La adhesión a la ley de responsabilidad fiscal ganó espacio y acaparó el debate en el Concejo

Por mayoría, el Concejo Deliberante aprobó la adhesión a la ley provincial de responsabilidad fiscal.

El Eco

En el marco de un nuevo encuentro legislativo extraordinario, que se celebró previo al inicio de sesiones ordinarias que abrirá el intendente Miguel Lunghi el próximo 3 de abril, el Concejo Deliberante enfocó la discusión en torno al proyecto que elevó el Ejecutivo de adhesión a la ley provincial 14.948 de responsabilidad fiscal municipal.

En esta primera instancia, la bancada oficialista defendió las pautas incluidas en la normativa, que actualiza el conjunto de parámetros que permiten un manejo “prudente” de las finanzas públicas y apunta a mantener constante el gasto corriente, el empleo público y limita el aumento del gasto corriente permanente en los últimos seis meses de gestión de cada gobierno, a la vez que resulta condición para obtener endeudamientos o asistencia financiera.

Desde la oposición alertaron que con la ordenanza finalmente aprobada “estamos normando la renuncia a la autonomía municipal y el sometimiento al poder provincial”.

Finalmente, y tras más de dos horas de debate, la votación nominal terminó con 14 votos a favor (Cambiemos e Integrar) y seis en contra (Unidad Ciudadana y bloque Justicialista). Ahora se deberá aguardar por un nuevo proceso que continuará con la normativa 15.017 de consenso fiscal.

El encuentro
legislativo

La sesión comenzó pasadas las 10.30 con los 20 concejales en el recinto y la barra colmada por referentes de los distintos programas vinculados a niñez y adolescencia, que celebraron el proyecto sancionado ayer.

Otra particularidad estuvo dada por los mensajes que compartieron los integrantes del bloque de Unidad Ciudadana que desde sus bancas mostraron carteles con reclamos vinculados a temas de actualidad como “no al cierre del bachillerato de adultos”, “no al cierre del ferrocarril”, “no a la quita de la autonomía municipal”, “no a la quita de becas para minoridad” y “apertura de la paritaria nacional”.

Sin embargo, la discusión más fuerte se inició una hora después, cuando los integrantes del cuerpo se enfocaron en el expediente elevado por la Secretaría de Economía y Administración que contemplaba la adhesión del Municipio a la Ley 14.984, régimen de responsabilidad fiscal municipal.

La normativa

El primero en tomar la palabra fue el concejal de Cambiemos, José Luis Labaroní, el encargado de defender las medidas que en materia económica impulsa la administración de Miguel Lunghi.

El presidente de la Comisión de Economía realizó un repaso sobre las distintas reformas que sufrió la ley, que busca “contener y achicar el déficit fiscal” y que derivó en consensos con los gobernadores para determinar el modo en que se distribuirán los recursos coparticipables.

Y señaló que el Gobierno alcanzó el consenso fiscal al establecer que el 15 por ciento de los recursos destinados a Anses pasen a las provincias, “de ahí después la reforma al sistema jubilatorio”, que elimina el artículo 104 del Impuesto a las Ganancias (con impacto en el Fondo del Conurbano).

Tras el repaso, Labaroní dijo que estos derechos y obligaciones redundarán en que “el Municipio también reciba mayores recursos”, que, según estimaciones, rondarán en los 34 millones de pesos.

No obstante el Ejecutivo deberá elevar un nuevo proyecto que adhiera al consenso fiscal plasmado en la Ley 15.017.

Tras la lectura de los fundamentos de la normativa Labaroní respaldó los puntos incluidos en la ley de responsabilidad fiscal, que busca “acotar el gasto primario corriente a la racionalidad de los recursos que recibe cada municipio, es decir, vivir de lo nuestro, con los recursos que tenemos”, a la vez que persigue una “racionalidad en la toma de créditos” y la cuestión vinculada a la planta de empleados municipales acorde al crecimiento poblacional.

Cuestionamientos

El debate lo inició el concejal del bloque Justicialista, Facundo Llano. En una extensa revisión, fue contundente al marcar los reparos que encontró en el paquete normativo impuesto por la gestión de Cambiemos en el orden nacional y provincial y el impacto que tendrá en la estructura comunal.

Los bloques Unidad Ciudadana y Justicialista se pronunciaron en contra de la iniciativa y soltaron serias advertencias.

En resumen, enfocó sus advertencias en cuanto al avance que implica en materia de autonomía municipal, un viejo reclamo que mantuvo el intendente Miguel Lunghi.

Repasó en las medidas que se adoptaron y cuestionó que el paquete de acuerdos entre la Nación y la Provincia “le costó millones a los ciudadanos”, y en ese marco “Tandil también perdió”.

Con esta normativa “la Provincia le dice a los municipios que no va a tener más autonomía”, como parte de un reclamo que se sostiene desde hace más de dos décadas. “Lo que estamos haciendo es claudicar”, lanzó.

Desde su banca aludió a las pautas que impone vinculadas al gasto corriente, que impone “un techo de funcionamiento a los municipios”, al fondo de sustentabilidad, “a no incrementar la planta municipal, a homogeneizar y armonizar las bases imponibles y alícuotas, que significa rendir cuentas y resignar la imposición de tasas municipales en beneficio de la Provincia, y en eso también el Municipio está claudicando”. Entonces, “ahora vamos a tener un poder central al cual tengamos que rendirle cuentas y pedirle autorización para todo lo que vamos a hacer”.

En definitiva, Llano alertó que la adhesión al régimen de responsabilidad fiscal implicará una “renuncia a las autonomías municipales, al sometimiento al gobierno provincial y claudicar nuestros derechos para determinar nuestras tasas y contribuciones”.

“Somos un municipio responsable y ya hemos adquirido mayoría de edad como para que Nación o Provincia nos diga qué tenemos que hacer con la planta municipal o nuestras tasas”, concluyó en un reclamo por sostener la autonomía.

Un “apriete”

La tanda de argumentaciones en contra la continuó Rogelio Iparraguirre (Unidad Ciudadana). El concejal acompañó los conceptos expuestos por Llano y calificó de “apriete” la invitación de la Provincia a adherir a la ley, que implicará una “renuncia a la autonomía municipal”.

También se centró en el punto que alude a la armonización de la base imponible, lo vinculó con el revalúo fiscal que impulsa la administración bonaerense y advirtió: “Agárrense los contribuyentes”.

En su exposición avanzó sobre los posibles escenarios que se desencadenarán frente al esquema propuesto, alertó sobre la pérdida de la autonomía y sugirió a sus pares un “sinceramiento sobre lo que estamos votando”.

Se refirió a cuestiones técnicas y ante la postura de “vivir con lo que tenemos” que pronunció Labaroní replicó, con énfasis, que “eso nos piden mientras nos endeudan. Es esquizofrénico”.

Finalmente, ambas bancadas votaron en contra de la adhesión al no hallar argumentos sólidos que le permitan acompañar a la ley.

Respaldo

En representación del bloque Integrar, que acompañaron el proyecto del Ejecutivo, Mauricio D’Alessandro expresó que “cada vez que se inicia un debate se hace un compendio mundial de chicanas y perdemos el punto de discusión”.
Por eso subrayó algunos puntos centrales que contempla la normativa y se encargó de aclarar que “la ley de responsabilidad fiscal lo mejor que hará será cuidar el bolsillo de los tandilenses en cuanto a la voracidad del Municipio a la hora de diagramar el presupuesto”.

La barra estuvo ocupada por integrantes de las organizaciones que alertaron sobre el recorte de becas.

Promediando el debate, Labaroní volvió a pedir la palabra para replicar algunos de los conceptos vertidos por la oposición y volver a defender la iniciativa como parte de un “proceso” que se deberá iniciar, y seguidamente el recinto escuchó el descargo del presidente del bloque de Cambiemos, Mario Civalleri, que aportó su visión política con algunas chicanas a la oposición.

Durante la siguiente hora los concejales intentaron rebatir y sostener los argumentos e ideas expuestas, mientras la oposición sostenía sus críticas al Gobierno y el oficialismo buscaba defender la adhesión a la ley. u

Pidieron informes por la
situación de los programas
de niñez y adolescencia

La presencia de integrantes del Foro de Niñez y Adolescencia en la parte posterior del recinto obligó a moverse de los temas del orden del día y dar tratamiento sobre tablas de una iniciativa confeccionada a partir de la preocupación que generó el cese en el envío de fondos por parte de la administración de María Eugenia Vidal.

En ese marco, el Concejo aprobó por unanimidad un proyecto de resolución que en su artículo primero insta al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos a que informe sobre el estado de situación de los convenios con las organizaciones que trabajan con niñez y juventud y sobre la continuidad de financiamiento de las becas otorgadas “manifestando nuestra preocupación ante la posibilidad de su interrupción”.

La concejal de Unidad Ciudadana, Silvia Nosei, tomó la palabra para agradecer que se haya considerado la iniciativa impulsada frente al posible recorte y dijo que aguardarán por los resultados que se puedan obtener de las gestiones impulsadas desde distintos ámbitos.

“Es una situación de alta gravedad”, alertó y aprovechó la oportunidad para marcar un posicionamiento en el que repudió “las políticas devastadoras que impone el Gobierno de Cambiemos”, que “achican derechos de los que menos tienen”.

Para finalizar compartió “un abrazo solidario” para aquellos que día a día “siguen dando un cachito de su vida para formar buenas personas”, y la alocución cerró con un sostenido aplauso de quienes ocupaban la parte posterior del recinto en señal de apoyo.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario