Elichiribehety planteó como objetivo de Gobierno el acuerdo del Bicentenario

El jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, en funciones desde el domingo 10 pero formalmente en el cargo desde el lunes por la tarde, trazó los desafíos para los próximos dos años en los que acompañará la segunda parte del cuarto mandato del intendente Miguel Lunghi, que tendrá como objetivo suscribir el acuerdo del Bicentenario.

El exsecretario de Desarrollo Social confesó que, tras permanecer alejado de la función pública, regresa en una etapa “diferente”, con intenciones de trabajar, de acompañar al jefe comunal en los próximos dos años y de generar acciones.

Entre las líneas citó un sistema de mediano plazo al cual denominó Acuerdo del Bicentenario, el cual se presentará como próximo eje de gestión del Municipio con todas las organizaciones de la comunidad y con la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

Pero además se refirió a su vuelta a la función pública, rechazó las especulaciones en torno a que su designación responde a una estrategia para apaciguar las aspiraciones internas con vistas a la sucesión al señalar “no tengo que disciplinar a nadie” y aseguró que aún no es tiempo de hablar de candidaturas.

La decisión

-¿Cómo fue la decisión de aceptar el ofrecimiento para ocupar el cargo?
-Fue una decisión consensuada. La posibilidad de pensar alguna propuesta de mediano plazo, no de temas que estuvieran en agenda. No tenía pensado volver al Gobierno pero formo parte de un partido político y para mí es importante en esta etapa de mi vida, además de la relación que tengo con el Intendente, de muchos años, de afecto mutuo, de respeto, lealtad compartida, de poder hablar. Soy de los que tienen buen diálogo y nos escuchamos mutuamente; en algunas estamos de acuerdo, en otras no, y esta será una etapa en la que intentaremos sumar acuerdos. Fue una decisión muy meditada en las últimas semanas y ya lo habíamos hablado en otras oportunidades porque no es la primera vez que me ofrece la Jefatura de Gabinete.
-¿Por qué decidió aceptar ahora? Algunos dicen que llegó al Gobierno para “acomodar a la tropa”…
-La cuestión de poder pensar algunas cuestiones a mediano plazo para mí es clave, más allá de todos los temas que tengamos de la coyuntura. Creo en pensar estratégicamente al gobierno, no concibo de otra manera la política, y siento que podía aportar en esta etapa de mi vida. No tengo que disciplinar a nadie, es una cuestión de conciencia y de consenso. Me parece que el tiempo que viene tiene que ser de diálogo. Cuando planteamos los ejes del Bicentenario, el último punto aludía al Tandil democrático, plural y tolerante y creo que en esta etapa debería ser el primero. Hay que reforzar el diálogo, algunas relaciones institucionales. Y hacia adentro, con los matices que siempre hemos tenido.
Era un momento y el tiempo dirá. Se me juzgará como jefe de Gabinete por mis acciones hasta 2019, que es mi compromiso con el Intendente.
-¿La idea es trabajar para proyectar a Lunghi hacia 2019?
-Mi idea es trabajar con el Intendente, con todos los secretarios y con el Gobierno. Me parece que lo ideal es que en marzo, abril de 2019 se diera una mesa de diálogo con los potenciales candidatos y se definieran ahí las estrategias. No es que tenga que trabajar para que Miguel sea candidato, esa será una decisión suya. Tiene posibilidad de un mandato más y yo le diré lo que pienso, como siempre lo he hecho.
Prefiero que pongamos las energías en ver cómo el próximo 4 de abril Miguel instala, acompañado por otros actores, las bases para los años previos al Bicentenario que desgastarnos en las cuestiones internas de candidaturas.
Las expectativas de todos los posibles candidatos están muy bien y nadie va a tener limitaciones en ese sentido. Pero me parece que no hay que adelantar los tiempos.

Asignatura pendiente

-¿Hay alguna herramienta en su paso como secretario de Desarrollo Social que haya quedado pendiente y que sea posible aplicar?
-Tengo una muy buena relación con Alejandra (Marcieri) como con Pablo (Civalleri), y la secretaría está muy bien cubierta. Sin embargo hay una cuestión que nos quedó como asignatura pendiente que es la descentralización y la mayor participación comunitaria.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario