La oposición convocó a atender la demanda de las unidades productivas

Facundo Llano sostuvo que “Tandil no se compone de emprendedorismo y cerveza artesanal, sino también de estos sectores que quieren trabajar”.

El Eco

El proyecto de ordenanza que presentó la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que busca formalizar la labor que llevan adelante las unidades productivas nucleadas en esa organización y transformar planes sociales en trabajo de interés social, ingresó al Concejo Deliberante y sus integrantes ya iniciaron su estudio.

En líneas generales, la iniciativa se basa en tres ejes, ya que promueve la participación de las unidades productivas en la obra pública, al igual que la experiencia de la cooperativa encargada de la limpieza y mantenimiento del arroyo Langueyú; la adquisición de productos elaborados por integrantes de la economía popular; y el apoyo y fortalecimiento de las unidades productivas.

Mientras el expediente está a consideración los concejales que forman parte de la Comisión de Producción, Trabajo y Medio Ambiente, el edil del bloque Justicialista, Facundo Llano, abordó la propuesta y dijo que resulta viable su implementación dado que atenderá a un sector en crecimiento en la ciudad.

Al destacar la idea ante El Eco de Tandil, consideró que resulta “mejor” invertir recursos “en gente que genera trabajo que caer en el asistencialismo o en los subsidios que no generan nada”. Y valoró que representa una cuestión de “política de Estado que tenemos que tener para atender a ese sector”.

“Tandil no se compone únicamente de emprendedorismo y cerveza artesanal, sino también de estos sectores que quieren trabajar y quieren el acompañamiento del Estado”, enfatizó, con tono crítico frente a rubros que recibieron respaldo del Gobierno.

“Atender al sector”

En un abordaje sobre la problemática, Llano aludió a la existencia de “un grupo de tandilenses que genera su propio trabajo” en forma de unidades productivas o cooperativas.

Así, frente a la emergencia nacional y la ordenanza de la economía social como precedente, “pensamos de qué manera se puede ayudar en el orden local” a quienes desarrollan esta actividad “asumiendo la responsabilidad y creyendo que hay que atender a ese sector y buscar una salida”, que apunte a la generación de “su propio trabajo”.

En ese marco el desarrollo apuntó a consolidar la propuesta sobre tres ejes. En primer lugar contempla la posibilidad de efectuar contrataciones de estas unidades por parte del Estado comunal para el “mantenimiento de veredas, de espacios verdes, provisión de mobiliario escolar, confección de las bolsas de tela, y todo lo que pueda generar ese sector”, dándole “prioridad.

Y como argumento, Llano citó las licitaciones desiertas y los “problemas de ejecución de fondos” por fracaso en esos procesos. Con ello “tenemos resueltos dos inconvenientes, del Estado de salir a contratar y de generar trabajo”.

Aclaró que son montos que hacen a “contrataciones directas o a licitaciones privadas” y “no a grandes obras”, ya que los representantes de ese sector “no están en condiciones de proveerlas”.

El segundo punto apunta a la generación de un fondo de fortalecimiento para que las unidades productivas “puedan dar respuesta a estas demandas”, es decir, “comprar maquinaria y tener los lugares en condiciones para prestar un servicio para poder dar respuesta a las obligaciones que asumen”.

Son recursos “similares a otros” mediante los cuales el Municipio financia otros programas, como el Pueda, Emprender, Empleo Joven, entre otros, repasó el concejal del bloque Justicialista.

El último punto alude al “compre cooperativo”, mediante el cual se ofrece una batería de beneficios en cuanto al impacto de las tasas municipales “no solo para aquellos que generen productos y servicios de la economía popular sino para los que se vinculen con esas unidades productivas y los ofrezcan”.

Perspectivas
de avance

En medio de la evaluación de esta iniciativa, Llano compartió su mirada frente a las perspectivas de avance y consideró que resulta “viable y necesaria”.

Y justificó que el sistema de contratación “es practicable” y “se puede implementar rápidamente porque la Ley Orgánica de las Municipalidades lo permite, las leyes nacionales y provinciales que fomentan la asociatividad entre los municipios y los sectores cooperativistas, además no saldría dinero sino que sería una solución para el Estado municipal”.

“Con el mismo dinero con el que sale a contratar y muchas veces no lo logra, estaría dando una ayuda a esos sectores”, planteó.

En cuanto al acompañamiento, especuló que la discusión se centrará en la definición del fondo de fortalecimiento, en cuanto al modo en que se determinará el monto.

El articulado de la propuesta

El proyecto de ordenanza establece, en su artículo primero, la creación del programa de Apoyo, Promoción y Desarrollo de la Economía Popular, Social y Solidaria, en el Partido de Tandil”.

El programa brindará un “acompañamiento integral del Estado Municipal a los sujetos de la economía popular, social y solidaria (Epsys) en las implementaciones de acciones tendientes a generar y sostener el trabajo a través del desarrollo de sus actividades”.

En el tercer artículo hace referencia al régimen de aplicación al señalar que “se determinan las acciones que seguirá el Municipio comprendidas en un régimen especial de vinculación en las contrataciones públicas, creación de fondo en apoyo a la adquisición de bienes y materiales y régimen de promoción y protección para la consolidación en el mercado de productos provenientes de la economía popular, social y solidaria”.

En el siguiente punto desarrolla una serie de ítem que aluden al “apoyo en la ejecución de obras, servicios, provisión de insumos y materiales”, y crea el “régimen especial de contrataciones del Estado municipal y la Epsys”, mediante el cual, “a los fines de la provisión de mano de obra, prestación de servicios, provisión de insumos y materiales, se deberá dar prevalencia en su ejecución, prestación o provisión, a favor de los sujetos de la Economía Social y Solidaria”.

Entre las alternativas cita “el mantenimiento y espacios públicos y/o prestaciones de servicios, bacheo y reparación de veredas, senderos peatonales, remodelación de plazas, refacción integral de edificios públicos, extracción de árboles, desmalezamiento, parquización, mantenimiento de espacios verdes, zanjeo a cielo abierto, rectificación de zanjas, fumigación y desratización, mejoramiento de viviendas, limpieza de sumideros en la planta urbana, recolección diferenciada y reciclado, limpieza de barrios, forestación, obras en escuelas e instituciones, entre otras”.

A su vez comprende la provisión de insumos, materiales, bienes de uso, alimentos, y toda otra adquisición que demande el Estado municipal y pueda ser provista por la Epsys”.

El quinto artículo del proyecto de ordenanza se centra en el “apoyo en la adquisición de bienes y materiales”, para lo cual establece la creación del Fondo Municipal de Apoyo y Fomento de la Economía Popular Social y Solidaria, que tendrá como destino el pago de las erogaciones que se originen por las actividades comprendidas en el acuerdo.
Para ello se designará una partida en el presupuesto municipal como fondos afectados “exclusivamente al cumplimiento de las finalidades establecidas en la presente ordenanza”.

En tanto, el Municipio “destinará recursos para la compra de maquinaria, materiales, herramientas, elementos y/o componentes que demandaran las unidades productivas de la Epsys a los fines de responder a sus necesidades operativas, en brindar una adecuada prestación de los servicios, provisión de insumos, materiales y todo obligación contraída”, y aclara que los beneficiarios “deberán rendir cuentas al Departamento Ejecutivo”.

Luego, en cuanto a la modalidad para la promoción y protección de productos de origen en la Epsys, autoriza al Ejecutivo a establecer un “régimen de exenciones del pago de la Tasa Unificada de Actividades Económicas y/o de las específicas que graven la actividad que se trate”, que será por doce meses.

Para el fomento social “se establece un régimen de bonificaciones en los impuestos y contribuciones de hasta el 50 por ciento a quienes contraten, expendan y/o comercialicen productos y servicios de origen en la Epsys”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario