fbpx El Legislativo intermedió entre el gremio y el Ejecutivo por la crisis de la metalmecánica – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Legislativo intermedió entre el gremio y el Ejecutivo por la crisis de la metalmecánica

La Comisión de Producción, Trabajo y Medioambiente recibió al titular de la UOM Carlos Romano y al secretario de Desarrollo Económico Local Raúl Moyano. El disparador fue el diagnóstico del cierre de empresas y los despidos. Los funcionarios se comprometieron a seguir conversando sobre los casos puntuales y ante las dificultades para afrontar los costos de la energía eléctrica. Estiman que en Tandil se perdieron unos 600 puestos de empleo en el sector en los últimos 5 años.

El Eco

La Comisión de Producción, Trabajo y Medioambiente del Legislativo recibió ayer a actores vinculados al sector industrial, a partir de la reducción de personal, el complejo escenario y el cierre de empresas en la ciudad. El disparador fue el preocupante diagnóstico que difundió la delegación local de la UOM, pero con miras a avanzar en políticas que puedan reducir el impacto de la crisis en un área que históricamente fue generadora de empleo.

Por iniciativa del presidente de la comisión Gustavo Ballent, quien citó al secretario general del gremio Carlos Romano y al secretario de Desarrollo Económico Local del Municipio Raúl Moyano, los concejales escucharon de primera mano la problemática de la industria, acordaron seguir con las conversaciones y monitorear los casos puntuales de empresas que están complicadas, por caso, a la hora de afrontar el pago de las facturas de luz y los abultados intereses por mora.

Además de Moyano, participó el director de Industria, Comercio, Servicios y Emprendedores Mauricio Madarieta, y los concejales de la UCR Cambiemos Matilde Vide, Marcela Vairo, Marcos Nicolini y Gabriel Bayerque, el justicialista Facundo Llano y por Unidad Ciudadana, Rogelio Iparraguirre y Ariel Risso.

Ballent celebró la presencia de Romano y Moyano, a quienes había convocado por nota, y de sus pares de la comisión, además de otros legisladores que quisieron sumarse al encuentro.

Apoyo político

“Se trató el tema de la lista de cierre de empresas y de empresas con problemas que presentó hace unos días la UOM en los medios, para que nos contara de primera mano a la comisión y a los miembros del área correspondiente del Ejecutivo la temática que está planteando sobre el cierre de empresas y empresas con crisis”, precisó Ballent.

De acuerdo con el informe del sindicato, suman cincuenta las firmas que cerraron en los últimos años y las que están cerca de desaparecer. En concreto, difundió una nómina de 30 empresas que bajaron la persiana y de otras 20 que redujeron significativamente a su personal.

Más allá del caso de Metalúrgica Tandil y del impacto que tuvo en pymes que eran proveedoras, el concejal sostuvo que “hay empresas que hoy están en serios problemas, que tratan de seguir manteniendo sus fuentes de trabajo y los problemas económicos que se han suscitado en el país están generando también que a esas empresas les cueste revertir el problema que tienen” y agregó que esta situación pone en jaque a fábricas que “están actualizadas, que están aggiornadas con la tecnología”.

En concreto, explicó que “Romano nos pide que desde la política acompañemos los reclamos que se hacen y que estemos atentos a los problemas que se están generando en las empresas, y a la imposibilidad, en muchos casos, de afrontar facturas de servicios y demás, y ver cómo desde el Estado se puede ayudar a palear esa situación”.

Consumo eléctrico e intereses

Con respecto a las facturas de energía eléctrica, el oficialismo se escudó en un relevamiento que arrojó que los consumos no tenían incidencia en el sector industrial.

Sin embargo, Ballent manifestó que “en algunos casos hay empresas que tienen boletas que no pueden pagar o que pagan atrasado, con una cantidad de intereses importante. Lo que uno busca es remediar esa situación para que la empresa pueda pasar este momento de crisis”.

Y agregó que “nos decía el secretario de Desarrollo Local que ellos tienen evaluado que la suba de la energía no impacta en el producto final de las empresas, que es ínfimo el impacto que tiene en la estructura de costos, pero nosotros entendemos que cuando un empresario viene y plantea que tiene una factura que no puede pagar, hay que tratar de ayudarlo desde el Estado para que pase esa situación de crisis en ese momento y se pueda poner en condiciones para seguir su actividad de forma normal. Eso es así, si tiene un problema, el Estado tiene que estar para ayudarlo, y más en este momento”.

El compromiso asumido por los funcionarios y concejales del oficialismo fue seguir conversando sobre estos temas y en casos puntuales de empresas en crisis, evaluar la posibilidad de conseguir algún plan de pago o no cobrarle los intereses.

Olavarría, el modelo

En la reunión, Romano puso como ejemplo a Olavarría, donde el Estado municipal impulsa políticas de fomento a la industria. Como contrapartida, Ballent refirió que “la crítica es que en Tandil no se le está dando importancia o prioridad al tema de la producción“.

En relación a la situación del empleo, el concejal de Integrar informó que “se han perdido más de 600 puestos de trabajo” en los últimos cinco año y consideró que “es un número importante”.

En la actualidad, la UOM tiene unos 600 afiliados en Olavarría y un padrón similar aquí, pero no hace mucho Tandil aventajaba ampliamente el empleo industrial con respecto a los puestos de la localidad vecina. Si bien ahora hay paridad, en la ciudad cementera creció en número de afiliados.

“Olavarría tiene mucha industria y mucha vinculada a la construcción, que figura en otros sindicatos. Lo importante de Olavarría es que todas las empresas que tienen afiliados en UOM están pagando religiosamente los aportes y obra social, no están con los problemas que tienen otras empresas que son afiliadas en Tandil, que tienen deudas, lo que perjudica mucho porque el trabajador a veces tiene dificultad con las prestaciones”, detalló Ballent, quien también es abogado del sindicato.

En relación a las fortalezas de la ciudad vecina, consideró que “entiendo que hay una visión de la ciudad de darle importancia a la producción, por eso apuestan a los parques industriales, a las empresas que se radican en el lugar. Hay mucha variedad, fabricación de máquinas agrícolas, de estructuras metálicas, carpintería metálica, fundición, una gama de Tandil también la tiene, pero nosotros hoy tenemos un problema mayor que Olavarría”.

Llano apostó a interpelar a la Usina para que auxilie a pymes

Por otra parte, en la reunión el justicialista Facundo Llano planteó que en el marco del Consejo Económico y Social surgieron los inconvenientes que representan las facturas de luz para las pymes. Incluso en la última reunión se evaluaron alternativas para que las empresas más complicadas puedan acceder a la Usina y determinar cómo incide la energía en la estructura de costos.

El concejal indicó que la inquietud surgió de las pymes, porque “hay empresas en que tiene un grado de incidencia importante y las está afectando afrontar el pago de los servicios”.

En ese sentido, consideró que “es una decisión política” que la Usina brinde respuestas. “Por ahí se trabajaron temas puntuales de algunos cortes, pero muy ínfimo en relación a lo que está sucediendo en Tandil y lejos de abordar el sector productivo”.

Por último, marcó su expectativa de que estas reuniones sirvan “para interpelar a un ente público, que tenemos la suerte de tener esa posibilidad. Estaría bueno que tenga la decisión política, y entre todos hay que construirla”.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario