La oposición advirtió que el Presupuesto 2018 contempla más recursos propios que provinciales

El proyecto de ordenanza del Presupuesto 2018 para la administración central, el Concejo Deliberante y el Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, que elevó el Departamento Ejecutivo sigue en pleno estudio.

Con vistas a su tratamiento durante la sesión del jueves próximo, la Comisión de Economía y Presupuesto citó el martes al secretario de Economía, Daniel Binando, que, acompañado por su equipo de colaboradores, abordó y explicó los principales ejes que contiene la ordenanza madre.

Desde la oposición, el vicepresidente del espacio legislativo e integrante del Bloque Justicialista, Facundo Llano, compartió su mirada en cuanto al proyecto que resulta la traducción en términos económicos de los ejes políticos del Gobierno comunal y que calcula recursos por 1.868 millones de pesos, una cifra que supera en 400 millones al que se aprobó para el actual ejercicio, y una actualización de las tasas de un 25 por ciento en promedio.

Con el foco puesto en la carga impositiva que deberán afrontar los tandilenses durante el próximo ejercicio, el concejal advirtió que “la recaudación a nivel municipal va a superar la recaudación provincial”, como un aspecto “no menor”.

En esa línea, el oficialismo ya advirtió una disminución en los recursos que girará la Provincia en términos de coparticipación y la eliminación del Fondo de Infraestructura Municipal, por lo que apostó a una actualización tributaria.

Sin embargo, Llano se opuso a la ecuación y lanzó cuestionamientos en torno a la utilización de los fondos y la decisión política de contar con recursos de libre disponibilidad.

“Estrictamente
de lo económico”

En diálogo con El Eco de Tandil el edil realizó un pormenorizado repaso sobre los puntos expuestos durante la reunión del miércoles, a la vez que se refirió a las sugerencias que aportó para la ordenanza madre.

Precisó que la reunión se enfocó en la proyección de los recursos para 2018 y en la ordenanza fiscal e impositiva sin ahondar en los lineamientos políticos que marcan el rumbo de la administración de Miguel Lunghi. “Hablamos estrictamente de lo económico”, enfatizó.

En materia impositiva, y la actualización del 25 por ciento que se proyecta, el concejal cuestionó que “el Municipio, año tras año, no solo aumentó de forma importante los impuestos sino que creó otros”.

Así, mencionó la Tasa de Protección Ciudadana, a partir de la cual “pretenden recaudar para el año próximo 74 millones de pesos” y comenzó, en 2015, con 35 millones.

Al referirse a la ecuación planteada, mostró que la coparticipación provincial “siempre creció”, al igual que los fondos nacionales. “También hay una visión política del Gobierno de tener mayores recursos de libre disponibilidad y no hay otra manera de lograrlo que creando y aumentando impuestos”, alertó.

“Hay fondos que van a crecer mucho, pero hay otros que están subejecutados. Habrá 20 millones que trasladan de ejercicios anteriores y la generación de intereses por 17 millones de pesos”, subrayó Llano.

Además remarcó que en el presupuesto se incluye una pauta salarial del 15 por ciento para los trabajadores municipales, que “responde a la meta inflacionaria”, por lo que rechazó que sea razonable aplicar una suba del orden del 25 por ciento de las tasas.

Más lineamientos

Al abordar los otros temas por los cuales transitó el intercambio, incluyó la previsión del Fondo de Financiamiento Educativo y la inversión que se hará, y marcó que si bien se girará menos plata, este año estuvo subejecutado, con lo cual “no creo que impacte mucho”.

Además se brindaron precisiones sobre la partida presupuestaria para afrontar la actualización salarial para el año entrante, que ronda un 15 por ciento. En ese punto, Llano advirtió que el porcentaje deberá replantearse a lo largo del año “como sucede habitualmente”.

Cuestionó que “no hablaron de optimizar el recurso humano”, en sintonía con planteos a nivel nacional y provincial y apuntó que, en este caso, “estamos hablando de funcionarios de categorías altas, no de los servicios que presta el Municipio”.

Para el concejal, lo más importante es definir cuánto recibirá Tandil en la negociación del Fondo del Conurbano que lleva adelante la Provincia, que “no toquen las tasas” cuando se defina el revalúo fiscal y que la Tasa Unificada de la Actividad Económica “no vaya en detrimento del desarrollo productivo” local.

Recursos para obras

Por otro lado, señaló como particularidad que el proyecto de ordenanza no incorpora los recursos que envía la Nación para obras de infraestructura. El cálculo del equipo de Economía estima fondos por 2,5 millones “y en verdad, seguramente serán muchos millones más”.

En 2017 todas las obras ejecutadas se hicieron con fondos que giró la gestión de Mauricio Macri y que “no estaban contemplados en el presupuesto” de ese año. Fueron, según precisó, “163 millones y se contemplaron 2,9 millones”. Si esa lógica se repite en 2018, “hay un renglón que está faltando”.

Luego, tras criticar la baja asignación de presupuesto en áreas que deberían dotar de más recursos, se refirió a la decisión de reforzar los fondos de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas para mejorar la infraestructura urbana, especialmente el asfalto.

Planteo por el
revalúo fiscal

En este caso, el concejal fue el responsable de compartir su inquietud en torno a la aplicación del revalúo fiscal que programa implementar el gobierno de María Eugenia Vidal y el impacto que tendrá sobre las tasas municipales.

En medio de la discusión, se alcanzó un acuerdo para que la estructura impositiva se mantenga sin cambios durante 2018 mediante la incorporación de un artículo que deje constancia de esa decisión.

Lo cierto es que el planteo de Llano se centró en lo que sucedería con la estructura tributaria local si se avanza en esta línea, ya que hay tasas que contienen alícuotas que se ajustan al valor fiscal de las propiedades.

“Como viene la ordenanza fiscal e impositiva, el Ejecutivo tendría la posibilidad de ajustar esas valuaciones”, lo que implicaría un “aumento directo” de los impuestos municipales por segunda vez en el año por medio de un decreto.

En efecto, rescató que “por lo menos, estamos seguros de que lo que nos ponen a consideración no se va a modificar por decreto del Intendente”, un aspecto que no es menor.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario