fbpx La oposición anticipó su apoyo al proyecto de Nicolini para suspender la suba del alumbrado – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La oposición anticipó su apoyo al proyecto de Nicolini para suspender la suba del alumbrado

Unidad Ciudadana, el Frente Renovador y el Justicialismo coinciden con la postura de Marcos Nicolini. Aguardan que la suspensión del incremento en las alícuotas de la tasa municipal por alumbrado que pagan los clientes de la Usina se trate este mes. La medida, que se funda en que se mantiene el impuesto provincial, implicaría que el Ejecutivo pierda unos 30 millones de pesos de recaudación para ese fondo afectado.

Mariano Leunda

Los bloques de la oposición ya adelantaron su respaldo a la propuesta que presentó el concejal de la UCR Cambiemos Marcos Nicolini, que intenta frenar el aumento de las alícuotas de las distintas tarifas de la Usina que se aplican al liquidar la tasa municipal por alumbrado público que se carga sobre el consumo energético. Mientras aguardan que el secretario de Economía Daniel Binando suba a dar su opinión, empujan para que el proyecto de ordenanza se trate en la última sesión de este mes.

Ayer trascendió la magnitud en que este freno al ajuste impactaría en la recaudación municipal, que perdería más de 30 millones de pesos de ese fondo afectado.

En ese sentido, el concejal de la UCR Cambiemos había argumentado que la decisión del Gobierno provincial de mantener el impuesto del 6 por ciento llevará a que la comuna reciba recursos que no estaban calculados para el Ejercicio 2019.

Desde Unidad Ciudadana confirmaron el acompañamiento a la iniciativa firmada por los concejales Marcos Nicolini, Nora Polich y Gabriel Bayerque. Además, coincidieron con los autores del proyecto en que ese aumento pedido por el Ejecutivo se sustentaba en la quita del impuesto provincial del 6 por ciento, establecido en el artículo 75 de la Ley Provincial 11769.

Por otra parte, desde Integrar adelantaron que levantarán la mano en favor de la medida. Incluso, el presidente del Bloque Mauricio D’Alessandro reflotó una propuesta que presentó, en abril de 2018, para modificar la base imponible de los cargos municipales que se aplican a los consumos de energía eléctrica y que factura la Usina. El espíritu de esa iniciativa se centraba en que las subas de las tasas municipales que se aplican a la electricidad estuvieran en línea con la inflación que determina el Indec.

Desde el Bloque Justicialista, Facundo Llano se mostró a favor de la medida impulsada por Nicolini, aunque recordó que durante el debate del Presupuesto 2019 había insistido en no ajustar esa alícuota, teniendo en cuenta que los exponenciales incrementos en las tarifas energéticas contribuyen a una mayor recaudación del Municipio en las tres tasas que liquida la Usina: el FAS, la Ordenanza 2505 y el alumbrado público.

La pulseada que se viene

El último miércoles, el secretario de Economía Daniel Binando destacó que el ajuste en los porcentajes de la tasa de alumbrado público para las distintas tarifas de la Usina fue aprobado por ordenanza, confirmó que la Usina ya dispone de esa información y consideró que la empresa de economía mixta deberá aplicar el aumento cuando corresponda.

Consultado acerca de las razones por las cuales la alícuota no se modificó en los dos primeros períodos de 2019, esgrimió que se debió a que en esas boletas se liquidaron los consumos energéticos de noviembre y diciembre, mientras que la ordenanza entraba en vigencia en enero.

El titular de Economía también advirtió que el alumbrado público “es deficitario”, dando señales claras de la intención de dar la batalla política para sostener la suba que fue aprobada en diciembre, con el Presupuesto y por la mayoría oficialista.

Por otro lado, se excusó de hacer una lectura política sobre el proyecto de Nicolini, debido a que el tema aún no fue abordado por el gabinete de secretarios que acompaña al intendente Miguel Lunghi.

La pulseada al interior de la UCR Cambiemos con respecto a este tema comenzó con las negociaciones para que Nicolini, Polich y Bayerque acompañaran el Presupuesto 2019. Si bien el Ejecutivo pretendía llevar del 4 al 10 por ciento la alícuota de la Ordenanza 5791, los tres ediles avalaron el incremento de un 38 por ciento, en línea con el ajuste de todas las tasas municipales. Esa modificación implicó una pérdida de unos 38 millones de pesos sobre lo que estimaba recaudar Economía para este año, aunque no calculaba el impuesto provincial destinado a alumbrado público que aún se sigue cobrando.

La iniciativa

En el artículo primero, el proyecto presentado por Nicolini y que tomó estado legislativo el jueves 7 de marzo, suspende la aplicación de la Ordenanza 16401 “hasta tanto se mantenga en las facturas de la luz emitidas por la Usina Popular y Municipal del Tandil el impuesto establecido por el Artículo 75 de la Ley Provincial 11769”.

El artículo de la ley provincial, que es la que regula las actividades de generación, transporte y distribución de energía eléctrica en el ámbito bonaerense, estipula que las empresas prestatarias del servicio abonarán mensualmente a las municipalidades una contribución del 6 por ciento de sus entradas brutas por la venta de energía, la que se trasladará en forma discriminada en la facturación al usuario.

Ante la inminente suspensión de ese impuesto provincial dirigido a afrontar el gasto de energía que genera el alumbrado, la Ordenanza 16401 -votada junto con el Presupuesto 2019- autorizó el incremento del 38 por ciento del porcentaje que cada tarifa abona por contribución municipal para el mismo fin y que se aplica sobre el consumo.

En el segundo artículo, la iniciativa establece que durante el período de vigencia de la suspensión de la Ordenanza 16401 se aplicará la Ordenanza 5791 y sus modificatorias, es decir, se cobrará como se venía haciendo hasta diciembre del año pasado.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Por supuesto que deben frenar cualquier incremento!!!! la ciudadanía ya tiene una gran mochila que cargar en lo cotidiano y ningún sueldo aumento en paralelo a la feroz inflación instalada. ESO HAY QUE CONTEMPLARLO. Incluso la creciente tasa de desocupación. También le diría al señor Nicolini que creo que esto es demagogia… o al menos propaganda. Se dice que este freno al incremento tendría como consecuencia que se recaudaran 30 millones menos en el municipio. La gestión de Macri en Nación y de Vidal en provincia no ha hecho otra cosa que recargar y recargar las responsabilidades y costos a los municipios… ellos no dan respuesta y la municipalidad debe activar. No se Nicolini como piensa gestionar… se va a tener que poner de acuerdo… o esta con la gente o con estos ultra millonarios que viven del Estado.

Deja un comentario