El Senado bonaerense sancionó la adhesión de la Provincia al Pacto Fiscal

La Plata (Télam) – El Senado bonaerense sancionó ayer la adhesión de la provincia de Buenos Aires al Consenso Fiscal que permitirá, entre otras cuestiones, el ingreso de 21.000 millones de pesos a la provincia en 2018 y otros 44.000 millones en 2019, por la mejora en la distribución de la coparticipación federal y la baja del Fondo del Conurbano.

La adhesión se convirtió en ley en la Cámara alta provincial, con 35 votos afirmativos y 11 en contra de los legisladores del bloque de Unidad Ciudadana-Fpv, horas después de ser aprobada por la Cámara baja bonaerense, con la oposición también de esas dos bancadas.

“Es un día histórico en el que recuperamos para los bonaerenses lo que les corresponde”, dijo a Télam una fuente del gobierno provincial, que consideró el voto en contra de Unidad Ciudadana-FpV como “una demostración más del abandono que los K hicieron de los bonaerenses. (El ex gobernador Daniel) Scioli nunca reclamó y ellos siguen esa misma posición”.

El Consenso Fiscal fue rubricado por el presidente Mauricio Macri y los gobernadores en noviembre último, e implica para la provincia de Buenos Aires el ingreso de 21.000 millones de pesos en 2018 y de otros 44.000 millones en 2019 por la recuperación del Fondo del Conurbano.

Buenos Aires firmó el convenio a cambio de retirar la demanda que había llevado a la Corte Suprema para eliminar el tope y recuperar unos 300.000 millones de pesos por el retroactivo de los recursos no recibidos entre 2011 y 2015.
El senador bonaerense por Cambiemos Roberto Costa sostuvo en el debate que “es un día histórico, la provincia de Buenos Aires, en un consenso sin atropellos, recupera para los bonaerenses una parte de lo que no recibió durante tantos años”.

Calificó de “ridiculez” a las objeciones del bloque de Unidad Ciudadana para la adhesión al Pacto Fiscal e ironizó que “está bien que vean todo negro, si así lo dejaron (al país y la provincia de Buenos Aires)”.

“Es un acuerdo favorable para municipios, para la provincia, para la Nación y para las otras provincias”, afirmó.

Sobre el pedido de Unidad Ciudadana de que se constituya una comisión bicameral que controle el manejo de los fondos que recibirá la provincia, Costa afirmó que se trabajará “para que se ejerza el control que piden los bloques y en ese sentido los expedientes virtuales se pueden controlar desde cualquier lugar”.

El senador negó que la adhesión vaya a afectar las autonomías municipales pero se pronunció por “armonizar el sistema tributario” al considerar inaceptable que “municipios libremente generen gastos en sus estructuras y tenga luego que ser el estado el que cubra esos malos manejos”.

“Esta ley busca generar armonización, tenemos que discutir, buscar, un criterio de responsabilidad en el manejo de los recursos públicos y tener reglas claras”, apuntó.

El senador Federico Esteban Susbielles, de Unidad Ciudadana, fundamentó su rechazo a al adhesión con el argumento de la imposibilidad de “correrse del origen de los fondos” porque “este Consenso Fiscal está atado a lo previsional, han decidido quitárselo (a los fondos) a los jubilados”.

“Dirán mañana que nos oponemos al fondo de reparación histórica, pero lo que no apoyamos es que este reclamo sea solventado a través del sufrimiento de los sectores vulnerables y populares”, puntualizó.

En el mismo sentido, se pronunció la senadora María Teresa García, de Unidad Ciudadana, al afirmar que “es un proyecto que bajo el concepto de consenso y de armonización, de ordenar cuentas municipales, en realidad lo que busca es la concentración de recursos en una sola mano: las de la gobernadora (María Eugenia) Vidal”.

“Vamos a votar en contra de esta adhesión por el origen de la plata y la poca claridad del destino de esos recursos”, sostuvo la senadora que reclamó la creación de una Comisión Bicameral para el control del manejo de esos fondos.

El debate en la Cámara baja provincial también estuvo signado por el rechazo de la oposición al origen de esos fondos compensatorios.

Si bien el presidente de la Comisión de Presupuesto e Impuestos de la Cámara baja, Marcelo Daletto (Cambiemos), calificó de “gran noticia” a “esta vuelta del (nuevo) Fondo del Conurbano a la provincia”, que “es obra pública que vino para quedarse”, los bloques de la oposición cuestionaron que los fondos compensatorios que recibirá Buenos Aires provendrán del dinero que “se quita a los jubilados” y criticaron la falta de discusión sobre este pacto.

“No veo por qué debemos votar contentos este supuesto consenso fiscal que va a salvar a Buenos Aires, en las calles no la están pasando bien y las políticas públicas del gobierno provincial distan de ser las que uno hubiera querido”, argumentó el legislador Juan Agustín Debandi de Unidad Ciudadana-FpV.

“No llamemos a este fondo (que recibirá la Provincia), Fondo del Conurbano, digamos que estamos recuperando el Fondo de los Jubilados, así va a quedar mejor”, ironizó.

Debandi también apuntó con sarcasmo que “los ciudadanos bonaerenses no comen obra pública”.

El Consenso Fiscal incluye rebajas en las alícuotas del Impuesto sobre los Ingresos Brutos en rubros como el transporte y el agro, según el nivel de facturación.

De ese modo, en el agro quienes tributaban una alícuota de 1,75 por ciento pasarán a 1,50 por ciento en el caso de aquellos productores que facturan más de 78 millones de pesos al año, mientras que en el transporte las alícuotas descienden del 3,5 y 4,5 por ciento al 3 por ciento.

En tanto, las alícuotas de servicios de electricidad, agua y gas descenderán de 5 a 4 por ciento.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario