Los empleados de comercio acordaron un adicional del 10 por ciento de aumento y alcanzan una suba del 25

José Larraburu, secretario adjunto del Sindicato de Empleados de Comercio de Tandil.

El Eco

El martes se firmó la adecuación tarifaria entre el Ministerio Trabajo de la Nación, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). Allí se acoró una suba adicional del 10 por ciento para las paritarias de este año, por lo que el aumento anual para el sector alcanzará un 25 por ciento.

Ese porcentaje se suma al 15 que ya se había firmado en marzo de este año y estaba estipulado que se pagaría en dos cuotas. De estas, la primera fue del 10 por ciento y se pagó en abril, en tanto que la segunda con el cinco restante será otorgada en agosto. Ahora, tras el nuevo acuerdo, se sumaría el porcentaje que les permitirá llegar al 25 por ciento  y se aplicará en tres cupos. El diagrama propuesto es un tres por ciento en agosto, otro monto igual en octubre y el cuatro de remanente en enero del año que viene.

Al ser Comercio el sindicato con mayor cantidad de afiliados del país, el Poder Ejecutivo logró que ese gremio se convirtiera en uno de los primeros en cerrar la paritaria de este año, haciendo uso de la cláusula gatillo. Para lograrlo, volvió a juntarse con las cámaras del sector a fin de poner en práctica la “revisión”.

Según contó el secretario adjunto del Sindicato de Empleados de Comercio de Tandil, José Larraburu, en un primer momento pensaban que iban a llegar a obtener un 20 por ciento más, que era el techo puesto por el Gobierno, sin embargo lograron el 25.

Además detalló que fue el jueves de la semana pasada cuando notificaron al sector que se abrirían las reuniones, las cuales generalmente llevan varios días hasta alcanzar un acuerdo, sin embargo en esta ocasión la Federación con las Cámaras Empresarias lo resolvieron enseguida.

La “cláusula de revisión” que acordaron los mercantiles ya había sido utilizada en la negociación del año pasado, eso fue lo que permitió  un incremento adicional del seis por ciento sellado en enero último, que se abonara en tres cuotas no acumulativas pero con carácter remunerativo.

 

Las empresas pagarán

 

No se trata de un buen momento para el comercio a nivel nacional, y mucho menos para el local, enfatizó Larraburu. En esta línea recordó que se han registrado despidos en el sector, además del cierre de algunas empresas de relevancia para la ciudad.

“Lamentablemente todos los días se acercan trabajadores de pequeños comercios al sindicato contando que la situación está realmente complicada”.

Asimismo reveló que cuando se producen las reuniones paritarias en estas situaciones coyunturales, se da siempre la paradoja de pedir un aumento importante para los comerciales, mientras que después hay que estar atentos a que las empresas lo puedan pagar. “Es una discusión complicada porque si nosotros no tenemos plata para gastar, no podemos hacer que los negocios funcionen”, analizó, además agregó que por suerte esta vez se llegó a un acuerdo rápido y supone que no va a haber problema desde el punto de vista empresarial.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario