En el marco de la última sesión ordinaria del año, el oficialismo buscará aprobar el Presupuesto 2018

Tras una serie de encuentros con los responsables de distintas áreas del Gobierno, hoy por la mañana se celebrará el último encuentro legislativo del año para dar tratamiento al proyecto de Presupuesto 2018 para la administración central, el Concejo Deliberante y el Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado y a las ordenanzas fiscal e impositiva.

En la reunión celebrada este miércoles, los integrantes de la Comisión de Labor Parlamentaria acordaron la inclusión de ambos expedientes, que se destacan entre los temas incluidos en el orden del día.

Pese a las objeciones que planteó la oposición desde que el Departamento Ejecutivo elevó el proyecto, el oficialismo haría valer su mayoría para aprobar el cálculo de gastos y recursos.

Así, el bloque de Cambiemos, con sus divisiones internas a cuestas, acompañaría la proyección elaborada que traduce en términos económicos el proyecto político que el intendente Miguel Lunghi llevará adelante en el tercer año de su cuarto mandato.

Por su parte, Unidad Ciudadana (Rogelio Iparraguirre, María Eugenia Poumé, Juan Ariel Risso, Darío Méndez y Silvia Nosei) ya marcó sus cuestionamientos en cuanto al aumento de tasas previsto, que se ubica en el orden del 25 por ciento en promedio, y la decisión de mantener sin cambios la Tasa a la Actividad Económica.

El bloque Integrar (Gustavo Ballent, Mauricio D’Alessandro y Nilda Fernández) puso sus reparos en la actualización tributaria, aunque adelantó que no pretende afectar la gobernabilidad votando en contra de la ordenanza madre. En tanto, mantendrá la expectativa de poder incorporar alguna modificación.

Por último, el bloque Justicialista (Facundo Llano) se enfocó en la presión tributaria y advirtió sobre la visión política del Gobierno que apunta a “tener mayores recursos de libre disponibilidad” mediante el aumento y creación de impuestos.

En tanto, celebró la inclusión de un artículo para que el revalúo fiscal que impulsa el gobierno de María Eugenia Vidal no impacte en la estructura tributaria local durante 2018.

De este modo, gracias al planteo que impulsó el edil, se evita un doble ajuste en el año de las tasas ya que el sistema contempla algunas alícuotas vinculadas atadas al valor de las propiedades.

No obstante, y pese a las posturas, el tratamiento de la ordenanza madre derivará en un extenso debate político en el recinto en torno al proyecto que calcula recursos por 1.868 millones de pesos, una cifra que supera en 400 millones al que se aprobó para el actual ejercicio, y una actualización de las tasas de un 25 por ciento en promedio.

Un aumento necesario

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Economía, José Luis Labaroní, defendió los lineamientos expuestos en la ordenanza madre y el aumento de tasas previsto, que resulta necesario frente a las restricciones presupuestarias del Ejecutivo provincial, como la disminución del Fondo de Financiamiento Educativo y la eliminación del Fondo de Infraestructura Municipal.

Dijo que el ajuste será sobre las tasas urbanas en un 25 por ciento en promedio y que la Tasa Unificada a la Actividad Económica este año no sufrirá incrementos para acompañar la política nacional y provincial, tributo que representa “el 20 por ciento de nuestros ingresos”.

“Aumentar los impuestos no es grato; pero también es cierto que hay realidades que afrontar”, justificó el edil oficialista ante este Diario.

Un esquema
“regresivo”

Desde el bloque Unidad Ciudadana, Darío Méndez marcó como punto “positivo” que se trata de un presupuesto “bastante equilibrado”, en el que se observa que el saneamiento de “algunas deudas” permitió el refuerzo en las partidas para áreas como Desarrollo Social, Desarrollo Local, Medioambiente y Deportes.

Sin embargo se pronunció en disidencia con el ajuste de las tasas planteado, con cuestionamientos al esquema “regresivo” por el que optó la administración de Miguel Lunghi, que decide aumentar la carga impositiva sobre el ciudadano común y mantener sin cambios a los contribuyentes de la actividad económica, en sintonía con el plan del Gobierno nacional y provincial.

Además sumó a la discusión el incremento sostenido que presentó los fondos recaudados a nivel municipal, muy por encima de la inflación y rechazó los términos expuestos al indicar que “en los últimos cuatro años los recursos crecieron en un 280 por ciento mientras que el volumen del presupuesto lo hizo en un 250 por ciento” y la inflación acumula un “150 por ciento”.

Es decir que “el Estado municipal tiene un crecimiento del ciento por ciento por encima de la inflación; no es que acompañó la inflación y por eso subió las tasas”, enfatizó.

“Creció, creó nuevos tributos y tiene un volumen monetario para sostener este proceso”, alertó, por lo que sugirió que “podría hacer un esfuerzo” y evitar este escenario.

De libre disponibilidad

Por último, en la previa al debate, Facundo Llano puso el foco en la carga impositiva que deberán afrontar los tandilenses durante el próximo ejercicio y advirtió que “la recaudación a nivel municipal va a superar la recaudación provincial”, como un aspecto “no menor” que emerge del presupuesto 2018.

Pese al argumento sobre la baja en los recursos que girará la Provincia, se opuso a la ecuación y lanzó cuestionamientos en torno a la utilización de los fondos y la decisión política de contar con recursos de libre disponibilidad.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario