fbpx La oposición cargó contra la presión impositiva que prevé el Ejecutivo en el Presupuesto 2020 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La oposición cargó contra la presión impositiva que prevé el Ejecutivo en el Presupuesto 2020

El secretario de Hacienda, Claudio Biset, subió al Concejo Deliberante. Defendió el proyecto y respondió inquietudes de los integrantes de la Comisión de Economía. El Frente de Todos se enfocó en la fuerte carga tributaria y observó las diferencias en las prioridades de la gestión. La semana próxima retomarán las reuniones con miras a la sesión del lunes 30.

Rody Becchi

El proyecto de presupuesto de gastos y cálculo de recursos para la administración central y el Sistema Integrado de Salud Pública ya se encuentra en estudio en el Concejo Deliberante. En pleno proceso de análisis de los tres tomos, ayer por la mañana el secretario de Economía, Claudio Biset, estuvo en el primer piso de la Municipalidad para defender los lineamientos previstos para el próximo ejercicio.

Acompañado por otros funcionarios del área, mantuvo un intercambio con los concejales de la Comisión de Economía, presidida por María Haydeé Condino (Juntos por el Cambio), en el que brindó explicaciones sobre la distribución de los recursos y respondió inquietudes respecto al aumento de tasas estipulado, con miras al tratamiento de la ordenanza durante la sesión del lunes 30.

Concluido el encuentro, el concejal del Frente de Todos, Juan Arrizabalaga, realizó un primer abordaje sobre el cálculo de recursos, la distribución del gasto y la modificación a la ordenanza fiscal e impositiva.

El edil alertó sobre la falta de relación entre el aumento previsto y la estrategia de la gestión para el primer año del quinto mandato del intendente Miguel Lunghi y enfocó los cuestionamientos en las prioridades que se le asigna a cada área.

“A nosotros nos parece que es una presión tributaria para alivianar las cuentas del Estado y no de la comunidad”, sentenció y alertó que se busca avanzar en un ajuste “muy fuerte” que no muestra “una estrategia integral que diga que con esta presión impositiva y distribución de recursos vamos a lograr determinadas políticas”.

“No queremos ser sólo una ciudad intermedia importante porque Tandil es hermosa pero todos los días es un poco más cara y desigual”, advirtió.

Tras la presencia del equipo de la Secretaría de Economía y Administración, se espera para el lunes un nuevo encuentro con funcionarios del Ejecutivo, posiblemente con el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Gastón Morando, para aclarar cuestiones específicas.

Las objeciones de la oposición

El concejal del Frente de Todos, Juan Arrizabalaga, resumió que la principal objeción gira en torno al aumento de las tasas en un 51 por ciento en promedio anual, la cual se convertirá en una “fuerte presión tributaria” para los ciudadanos que “vienen de cuatro años de crisis económica y social”.

Desde esta perspectiva, consideró que “no es la estrategia adecuada” frente a este contexto y que aporta a la recaudación del Estado pero que “dificulta la vida a la comunidad”, por lo que debería existir otro equilibrio.

Dado que el Presupuesto refleja la visión de la gestión del Intendente, para Arrizabalaga se apunta a la “continuidad” que mantiene sin cambios algunos conceptos.

A más precisiones, repasó los distintos lineamentos contemplados y que, desde la postura de la bancada, no responden a las demandas del contexto actual.

Así, el concejal que asumió el 10 de diciembre pasado consideró que no hay una “intervención estratégica de la política municipal para reactivar la economía, el comercio y el empleo”.

Producción y prioridades

A modo de ejemplo, expuso el caso de los recursos asignados a la Secretaría de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales (exDesarrollo Económico Local), que “tiene un presupuesto sumamente magro para incidir en la reactivación de la economía”.

Si bien aludió a las consideraciones que se contemplan en los tributos que recaen sobre el sector productivo, particularmente la Tasa Unificada de Actividades Económicas, aseguró que la presión tributaria “es muy grande” y “no creemos que contribuya seriamente a una reactivación económica”.

En su repaso sobre los lineamientos contemplados en la previsión del Gobierno para el próximo ejercicio, Arrizabalaga transmitió su preocupación en relación a algunas áreas que “no tienen la jerarquía que deberían tener”, vinculadas particularmente a las políticas habitacionales.

El Presupuesto 2020 tiene “cero pesos para proyectos estratégicos de suelo urbano y vivienda” y si bien reconoció la asignación de recursos para la Secretaría de Obras Públicas no se refleja en “obras de transformación de la trama urbana”.

“Después de 16 años de Gobierno, con un presupuesto en obra pública que se equipara al del sistema de salud pública, debería empezar a pensarse en la transformación de la trama urbana”, ratificó e insistió en la falta de políticas en materia de viviendas.

La defensa del Presupuesto

Por su parte, el titular de la Secretaría de Economía, Claudio Biset, valoró en términos positivos los resultados del encuentro y se mostró conforme al indicar que “todo lo que se planteó se respondió”, a la vez que señaló que los concejales continuarán con el estudio del proyecto con miras a las reuniones con los secretarios. “Estamos totalmente abiertos a responder cualquier inquietud, a explicar lo que haya que explicar, al igual que el resto de los funcionarios del Gabinete”, aseguró.

En primer lugar, reflejó que el principal planteo fue en relación a la carga impositiva, que demandó una explicación sobre el modo en que se aplicará la suba, de manera escalonada y que, el promedio anual será del 51 por ciento.

Ilustró el mecanismo elegido y la progresividad con el objetivo de limitar la carga tributaria de los contribuyentes en el primer semestre del año aplicando un 37 por ciento en el primer trimestre y un 13 por ciento en el segundo.

“Se explicó la metodología, que el aumento de tasas en promedio es del 51 por ciento y que hemos buscado una progresividad equivalente para alivianar la primera parte del 2020”, defendió el funcionario.

También se abordó la previsión de recursos que enviará la Provincia en concepto de coparticipación y la distribución del gasto en las distintas áreas que componen la administración central y el Sistema Integrado de Salud Pública y que reflejan el programa político de la gestión de Miguel Lunghi.

En ese sentido, explicó cuestiones comparativas y se enfocó en la conformación del presupuesto en Salud, una de las inquietudes de los ediles. “Son cuestiones específicas que luego podrán aclarar con cada uno de los secretarios”, resaltó Biset.

En el mismo ámbito de diálogo se planteó que, en caso que se produzcan variaciones ante la eventual aprobación del presupuesto nacional o provincial, “estamos dispuestos a analizar” si resulta necesario efectuar una adecuación de partidas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Tienen que comprender las Autoridades que la presión tributaria es insostenible y en muchos casos impagable.- La solución en épocas de crisis económica, como la actual, es bajar el gasto.- Cuando lo entenderán ???

    • Con todo respeto, coincido contigo que habría que GASTAR MENOS, pero que partida propones RECORTAR… para no tener que ajustar las tasas que por inflación se han deteriorado en su capacidad contributiva…

Deja un comentario