fbpx En el último discurso inaugural de su actual mandato, Lunghi remarcó los logros de la gestión y reconoció los efectos de la crisis – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En el último discurso inaugural de su actual mandato, Lunghi remarcó los logros de la gestión y reconoció los efectos de la crisis

En la apertura del 65º periodo ordinario del Concejo Deliberante, el Intendente repasó los logros de sus 15 años de Gobierno y exhibió los proyectos de obras y acciones planificadas para el presente ciclo. Señaló que "negar la realidad implica errar el diagnóstico" y reconoció que a pesar de lo obtenido, existen todavía necesidades, desigualdades y problemas que son los desafíos a resolver. Parte de la oposición refirió que el discurso se ancló en el pasado y criticó la escasa perspectiva de futuro para seguir avanzando.

Rody Becchi

Ayer se inauguró en el recinto del Concejo Deliberante el 65 periodo de sesiones ordinarias legislativas. El acto fue presidido por el intendente Miguel Lunghi, quien abrió el ciclo 2019  ante los ediles y funcionarios presentes.

Con 19 concejales presentes de los 20 que conforman la nómina deliberativa (Marcela Vairo, del oficialismo, se ausentó), en lo que fue el último discurso  de apertura del ejercicio actual, el Intendente puso el foco en enumerar los logros de su gestión a través de una mirada retrospectiva. Además, apostó al crecimiento y desarrollo para que Tandil pueda convertirse en la ciudad intermedia con mejor calidad de vida del país, a través de políticas públicas que posibiliten su crecimiento, sin especulaciones políticas de por medio.

“No se hace nada en soledad, esto es el esfuerzo colectivo de un equipo que me acompaña en el trabajo conjunto, es el capital social y suma de voluntades tandilenses”, destacó.

En un pequeño esbozo crítico sobre la coyuntura política, económica y social, afirmó que “todos lo saben y vivenciaron, han sido años difíciles los que nos tocaron vivir, negar la realidad implica errar el diagnóstico”.

A pesar de reafirmar los logros de los 15 años de gobierno, Lunghi reconoció que existen necesidades, desigualdades y problemas, que constituyen “los enormes desafíos que tenemos por delante”.

Los laureles que supieron conseguir 

Haciendo uso de los conceptos más remanidos de su gestión, “equilibrio” y “planificación”, consideró que la complejidad de este tiempo exige encarar acciones que permitan garantizar la gobernabilidad y generar un balance fiscal equilibrado, uno de los estandartes que sostiene.

En su alocución, el jefe comunal -que se halla transitando el final de su cuarto mandato y sería candidato nuevamente-  apuntó a uno de los bastiones de su gestión: reconstituir el antiguo rol del Estado de promover el desarrollo del Municipio. En esa línea, señaló que tuvieron que  discutir con las planas mayores del Gobierno las acciones relacionadas con la comunidad local, y se despegó de las conducciones a nivel provincial y nacional alegando que “logramos soluciones reales a problemas concretos, muchos de ellos productos de políticas que no dependían de nosotros”.

“El enorme esfuerzo de los tandilenses y las decisiones que pusimos en práctica desde el gobierno local hicieron posible sortear la difícil coyuntura y culminar el pasado año con equilibrio presupuestario, cumpliendo la prestación de los servicios públicos y de salud, garantizando el pago de todas las obligaciones en tiempo y forma. A la vez, concretamos un ambicioso plan de obras que abarcó proyectos de infraestructura vial y urbana, de extensión de los servicios básicos, de mejoras y avances en materia de salud pública, desarrollo social, infraestructura en el Parque Industrial, educación, cultura y turismo, fortaleciendo las políticas activas y sus programas”, señaló.

En ese punto, repasó algunas de las acciones de 2018 como: las obras de pavimentación y repavimentación en unas 150 cuadras y mejoras en otras 100, las millonarias inversiones en aparatología e infraestructura para la salud pública, la extensión de los servicios básicos en nuevas zonas, las 20 intervenciones en escuelas a través del Fondo de Financiamiento Educativo, la ampliación de la red de puntos limpios, la forestando y creación de nuevos espacios saludables, el nuevo Centro Comercial de Villa Italia, la instalación de nueva iluminación Led en las avenidas, la ampliación de la red de cámaras de vigilancia para la protección ciudadana y el refuerzo de la infraestructura en el Parque Industrial.

Los desafíos en un año electoral

Lunghi enumeró algunos de los desafíos y proyectos para este año como la inversión para completar cientos de nuevas cuadras de pavimento y repavimentación, el recambio completo del alumbrado público de Tandil con lámparas Led, la provisión de gas, agua y cloacas en nuevas zonas, la próxima inauguración de los edificios de las Escuelas Municipales de Idiomas y de Teatro, la puesta en marcha de la renovada guardia del Hospital Ramón Santamarina, la forestación en los barrios, la consolidación de la red de puntos limpios, las políticas sociales, educativas, productivas y culturales, la culminación de las urbanizaciones en los barrios Movediza, El Tropezón y Parque La Movediza, la puesta en línea del portal de datos abiertos y de estadísticas para la transparencia y el control ciudadano, la digitalización de la administración pública, la construcción del edificio para el Centro Inteligente de Monitoreo y la creación de una agencia de inversiones y comercio exterior.

“Hemos sido capaces  de convertir a Tandil en una ciudad líder en la Provincia de Buenos Aires en desarrollo económico diversificado y productivo, y en desarrollo cultural y educativo”, sentenció.

Sobre el final, con el Acuerdo del Bicentenario como faro para los próximos cuatro años, el pediatra valoró que “el futuro es seguir construyendo una ciudad a escala humana, debemos seguir transitando juntos este proceso de cambio porque hemos encontrado un rumbo y no tenemos que hipotecar el futuro tomando decisiones incorrectas” e instó a los dirigentes políticos y ciudadanos a trabajar de forma mancomunada en el presente para obtener resultados a largo plazo.

No dejó de lado que el trabajo conjunto con la Universidad Nacional del Centro, “institución que es un orgullo para los tandilenses por su calidad y capacidad de generación de conocimiento”, fue clave para impulsar el mentado Acuerdo y los proyectos que  se generaron a partir de dicha instancia de trabajo.

Mencionó que ese espacio “hoy cuenta con más de 80 entidades participantes” y que “ya ha generado proyectos e iniciativas de enorme relevancia para la comunidad. Muchas veces en silencio, sin especulaciones políticas, con seriedad, responsabilidad y el gran esfuerzo de todas las instituciones y actores sociales comprometidos”.

Dentro de los hechos tangibles, enumeró la aprobación de los circuitos electorales en Tandil, las gestiones realizadas para poder iniciar la primera etapa de recuperación del histórico Teatro Cervantes, los avances para la creación del Juzgado Federal en la ciudad, el camino trazado hacia el Departamento Judicial de Tandil y el plan forestal del Bicentenario.

“Todo el mundo tienen derecho a presentarse en las elecciones”

Lunghi, en conversación con el Eco de Tandil, sin aventurar ninguna posible candidatura -aunque en el fuero más cercano ya habría confirmado sus intenciones de volver a presentarse- recalcó los puntos expuestos en su alocución y reforzó la idea de que será un año planificado para trabajar, con un presupuesto aprobado acorde a las obras previstas.

“Son fondos afectados que no se pueden usar para otra cosa, esperemos que exista una tranquilidad económica y baje la inflación. Están los contratos firmados y esperamos que las empresas cumplan”, refirió.

Además, adelantó que el 21 del corriente  se iniciarán las obras del Centro de Monitoreo, que el Municipio construirá en el predio de Control Urbano Vehicular, para trasladar los insumos del sistema de videovigilancia montado en el palacio comunal  y que dependen de la Secretaría de Protección Ciudadana a cargo de Atilio Della Maggiora.

“Alquilamos una propiedad para comprarla en 15 millones de pesos, se nos fue a 28 millones y no tuvimos el acompañamiento, no lo pudimos hacer”, expresó, en alusión al trunco arrendamiento del edificio de Pinto al 800, cuyo dinero del alquiler devolvió de su erario personal a las arcas públicas.

“Está en Tandil desde 2017 los fondos afectados, será un espacio de tres pisos, tenemos 360 cámaras más toda la videovigilancia que viene de María Ignacia y Gardey”, explicó acerca del nuevo edificio.

Sobre la posibilidad de una interna en la UCR frente al concejal Marcos Nicolini y la coyuntura electoral que marcará el rumbo político durante 2019, el Intendente consideró que “la oposición tienen derecho  a manejarse, nosotros tenemos obligación de trabajar por Tandil y llevar adelante las obras, eso quita tiempo para lo electoral”.

Y defendió que “vamos a estar dedicados a cumplir con el trabajo, cumplir con las obras y mostrárselas a la gente, siempre hay posibilidad de que haya internas, las PASO están por ley, si están hay que cumplirlas y todo el mundo tiene derecho a presentarse. Es una manera democrática para que no se decida a dedo y que se defina a través del voto de la gente quiénes serán los candidatos”.

“Hay una apelación constante al pasado”

Uno de los referentes de la oposición, el concejal por Unidad Ciudadana, Rogelio Iparraguirre, analizó las palabras del jefe de la comuna y efectuó una división tripartita del discurso que siguió con atención.

“A la hora de plantear los logros hubo una apelación constante y permanente al pasado,  un pasado que por tratarse de 16 años ininterrumpidos de gobierno empieza a ser cada vez más  distante para los tandilenses”, señaló en primer lugar.

Para el legislador, el punteo de logros que traza  se corresponde casi sin excepciones a su primer y segundo mandato, cuando se encuentra promediando el cuarto periodo de gestión. “Hay una  carestía en plantear logros presentes”, definió.

En segundo lugar, evaluó que hubo un reconocimiento explícito  del doctor Lunghi de la situación de crisis económica concomitante, con su preocupante dimensión social.

“Falta parte de la verdad  y es que él es el representante de la fuerza Cambiemos en Tandil, del gobierno de Macri y Vidal, que es el gobierno que nos conduce a esta crisis económica y social”, objetó.

El tercer punto de análisis expuesto por Iparraguirre, se centra en la abúlica perspectiva de futuro, a través de un discurso que, según su criterio, ha perdido fuerza y convicción para convocar a los tandilenses a construir desafíos futuros.

El concejal subrayó que “aún cuando sus discursos no se han caracterizado por  alumbrar lo que luego son los hechos, aún así el propio discursos adolece de  fuerza y convicción para llamar a construir un futuro. Creo yo que estamos con un gobierno en Tandil  que ha tenido efectivamente muchos logros en el pasado, pero que hoy empieza a ser puro presente  y pasado, carece de futuro”.

Consultado sobre el contexto electoral que atravesará el presente año y sus consecuencias en el terreno político, terreno fértil para el surgimiento de egos y obtención de réditos electorales, el funcionario del Legislativo ponderó que la situación este año  será similar o peor a la de 2018, pero aclaró que “no me  refiero al impacto que la situación económica pueda tener en la arena política, sino en la vida de los argentinos, las fábricas, la mesa de los jubilados, en la gente de a pie, donde se viven situaciones de zozobra”.

Y señaló que “la política debe tener la capacidad de  poder receptar la realidad social y económica para actuar en consecuencia. De mi parte, como peronista,  como representante de uno de los espacios políticos de la Argentina, lo que pretendo es estar a la altura de las circunstancias históricas y poder tomar nota cabalmente de esta situaciones económica y su dimensión social”.

Iparraguirre apuntó  a construir la unidad más amplia posible para ponerle un freno a este momento de la política actual, “que es un descalabro social, es un proyecto económico que nos está llevando a la ruina”.

“Eso debe ser lo que la política argentina atraviese más allá de las especulaciones, incluso  distante de la lectura que se pueda hacer  sobre los posibles réditos políticos que la dirigencia obtenga”, indicó.

Seguro de que la figura de Macri está agotada y de que el  próximo gobierno será de otro signo político, uno que “va a volver a  poner la producción y el trabajo de los argentinos como eje vertebrador de la reconstrucción de la Argentina”, el edil pintó un panorama sombrío ante la posibilidad de que la conducción actual del país, y también de la Provincia, renueven sus mandatos.

“No sobreviviremos tal como nos conocemos como nación, como patria, como república. Creo que van a terminar  de comprometer lo último del entramado productivo, incluso la soberanía  nacional con un endeudamiento brutal que nos lleva a encarar el 2020 con un default técnico con el FMI y la banca internacional, las reservas del Banco Central no alcanzan para cubrir los intereses de la deuda monstruosa que ha adquirido este gobierno. No creo que el laburante resista”, cerró.

Que empiecen las clases

Durante la sesión inaugural, un detalle llamó la atención.  Los concejales oficialistas Bayerque, Polich y Nicolini expusieron unos carteles en sus bancas con la leyenda “Queremos que el 6 de marzo los chicos y las chicas puedan empezar las clases, el futuro de ellos depende de lo que hagamos hoy”.  Minutos después, el Frente de Unidad Docente de la Provincia decretó el no inicio de clases a través de un paro por 72 horas,  reclamando al Gobierno de María Eugenia Vidal  salarios dignos y escuelas seguras.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario