La UTA decretó un nuevo paro en la empresa Río Paraná por incumplimiento en los pagos

El Eco

En la jornada de ayer nuevamente se hicieron presentes en las oficinas de la empresa Río Paraná miembros de una delegación del Sindicato Unión Tranviarios Automotor (UTA), seccional Mar del Plata, quienes suspendieron todos los servicios programados quedando vigentes solo los que estaban al cierre de esta edición en tránsito.

La gente de la UTA corroboró que se había incumplido con la promesa dada por parte de Mario Morel, titular de la firma, de abonar la totalidad de los sueldos que faltaban.

“No puedo hablar, Mario (Morel) dijo que no tengamos contacto con el periodismo”, fue la escueta frase que soltó uno de los trabajadores al ser consultado sobre qué era lo que estaba ocurriendo.

Cabe señalar que el pasado 9 de marzo se vivió una situación de similares características, cuando desembarcó una comitiva marplatense y decretó el paro de actividad. Tras un día cargado de tensiones, reuniones y llamados telefónicos, la Unión Tranviarios Automotor finalmente aceptó el pedido realizado por la empresa de volver a circular, mientras en paralelo se continuaban con las reuniones teniendo en cuenta la acuciante situación económica por la que atraviesa Río Paraná.

El Eco de Tandil intentó comunicarse con Morel para conocer lo que estaba aconteciendo, pero el responsable de Río Paraná mantuvo la postura que le había comunicado a su personal y no accedió al diálogo con el periodismo.

Sueldos

Hace apenas una semana atrás, uno de los inconvenientes era que el personal había cobrado el 90 por ciento del sueldo, además de lo que todos conocen y que el usuario exige la incorporación de nuevas unidades que reemplacen a varias que actualmente circulan y presentan innumerable cantidad de problemas dejando, en muchas ocasiones, a los usuarios varados en alguna ruta por la que transitan.

En sintonía con el magro presente de la casi centenaria empresa tandilense, hubo nuevos reclamos por parte de la gente y una vez apareció en escena la UTA-Mar del Plata para decretar otro paro de actividades por encontrar entre 10 y 15 sueldos que no fueron abonados en su totalidad.

Hace apenas siete días atrás el sindicato adujo que el paro fue por sueldos impagos de febrero, que no estaban totalmente abonados.

La historia cuenta que la determinación de la UTA Mar del Plata llegó tras el acuerdo sellado con la empresa en febrero pasado, en la dependencia de la cartera laboral bonaerense, que logró destrabar el conflicto y reanudar el servicio luego de arduas negociaciones.

En aquella oportunidad, Morel se comprometió, entre varios puntos, a cambiar la forma y tiempos de pago de los salarios, lo que habría sido incumplido y por ello la decisión del gremio de volver a paralizar la empresa.

Sin embargo, los mismos empleados salieron rápidamente a aclarar que la situación no es tal y que pretenden seguir trabajando. Dejaron entrever además que, al igual que en la anterior ocasión, las verdaderas razones que motivaron el paro no son tales, sino que responden a otros intereses que estarían vinculados a otra empresa transportista interesada en “voltear” a Río Paraná. Apenas unos días después la situación y los actores siguen siendo los mismos.

Problemas

Río Paraná venía atravesando una difícil situación, pero sufrió un gran impacto cuando la empresa Plusmar decidió meterse a competir en la misma ruta, anexándole una parada alternativa para poder cubrir la ciudad de La Plata y luego llegar a Tandil.

A partir de ahí, Morel vio cómo la empresa familiar que tanta ayuda social había brindado quedaba en inferioridad para pelear, ya que cuenta con grandes deudas que le impiden mejorar los coches que disponen. De todas formas un recurso de amparo puso freno a la nueva empresa que había comenzado a operar.

A esta situación se le sumaron los comentarios del usuario habitual, los que no fueron para nada alentadores. Una empresa con muchas deudas, sin posibilidades de tomar créditos y con el pago incompleto de los sueldos a sus empleados provocó esta nueva irrupción por parte de la UTA Mar del Plata, la que nuevamente decretó un nuevo cese en las actividades.

Paro

Según lo que este diario pudo averiguar, todos los servicios de Río Paraná para los distintos destinos están suspendidos. Solo se mantienen en circulación aquellos que coches que ya venían circulando. Desde la Unión Tranviarios Automotor se dispuso que desde las 20 de ayer las unidades no vuelvan a salir hasta nuevo aviso, todo esto por incumplimiento en los pagos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario