Las organizaciones sociales de Tandil se manifestaron reclamando pan y trabajo en el día de San Cayetano

En la fábrica recuperada Ronicevi se llevó a cabo una de las ollas populares organizadas por los movimientos sociales de la ciudad.

El Eco

La CTEP, la CCC, Barrios de Pie y el conjunto de organizaciones que nuclean a las trabajadoras y trabajadores de la Economía Popular, se movilizaron en el día de San Cayetano “en repudio al acuerdo con el FMI y por pan, paz, tierra, techo y trabajo”.

Las actividades comenzaron cerca del mediodía en nueve puntos de la ciudad con ollas populares y actos. En la fábrica recuperada Ronicevi, sita en Falucho 950, más de una treintena de personas se congregaron este martes para participar de la comida colectiva y manifestarse contra las políticas de ajuste que han recrudecido el panorama de los sectores más vulnerables. “El trabajo dignifica”, la mentada frase atravesó los discursos de los oradores y los presentes, como un reguero que se expande y condensa en tres palabras el clamor popular.

Varios referentes sociales hicieron uso de la palabra, entre ellos Florencia Villemur, presidenta de Coopeba Textil y representante de CTEP, que empezó el acto diciendo que “todos sabemos lo que es para nosotros venir a trabajar a nuestra fábrica recuperada hoy en día, en nuestra cooperativa textil. Nos cedieron un espacio para poder trabajar, la fábrica es trabajo y es lucha. El ajuste nos mata a todos, al que tiene trabajo en blanco también pero los más perjudicados somos nosotros, los trabajadores no registrados”.

A su tiempo, Stella Maris “Cacha” Cena, histórica referente social del barrio Las Tunitas, tomó el micrófono para describir la situación que atraviesa su comedor, a la que considera en franco retroceso.  “Necesitamos trabajo urgente. Mi comedor volvió a subir en una capacidad tan tremenda que da miedo, para mi es volver  atrás un montón de años. Volví a hacer recorridos como cuando arranqué en las peores épocas”, recordó.

Las demandas sociales se unieron a la celebración religiosa, renovando el reclamo de paz, pan y trabajo. Luego del acto y la comida, los presentes inauguraron un mural dedicado al sindicalista Saúl Ubaldini en la esquina del edificio, en memoria de la movilización del 7 de agosto de 1981.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario