Los movimientos populares de Tandil marcharon a la Municipalidad por la unidad de los trabajadores

Cientos de trabajadores de la economía popular de Tandil marcharon ayer, por la mañana, al Municipio, contra el ajuste, los tarifazos y la vuelta del FMI.

El Eco

Trabajadores de la economía popular en Tandil marcharon ayer al Municipio contra el ajuste, los tarifazos y la vuelta del FMI, en sintonía con la “Marcha Federal por Pan y Trabajo” convocada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie, la CCC y otras organizaciones que nuclean al sector, que concluirá hoy en Plaza de Mayo.

La movilización estuvo encabezada por el referente del secretariado nacional de la CTEP y el Movimiento Evita, el tandilense Gildo Onorato, quien llamó a los trabajadores a no bajar los brazos y a seguir empoderando la lucha por la unidad.

En la oportunidad, además del reclamo contra el ajuste, el aumento de las tarifas y el endeudamiento internacional, las organizaciones exigieron el tratamiento de las

cinco leyes impulsadas por la economía popular: la Ley de Emergencia Alimentaria, la Ley de Infraestructura Social, el proyecto de Integración Urbana, la declaración de la Emergencia en Adicciones y la Ley de Acceso a la Tierra.
A ello, se sumó el reclamo particular que viene llevando adelante el sector en el ámbito local por el tratamiento y la aprobación del proyecto de ordenanza para el apoyo, promoción y desarrollo de la Economía Popular, Social y Solidaria.

La marcha

La movilización, que partió a las 10.30 desde avenida España y Rodríguez hasta el Municipio, contó con la presencia de distintas organizaciones sociales, sindicales y políticas, entre ellas, el Movimiento de Trabajadores Excluidos –MTE-, el Movimiento Evita, Patria Grande, la Corriente Clasista y Combativa –CCC-, La Poderosa, las cooperativas de trabajadores El Laurel del arroyo Langueyú y la textil Coopeva, la Mesa Intersindical de Tandil, entre otras.

Participaron además los concejales Rogelio Iparraguirre, María Eugenia Poumé, Darío Méndez, Silvia Nosei y Juan Ariel Risso, del Bloque de Unidad Ciudadana; y Facundo Llano, del Justicialismo, autor del proyecto que impulsa que el Municipio genere empleo a través de contratar a las cooperativas para cumplir con obras y servicios.

“Es la unidad el camino del momento”, afirmó el referente nacional de la CTEP, Gildo Onorato.

Encolumnados detrás de la bandera “Marcha Federal por Pan y Trabajo. Es tiempo de unirnos”, los manifestantes avanzaron por San Martín hasta 9 de Julio, doblaron en Pinto y continuaron hasta Rodríguez, siguieron por esa arteria hasta Belgrano y finalizaron en el Municipio.

Minutos antes del arribo de la columna, una nueva amenaza de bomba en la Escuela Primaria 1 obligó a la comunidad educativa a evacuar el edificio y activar el protocolo de actuación para estos casos.

Una vez en el lugar, los manifestantes se acomodaron con sus banderas alrededor del escenario que habían montado para el acto central. Tras los discursos, bailaron al ritmo de la música, mientras un grupo de trabajadores del sector exponía sus productos en distintos stands que dispusieron en la Plaza Independencia.

“La situación
es muy mala”

Durante el acto, los oradores fueron Esteban Lucero, de la CCC; Natacha Milazzo, del MTE; y Florencia Villemur, de la CTEP; quienes coincidieron en seguir “ganando la calle” en la lucha por los derechos de los trabajadores de la economía popular.

Finalmente, Gildo Onorato tomó el micrófono, emocionado por la importante convocatoria lograda en Tandil, su ciudad natal.

En primer lugar, se dijo orgulloso y agradecido por el esfuerzo que realizan día a día los trabajadores de la economía popular. Recalcó que la organización de la Marcha Federal, que concluirá hoy en Plaza de Mayo, tiene como objetivo “mostrar la Argentina profunda” y expresar “los problemas de los humildes”.

Sostuvo que “la situación es muy mala. En las últimas semanas ha empeorado mucho. Tenemos por delante el ajuste brutal que está anunciando el Gobierno y el acuerdo con el FMI. Está claro quiénes se benefician cuando tenemos los acuerdos con el Fondo, lo hemos dicho y lo seguiremos diciendo. No son los humildes de la Argentina los que compran millones de dólares; son los amigos de Macri, los que gobiernan, los que enfrentamos cotidianamente”.

Por lo tanto, remarcó que “la Marcha Federal tiene como objetivo no solo reclamar y expresar la pelea por nuestros derechos, sino también exigir al Parlamento que se pronuncie inmediatamente porque las cinco propuestas legislativas han sido construidas desde la base y elaboradas por la realidad de los barrios humildes de la Argentina”.

Confirmó que “una de ellas ya está siendo tratada, la Ley de Integración Urbana. Por supuesto que hay que mejorarlas, pero necesitamos que se resuelva ahora. No podemos esperar al cambio de gobierno; los problemas se sufren ahora”.

Construir
la unidad

Frente a ese escenario, Onorato expresó que “es tiempo de unirnos porque no hay posibilidad de enfrentar las políticas económicas de este Gobierno si no nos reconocemos todos como parte de un mismo pueblo. Es la unidad el camino del momento, lo que necesitamos, pero no cualquier unidad, sino con el esfuerzo de las compañeras que vienen marcando el camino todos los días. Queremos esa unidad con el protagonismo de las mujeres”.

Afirmó que es importante también la participación de todos los trabajadores y trabajadoras de la economía popular porque “está claro que hay dos sectores que están dando la pelea con mucha firmeza: las mujeres y los excluidos. Hemos dado pasos muy firmes en la unidad, queremos construirla con los que pelean y para eso los movimientos populares son centrales en lo que viene”.

Además, sumó a la lucha a los pequeños productores agropecuarios, el movimiento obrero, la CGT, la CTA y los trabajadores estatales. “Podemos tener diferencias y matices, cuestionamientos a cierta dirigencia sindical, pero nunca tenemos que olvidar que el movimiento obrero y la clase trabajadora tiene que ser el motor de la reconstrucción del movimiento nacional”, enfatizó.

“Es tiempo
de dar pelea”

Por último, el dirigente nacional de la CTEP aspiró a “lograr la unidad de los partidos políticos progresistas y populares. Necesitamos construir una mayoría para derrotar a Macri, en la calle, en el Congreso y también en las urnas. En función de ello, es tiempo de unirnos. Para ello es la Marcha Federal, que finalmente concluirá en Plaza de Mayo para decirle al presidente Macri que queremos las leyes para la economía popular, pero también que ni se le ocurra vetar la ley de las tarifas porque seguramente la rebelión popular va a ser muy grande. Estoy muy emocionado de estar con todos ustedes acá y está claro que es tiempo de unirnos, de dar pelea y de soñar con que otra Argentina es posible. Fuerza”.

Funcionarios municipales
escucharon las demandas

Finalizado el acto, Gildo Onorato y trabajadores del sector fueron recibidos por autoridades comunales. Por el Departamento Ejecutivo, estuvieron presentes el secretario de Gobierno Oscar Teruggi y el subsecretario de Desarrollo Social Pablo Civalleri. Por el Concejo Deliberante, en tanto, participaron el presidente Juan Pablo Frolik y el concejal del bloque de la UCR-Cambiemos Mario Civalleri.

En la oportunidad, los funcionarios atendieron los reclamos alzados por las organizaciones que marcharon y se pusieron a disposición.

En cuanto al marco normativo, aclararon que aún están analizando el proyecto de ordenanza presentado en diciembre pasado para formalizar el trabajo de las unidades productivas de la CTEP en Tandil y, mientras tanto, garantizaron que seguirán colaborando de manera particular con cada uno de los proyectos impulsados desde el sector.

Florencia Villemur, trabajadora de la cooperativa textil Coopeva, contó que los funcionarios les manifestaron que “están colaborando con los trabajadores de la economía popular, pero están reticentes todavía con el proyecto de ordenanza porque dicen que no hay precedentes en otros municipios”.

Les aseguraron entonces que seguirán colaborando con el sector, pero “sin darle aún un marco legal, sino más bien en forma individual a los proyectos que podamos presentar desde diferentes unidades productivas en las que estamos trabajando. Quedó abierto el diálogo y seguiremos peleando”.

Como cierre de la jornada, los trabajadores también se reunieron con el padre Marcos Picaroni, quien viene apoyando los distintos reclamos alzados desde el sector en la ciudad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario