempla la incorporación de una médica en el ámbito de la Comisaría de la Mujer y la Familia para atender los casos de abuso sexual y violencia de género.

El expediente fue elevado al Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, que remitió una respuesta sin definiciones al planteo realizado, por lo que solicitaron el acompañamiento del Ejecutivo para lograr una definición en este sentido.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario